Carta de Sebastian Coe a la comunidad atlética internacional

Estoy muy satisfecho de que en estas duras circunstancias, que afectan a todo el planeta, vemos la creatividad y resistencia de los pueblos. Desde nuestro staff en Mónaco hasta los miembros de las federaciones atléticas nacionales en 214 países están tratando, día a día, hora tras hora, de mantener sus tareas. Y nuestros atletas que hacen lo que pueden en sus habitaciones y espacios para encontrar inspiración y motivación en videos y tutoriales. Nunca pudimos estar más orgullosos de todos. El espíritu humano de optimismo será el test de nuestro tiempo. Seremos más cooperativos y resistentes, más fuertes y más tolerantes. Más globales, nunca menos”.

Así comienza una carta que el legendario atleta y actual presidente de World Athletics, Sebastian Coe, envió -este viernes 27 marzo- a toda la comunidad atlética internacional, frente al durísimo momento que atraviesan casi todos los países por la pandemia de coronavirus, que ha paralizado -entre otras actividades- a todas las competiciones deportivas.

Coe se refirió al reciente anunció del Gobierno de Japón y el COI, postergando los Juegos Olímpicos Tokio 2021 para 2021: “Es una decisión bienvenida. Es lo que los atletas querías y creemos que permitirá que los deportistas, oficiales y voluntarios reciban el merecido respeto. Ahora el foco está en la salud y preservación de todos, las familias y las comunidades. Y aunque sea duro para el deporte, así debe ser”.

El directivo expresó que “no conocemos la fecha de los Juegos para el 2021 y no podemos especular sobre la decisión que tomarán. Una vez que se anuncie, veremos que impacto tiene sobre nuestro Campeonato Mundial Oregon 2021”.

Ya en el campo específicamente del atletismo, apuntó a estas prioridades:

  • Tratar de que los atletas puedan volver a la competición tan pronto sea posible, cuando estén a salvo. “Haremos lo posible por preservar la temporada al aire libre con sus meetings y otros eventos.
  • Se reveerá el sistema de clasificación para los Juegos para que los atletas puedan conocerlo pronto. Y acordamos que todos los atletas ya clasificados para Tokio 2020 mantienen esa condición.
  • Se reorganizará el calendario global de eventos, por un largo término.
  • “Y continuaremos con la estrategia de hacer crecer el atletismo”.


La prioridad de todos en estos momentos es contener la pandemia, garantizar nuestra salud y permanecer en casa. Pero seguiremos trabajando por el futuro del deporte, de nuestro World Athletics staff, de los miembros de todas lsa federaciones, nuestros atletas y todos nuestros partners. El mundo no será el mismo después de la pandemia. Será diferente. Volveremos a los valroes humanos, a lo básicamente importante, a redifinir nuestros objetivos, a hacer lo que podamos como seres humanos y profesionales” concluyó Coe.

Share on facebookShare on twitterShare on linkedinShare on email

Germán Chiaraviglio y la postergación de Tokio 2020

Germán Chiaraviglio es uno de los máximos referentes del atletismo argentino. Y, como tal, una voz autorizada para exponer sus ideas referida a las postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio para el año que viene.  German Chiaraviglio está viviendo momentos muy duros, en especial por la muerte hace pocos días de su padre Guillermo. Y también, semanas antes, de su compañero de giras Braian Toledo.

En diálogo con «Depo» , Germán se refirió a la suspensión de los Juegos 2020, que anunció esta semana el COI.

«Estoy conforme de que se se hayan postergado los Juegos Olímpicos. Me parecía irresponsable plantear hacerlos en el año 2020, incluso, si esta situación de la pandemia se terminara pronto. Nadie iba a estar en condiciones de llegar bien preparado a Tokio, sea en la fecha que fueren los Juegos. Esto iba a generar que hubiera mucha ventaja y desventaja entre los países y entre los deportes», analizó el garrochista santafesino.

Entre los motivos que esboza para avalar esta postergacion, Germán considera que «me parece atinado pasarlos a 2021 porque va a haber más tiempo para pensar, para organizar, para planificar, y para entrenar y prepararse para esto. Ahora hay que poner el foco en lo importante, que es la salud, en que los atletas se cuiden, se queden en sus casas y que nadie, por tener la obligación de entrenar ahora para un Juego Olímpico, corra riesgos al tener que salir a la calle. No deja de ser una pena la postergación, pero lo primordial es la salud».

Como le ocurre a todos los deportistas de elite, a Chiaraviglio se le complica entrenar, especialmente por la disciplina que ejerce: «Con esta situación era muy difícil poder entrenar porque, dentro de casa, uno sólo puede hacer lo mínimo para mantenerse en forma físicamente, pero no mucho más que eso. Hay deportes que necesitan del contacto, en los deportes de equipo las personas deben estar juntas. El nuestro es un deporte individual, pero tampoco podemos desarrollar nuestra disciplina, que es saltar con garrocha, por lo que era una gran complejidad para nosotros. Ahora, a comportarnos como ciudadanos de a pie y a acatar las órdenes de los que saben».

Además, se refirió a la muerte de Toledo: «Lo de Braian fue muy triste, sorpresivo e inesperado, nos dejó helados a todos. Yo tenía una muy linda relación desde hace años, soy mayor que él pero, junto con otros deportistas, intentamos acompañarlo y ayudarlo, y nos fuimos haciendo amigos. Compartimos muchos viajes y lo conocíamos muy bien. Era una persona súper solidaria y empática con los demás. Con sus orígenes humildes no dejaba de dar una mano y siempre tenía presente a su familia, del cual era un gran sostén. Nos duele mucho su ida, ya que tenía una vida por delante y habíamos hablado muchas veces de Tokio, de que se tenía que recuperar, de que le quedaban incluso otros Juegos Olímpicos».

Para cerrar, el santafesino manifestó que «la verdad fue todo muy triste, lo vamos a extrañar. Ojalá que en Tokio 2021 podamos recordarlo de la mejor manera, representando a Argentina como él lo hacía».

Paula Pareto y el legado de Braian

“¿Un mes ya de la muerte de Braian? Todavía no lo puedo creer. Me cuesta pensar que no está más, que no me lo voy a cruzar más en el Cenard, que ya no voy a verlo ayudando gente, que no podremos ir juntos a los proyectos sociales… Fue terrible. Pasé de no poder creerlo a tener que aceptarlo. Pero, dentro de semejante desgracia, intentó encontrar lo único positivo que puede tener: aprender a vivir cada día, no quejarnos de llenos y continuar ayudando a la gente, como él hubiese querido…”. 

Paula Pareto -campeona olímpica de judo y una de las más grandes deportistas de nuestro país- hace un pequeño alto en su rutina en el Hospital de San Isidro para hablar de sus nuevos ejemplos por estos días. Porque más allá de sus múltiples hazañas deportivas, de la inspiración que genera verla mantenerse como una de las mejores judocas del mundo durante más de una década, la Peque terminó con su cuarentena obligatoria luego de viajar a Europa para competir en un torneo (que no disputó), se puso el delantal y se alistó para ir al frente contra el Coronavirus.

También donó sangre -algo que no había hecho en su vida por ser atleta de alto rendimiento- y, como si fuera poco, anunció que seguirá con los proyectos sociales que tenía Toledo, su amigo y colega fallecido el 27 de febrero. “Es lo que él hubiese querido. Sé que no le voy a llegar ni a los talones, porque su compromiso era total. Pero al menos quiero ayudar. Ya acordamos con la empresa Saint Gobain para tomar la posta de sus proyectos en el programa Huella. Hablé con Graciela del merendero Los Pepitos en Merlo y voy a seguir lo que empezó en la sociedad de fomento en Florencio Varela. Porque, además, es lo que quiere la familia de Braian. Su madre y hermanos saben que es lo que a él lo hacía feliz”, explica la doctora y deportista.

Pareto y Toledo fueron, hace hasta un mes, compañeros de ese programa solidario que está por cumplir diez años, “dejando una huella en la sociedad que perdure en el tiempo”. Huella Saint Gobain nuclea a varios embajadores, la mayoría atletas olímpicos, que eligen un lugar a refaccionar y luego va la empresa y mejora la infraestructura con sus materiales. Justamente, hace cuatro meses, durante la recuperación de la lesión de Braian, ambos fueron juntos al merendero de Merlo que da de comer a 120 chicos. “Fue emocionante, como cada vez que visitamos estos lugares que tanto necesitan. Poder aportar nuestro granito de arena siempre es especial. Se ha convertido en una debilidad”, asegura Paulita, que en sus casi nueve años en el programa ha ayudado a clubes (gym de judo en Victoriano Arenas) y comedores, como uno en General Pacheco que alimenta a 200 chicos en situaciones de extrema vulnerabilidad. Ahora se pondrá al hombro el mejoramiento de esta sociedad de fomento que funciona como soporte de las otras instituciones educativas del barrio La Rotonda.

Allí se realizan diferentes actividades recreativas (hóckey, boxeo y karate, entre otras) y de contención. Un predio muy grande, con muchas necesidades, que empezó a funcionar casi sin nada de infraestructura y hoy está en pleno crecimiento.

-Todo en honor a Braian. Qué lindo, ¿no?
-Y claro, si era una persona única, maravillosa en todo sentido, de otro mundo. Alguien que realmente hizo sacrificios extremos, pero se mantuvo con la mentalidad y la humildad para alcanzar sus metas. Por eso no tengo más que palabras de admiración. Cuando lo cruzaba, se lo decía. Y él me decía que me admiraba a mí. Qué loco, ¿no? Hablábamos mucho, era muy cálido, siempre queriendo saber cómo estaba tu familia, lo verdaderamente importante… Por eso era diferente. Y por eso su legado va mucho más allá de lo genio que era como deportista.

-¿Pudiste encontrar alguna explicación a lo que pasó? ¿Tenés alguna teoría, espiritual, lo que sea, o a estas cosas no se le encuentran explicaciones?
-No entra en ningún razonamiento. Yo prefiero no hacerme ninguna pregunta. Me quedó con la único positivo que pueda haber, el nunca saber cuál será nuestro último día. Algo así nos hace entender la importancia de aprovechar cada día, a quienes nos aman y no quejarnos de llenos… Te hace valorar todo, incluso un poco más. Lo intento tomar para ese lado, aunque igual es muy duro.

-Y lo más duro es que le pasó a él, que vivía pensando en ayudar al otro.
-Sí, tenía la permanente necesidad de ayudar, a cualquier día y hora, como cuentan a quienes ayudó. Lo llevaba en el alma, seguramente por su historia. Por eso Braian era inspirador en todo sentido, porque a la ayuda se sumaba lo que era como ejemplo de superación. Imaginate que, con todo lo que sufrió, tenía la excusa de dedicarse a otra cosa, a drogarse o robar, lo que fuera. Pero no. Nos deja la enseñanza que no importa donde nazcas, en qué contexto. Se puede, con valores y dedicación. Por suerte, él y nosotros encontramos a Saint Gobain, que desde hace años nos ayuda a ayudar. Sin la empresa sería imposible. Yo lo digo claramente: sola no podría hacerlo.

-¿Siempre fuiste así, de querer ayudar o se te despertó más de grande? Quizás ahora es más visible por las redes sociales.
-El que me conoce sabe que siempre fui así. Ahora, con las redes, se ve más lo que uno siente y cómo actúa. Pero toda la vida me gustó pensar en el otro, colaborar y trabajar en equipo. Y creo que en estos momentos es todavía más importante, ser solidario. Esta pandemia, puntualmente, nos da oportunidades de hacer cosas, de poner el pecho y ayudar a las autoridades. Y, además, por otro lado, están las personas como Braian que nos marcan el camino…

A los 34 años, Pareto dice y hace. Y por ambas cosas, además de su éxito deportivo, se ha convertido en referente. Hace 20 días viajó a Rusia para un torneo importante (Grand Slam), que le permitiría regresar tras la operación en sus cervicales, pero la Federación lo canceló por el virus y debió volver sin nada. “No fue gran cosa, nada grave. Yo siempre soy de pensar que las cosas pasan por algo, así que no lo tomé con calma y por suerte no estuve expuesta como millones en Europa. Rusia es uno de los países con menos riesgo, estuve casi siempre en el hotel, luego la escala fue en Holanda –país con pocos contagios- y en los aeropuertos estuvimos muy poco. Sabía que no tenía el virus, pero hice la cuarentena como correspondía. Por mí y por los otros”, explica.

-¿Cómo es una cuarentena para alguien tan intensa, que usa casi todas las horas del día? Por tus redes te vimos creando ejercicios, entrenando igual, haciendo de todo…
-Sí, no la sufrí para nada. Aproveché para hacer otras cosas, disfruté la casa y me entrené igual, en doble turno. Me puse al día para ordenar, limpiar a fondo, leer libros recomendados, actualizarme con estudios de medicina, hacer meditación y reencontrarme conmigo misma. Me organizaba como habitualmente hago: a tal hora limpiaba, a tal leía y así con todo. También comí sano, que es algo que habitualmente no puedo hacer en el hospi. Los 14 días se me pasaron rápido.

-Terminó la cuarentena y te fuiste al hospital. ¿Con miedo, con ganas? Contame del regreso.
-Con ganas. Es lo que elegí, me gusta mucho. Y tampoco es que los traumatólogos estamos en el frente de batalla, como los médicos clínicos. Pero me gusta ayudar a los colegas, además en el hospi hay mucha prevención. Nos preparamos para lo peor, me parece lo más lógico. Pero ojalá, como pienso yo, la curva de contagio no sea tan grande y no colapse el sistema de salud.

-¿No te da miedo el contagio? Más que nada teniendo en cuenta que sos atleta de alto rendimiento y dicen que, si te toca, puede dejarte alguna secuela.
-El miedo no entra en mí. Primero que hay medidas de prevención y segundo que en el abc de los médicos está que no hay que tener miedo ni entrar en pánico. Sé que hay médicos y personal de la salud que renunciaron a sus puestos por esa pandemia, pero a mí me encanta el servicio. Siempre dije que quería estar en la Cruz Roja y en Médicos Sin Fronteras, atender donde más se necesite, aunque todavía no lo pude hacer por el tema deportivo. Pero la vocación está, el miedo no.

-¿Qué sentís cada día, a las 21 horas, cuando todo el mundo aplaude al personal de la salud, vos incluida? ¿Te emociona?
-Está bueno el reconocimiento. Pero no debería ser sólo para el personal de salud. Hay muchos héroes anónimos que están en la calle, con riesgos. Y está la gente, los millones de argentinos que cumplen con la cuarentena pese a todo. Por eso no creo que los médicos seamos héroes. Sólo hacemos nuestro trabajo. El aplauso debería ser para todos. Cada uno está haciendo lo suyo desde su rol. Es el momento de que seamos un gran equipo, que cada uno entienda este momento para hacer lo que nunca hicimos. Yo, por ejemplo, doné sangre, algo que nunca había hecho. Hoy tenemos tiempo y podemos ayudar. Ojalá todo esto nos sirva de algo.

-En medio de todo esto recibiste el golpe de la suspensión de Tokio 2020. ¿Cómo te pegó? Porque tenés 34 años y estos podrían ser tus últimos Juegos. ¿Vas a bancar hasta 2021?
-Se veía venir, aunque fue un golpe. Lo tomo con paciencia. Creo que la clave será lo psicológico: cómo lo afronto, porque quedaban cuatro meses y ahora son 15. Pero bueno, es así, hay que enfrentar la realidad, es lo que nos toca. Debo estar tranquila y ver cómo se sigue, sobre todo la clasificación. Si se respeta lo anterior, el ránking de los últimos dos años, yo estoy en un 90% adentro y así será más fácil. El tema si son los dos años del 2021 para atrás.. Lo único bueno de todo esto es que tendré más tiempo para volver al ruedo, tras la operación.

Pareto se despide. La llaman del servicio, debe seguir con su rutina. Como una más. Como le gusta a ella. Como le gustaba a Braian. Idolos silenciosos. Día tras día. En el deporte y afuera.

Belén Casetta, desde Etiopía a Sao Paulo

Por EZEQUIEL BRAHIM / Diario La Nación

«De los 15 argentinos que volamos solo tres pudimos salir, los que no cumplían con los requisitos se quedaban allá, sin saber hasta cuándo. La gente a los gritos, llorando, no sabés lo que fue, un caos total». Así relata Belén Casetta su vertiginosa salida de África , con barbijo, lentes y guantes, a través de la cámara de su celular. La atleta de pista con mayor proyección internacional del país, dueña del récord sudamericano de 3000 metros con obstáculos, gran candidata a darle batalla a las mejores del planeta en Tokio 2020 , llevaba un mes de preparación en la cuna de los campeones olímpicos, en Iten, Kenia, cuando el coronavirus se abrió al mundo y cerró las fronteras. Belén intentó correr más rápido que la pandemia, pero esta vez no pudo llegar primera y ahora está, sin saber hasta cuando, varada a mitad de camino.

El mensaje de Belén Casetta, la mejor atleta argentina: «Con tal de no contagiar, me quedo» –

<

Hace poco más de un mes, el mundo era otro. El 23 de febrero Casetta (25 años) despegaba de Ezeiza rumbo a Kenia, con la valija llena de zapatillas y sueños olímpicos. «Cuando me fui, al coronavirus lo tomábamos como una joda, en Kenia también era un tema liviano», reconoce la única argentina que se clasificó a una final mundial en pista. Su viaje de más de 10.000 kilómetros era la planificación ideal para uno de los años más importantes de su vida deportiva. Pensaba entrenarse un mes y medio por encima de 2000 metros sobre el nivel del mar, junto con los mejores del mundo, para luego participar en el Iberoamericano de Tenerife, algunas competencias más en Europa y volver a Kenia a seguir puliendo su cuerpo con destino a Tokio. Aunque el destino quiso otro viaje.

Casetta había planificado un raid de entrenamientos entre África y Europa. La pandema de coronavirus canceló su programación
Casetta había planificado un raid de entrenamientos entre África y Europa. La pandema de coronavirus canceló su programación Crédito: Twitter

«La orden de volver me la dieron ellos», explica Casetta a LA NACION en referencia a los tres entes que cubrieron su preparación, el Enard, la Secretaría de Deportes y la CADA. «Yo iba a volver en abril, pero me dijeron que si cerraban el aeropuerto podía tener que quedarme un par de meses en Kenia, y ahí el sistema de salud que tienen no es el mejor. Si me pasaba algo allá, estaba al horno», grafica Belén. Así empezó la carrera contra el virus. Un vuelo desde Nairobi (Kenia) hasta Adís Abeba (Etiopía). «En ese avión nos hicieron sentar separados, pero las medidas de precaución venían bastante prolijas». Ya en el aeropuerto de Etiopía, la situación se volvió más crítica.Si me tengo que quedar acá 15 o 20 días no tengo problemas, con tal de no contagiar a nadieBelén Casetta

Ella fue una de los únicos tres argentinos que pudieron salir de Etiopía en ese vuelo al cumplir el intenso interrogatorio de las autoridades, otros doce quedaron varados. «De Adís Abeba a San Pablo ya iba lleno, con un montón de argentinos con ganas de regresar. Aunque mucha gente sin barbijo ni guantes, fue un caos», cuenta la atleta que representó a la Argentina en Río 2016 . Atrás dejaba un continente que aún es el menos golpeado por la pandemia. Al momento de despegar, Kenia presentaba tres infectados y cinco pacientes en observación y su gobierno parecía anticiparse al resto del mundo: «Tomaremos la acción más severa contra cualquier persona que viole las pautas dadas por el Ministerio de Salud y ponga en peligros a otro kenianos», advertía hace tres días Uhuru Kenyatta, el presidente de Kenia. Y estaba cumpliendo. Pero para Belén, ya sobre el Atlántico, aún faltaba lo peor.

Corriendo en Kenia: Casetta se preparaba para los Juegos Olímpicos de Tokio cuando el coronavirus canceló sus planes
Corriendo en Kenia: Casetta se preparaba para los Juegos Olímpicos de Tokio cuando el coronavirus canceló sus planes Crédito: Twitter

Su vuelo en Ethiopian Airlines era desviado a diez mil metros de altura. No llegaría nunca a Argentina y aterrizaría en Brasil. «El aeropuerto de San Pablo estaba lleno de gente sin el más mínimo cuidado», describe Belén. «En el camino al hotel se veía de todo, como si no pasara nada. Mucha circulación, todos los negocios abiertos y temo que en América del Sur pase como en Europa», agrega. Y allí está Belén, en San Pablo ahora.

La grandeza de pensar en los otros

Mientras los entes que se hacen cargo de la preparación olímpica de Casetta buscan alguna forma de hacer regresar a su atleta, ella entiende la situación: «En los lugares que aparezcan, la prioridad la tienen los mayores, lo cual está muy bien, son los más expuestos. Si me tengo que quedar acá 15 o 20 días no tengo problemas, con tal de no contagiar a nadie».

También para evitar el contagio, el coronavirus logró lo que en más de un siglo de existencia solo habían conseguido dos guerras mundiales: en este caso no es la suspensión, sino la postergación de los Juegos Olímpicos . «África está en el comienzo de la propagación del virus, y la OMS dijo hace un par de horas que el continente tiene que prepararse para lo peor», declaró el presidente de COI, Thomas Bach, en la misma conferencia que anunciaba el aplazamiento de los Juegos para 2021.

Casettan en los Panamericanos de Lima 2019
Casettan en los Panamericanos de Lima 2019 Fuente: AFP

«Me parece perfecto -añade Belén-, yo no sé si el año que viene voy a tener el Mundial [de atletismo, se celebra en años impares y esta medida altera el calendario], pero estoy conforme con la decisión», analiza y ve el vaso medio lleno «Incluso, te diría que me favorece: tendré más tiempo para entrenarme. Aunque ahora es el momento de pensar en la salud».

Dos mil kilómetros la separan de su hogar en Mar del Plata y lleva un mes lejos de casa. «Siempre, lo que más se extraña es la familia», detalla Belén. «Pero ahora, también, mi cama, mi almohada, mi patio, mis perros y mi gatito», agrega. Mientras, no pierde el tiempo en San Pablo: ya tiene el material online para estudiar (está en segundo año de derecho) y «entrenaré en el hotel. He visto un montón de gente entrenando dentro de sus casas, ahora lo voy a estar viviendo yo».

Casetta ganó el Olimpia de Plata 2019
Casetta ganó el Olimpia de Plata 2019 Fuente: AFP

Así también lo entiende Leonardo Malgor, su guía: «Mi recomendación para Belén es que haga todo el ejercicio posible, no es bueno para ella ni para nadie quedarse quieto estando encerrado. Ni siquiera para los que están cumpliendo una condena». Malgor, entrenador de múltiples atletas olímpicos, habla con conocimiento de causa: durante cuatro años dirigió un grupo de running dentro del presidio de Batán.

Desde que los deportistas argentinos empezaron a entrenarse como podían por la cuarentena, Belén colaboró a través de su Instagram con ejercicios y motivación. «Seguiré ayudando a la gente con ideas de cómo llevar adelante el encierro con actividad«, asegura desde San Pablo, mientras espera que el mundo, vuelva a girar.

El recuerdo del atletismo argentino en Tokio 64

Ahora que Tokio es sólo una ilusión olímpica que se prolonga por otro año para la actual generación deportiva –y que también Tokio hace 80 años fue otra ilusión, pero evaporada en términos de Juegos- vale recordar que la capital japonesa sí albergó la cita olímpica en 1964, convirtiéndose así en la primera capital asiática en hacerlo. Y en aquellos Juegos el atletismo argentino estuvo presente con seis destacados valores, aunque sin la oportunidad de incursionar en las luchas mayores.

            Dos de los más grandes atletas de nuestro historial, Osvaldo Suárez y Juan Carlos Dyrzka, (FOTO) encabezaban el plantel. Suárez, múltiple recordman sudamericano en pruebas que iban desde los 3.000 llanos hasta el maratón y múltiple laureado en competiciones internacionales, volvía a intentar su suerte en la distancia máxima, tras el noveno puesto en Roma (1960) con su mejor marca de 2h21m27s. Meses antes de los Juegos participó por segunda vez en el maratón de Boston, ocupando el 8° lugar con 2h27m51s. Sin embargo, no llegó en las mejores condiciones físicas y tuvo que abandonar en los Juegos por dolores abdominales a la altura del kilómetro 30.

            Ese maratón olímpico marcó la  definitiva consagración del etíope Abebe Bikila quien, tras su victoria en Roma cuando aún corría descalzó, se convirtió en el primero del historial (luego lo emularía Waldemar Cierpinski) en mantener el oro en esa distancia. Y con sabor a verdadera hazaña, ya que lo habían operado de apendicitis apenas dos meses antes. Bikila, de paso, pulverizó el récord mundial –por entonces se denominaba “mejor marca” con 2h12m12s, aventajando por más de cuatro minutos al británico Hatley (2h16m20s), quedando el bronce para el local Tsuburaya.

            Dyrzka concentraba importantes esperanzas en esos Juegos. Había sido el gran deportista argentino del 63 cuando conquistó el oro panamericano en Sao Paulo y, en su primera incursión a Tokio, logró la competencia Preolímpica. Sin embargo, en los Juegos –según nos contaría mucho después- pagó un precio duro: el de su falta de fogueo internacional (“llegué sin competencias, en esa época no teníamos la oportunidad de hacerlas”). Tras una auspiciosa serie en la que marcó 51s17, se quedó en los tacos de salida de su semifinal y, una vez que pudo arrancar, no encontró nunca el ritmo. Fue octavo con 53s1 manual, sin posibilidad de acceder a la prueba decisiva, en la que el estadounidense Warren Cawley, con 49s6, se llevó la medalla de oro.

            Dyrzka, pese a esa decepción, también decidió participar en otras de sus pruebas habituales: los 400 llanos (6° en su serie con 48s3) y en los 110 metros vallas (7° en la serie con 15s2).

            Tal vez, el desempeño más lucido de ese equipo argentino le correspondió a la posta femenina 4×100. Si bien no accedió a la final (quedó quinta en su serie con 46s.76), el equipo integrado por Margarita Formeiro, Susana Ritchie, Mabel Farina y Alicia Kaufmanas estableció el récord sudamericano, que recién pudo ser mejorado por otro equipo argentino con 44s90, once años después en los Panamericanos de México (y que todavía hoy, a 45 años, se mantiene como tope nacional).

            Ese relevo se había formado a lo largo de la temporada, precedido por los 46s9 manuales que Formeiro, Farina y Kaufmanas –junto a “Mili” Dyrzka”- habían logrado el 3 de mayo en Santiago de Chile.

            La incorporación de Ritchie, una atleta de 19 años procedente de esa magnífica cantera que fue la Agrupación Atlética Aconcagua, fortaleció el relevo.

            El 16 de agosto en Buenos Aires, durante uno de los últimos tests preolímpicos, Ritchie marcó 12s0 en la serie de los 100 llanos, igualando el tope nacional que Leonor Celi había fijado en 1939 y que Alicia Kaufmanas recién había igualado en Santa Fe, su ciudad, a principios de la temporada de 1964. La final del test preolímpico fue una de las grandes carreras de la época: Ritchie batió el récord argentino con 11s8 y Kaufmanas y Formeiro, ambas con 11s9, también estuvieron debajo del tope.

            Ritchie, además, exhibió su poderío sobre 200 llanos a las pocas semanas (13 de septiembre) igualando el récord argentino con 24s8.

            Formeiro procedía de La Plata, al igual de Mabel Farina, cuya especialidad era el salto en largo. Y había tenido su día de esplendor (su pasaporte a Tokio) el 12 de abril en Buenos Aires al convertirse en la primera saltarina sudamericana en pasar los 6 metros en largo: con 6.17 mejoró el récord de 5.97, en poder de Kaufmanas desde el 4 de abril. El récord nacional de Farina recién pudo ser mejorado por otra platense, Araceli Bruschini, en 1981 (mientras que Kaufmanas se había aproximado con sus 6.15, también en Santa Fe).

            En los Juegos de Tokio, además de esa labor en los relevos, las chicas también tuvieron su oportunidad individual: Formeiro quedó 7ª. en su serie de 100 metros con 12s20 y Ritchie, quinta en  la suya de 200 con 24s9, con viento a favor. También hubo viento a favor en la clasificación del salto en largo, donde Farina ocupó el 26° lugar con 5.57 y Kaufmanas, el 30° con 5.29.

            Aquellos Juegos de  Tokio tuvieron, en su fase atlética, a Estados Unidos como el país dominante, duplicando la cosecha de sus archirrivales soviéticos, mientras Alemania competía unificada –luego lo haría separada hasta casi tres décadas más tarde- para quedar en el tercer lugar.

            Además del ya mencionado Abebe Bikila, Tokio vio en acción a muchos de los nombres que se convertirían en leyendas del atletismo mundial. Como el velocista estadounidense Bob Hayes quien arrasó en los 100 metros llanos pero, sobre todo, produjo una actuación notable como último relevista de la 4×100: recibió el testimonio en la quinta posición y trepó hasta la medalla de oro. En esa prueba, por segunda vez consecutiva, Venezuela consiguió instalarse en la final, pese a no contar con su astro Horacio Estéves: venía de igualar el récord del mundo (10s.0 manuales) en Caracas y una lesión le privó de participar en Tokio. Arquímedes Herrera, Lloyd Murad, Rafael Romero y Hortensio Fusil igualmente llevaron a Venezuela hasta el 6° puesto con 39s.53.

            El atletismo de Estados Unidos también aportó la sorpresa de Bill Mills en los 10 mil metros, relegando al tercer lugar al múltiple recordman mundial de fondo, el australiano Ron Clarke (un hombre que pese a su abrumador dominio en las tablas, nunca pudo disfrutar del oro olímpico). Y otro norteamericano,  Fred Hansen con 5,10 m., ganó el salto con garrocha, en la época que aparecían los instrumentos de fibra de vidrio. También entre los puntales USA estaba el increíble lanzador Al Oerter, quien venía de sus victorias en el lanzamiento del disco de 1956 y 1960. Ahora, el podio estaba en duda por una lesión lumbar que le obligaba a llevar un collar ortopédico. Cuando el podio se le escapaba, Oerter arrojó el collar con furia y disparó el disco hasta los 61 metros, aventajando al checo Ludvik Danek (60.52) en un épico concurso.

            Entre los más grandes atletas de Tokio apareció nuevamente el mediofondista Peter Snell, haciendo doblete con total contundencia en 800 y 1.500. Snell, esa celebridad del atletismo de pista, falleció hace pocas semanas en Texas dejando un maravilloso legado por su calidad, sus sistemas de entrenamiento y su personalidad.

            El atletismo británico mantuvo su acostumbrada presencia, esta vez con los vencedores del salto en largo: Lynn Davies entre los hombres –superando a los favoritos Ralph Boston e Igor Ter-Ovanesian- en difíciles condiciones climáticas y Mary Rand entre las damas.

            La invencible rumana Iolanda Balas se llevó el salto en alto con 1.90 m, prueba en la que la brasileña Aida dos Santos, casi inexperta y solitaria, escaló hasta el cuarto lugar con 1.74 m. Fue la mejor actuación de una dama del atletismo brasileño hasta los gloriosos y recientes tiempos de Maurren Higa, Fabiana Murer, los relevos o Erica Rocha de Sena.

            La australiana Betty Cuthbert fue la campeona de los 400 metros llanos, totalizando así siete medallas (cuatro doradas) en sus tres participaciones olímpicas que se habían iniciado ocho años antes.

            Y otros nombres para recordar son los de los puntales de la URSS: Tamara Press con sus tres títulos (bala, disco y pentathlon) y Valery Brunel, uno de los mejores saltarines de alto de todos los tiempos, dueño de una técnica exquisita en el estilo ventral y que había llevado el récord del mundo a 2,28 m. La final de alto en Tokio fue un concurso de nervios entre el propio Brumel y su clásico rival, el estadounidense John Thomas, decantado por intentos a favor del soviético.

            Cuando pasen los nefastos tiempos de la pandemia de coronavirus, vuelva a brillar el sol y el Tokio olímpico asome una vez más en el horizonte de las generaciones actuales, también habrá un recuerdo para estos nombres.

El mensaje de Marcela Gómez por los Juegos de Tokio

A fines de febrero, en Sevilla, la atleta argentina Marcela Cristina Gómez batió el récord nacional de maratón que tenía más de dos décadas de vigencia y consiguió la marca mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio. Una verdadera hazaña y que le permite junto a los también maratonistas Joaquín Arbe y Eulalio Muñoz ser los atletas argentinos que ya cuentan con esos índices. Con motivo de la postergación de los Juegos, Marcela envió este mensaje a través de Facebook:

«Hace exactamente un mes completaba la @maratondesevilla prueba en la cual no solo conseguí quebrar uno de los récords mas antiguos de mi país, sino también conseguí la marca mínima exigida por la @worldathletics para poder representar a mi país en la próxima cita olímpica #tokio2020
Trabaje muy duro y con mucha convicción para conseguir esa marca que me acerque al sueño de todo atleta: estar en los JUEGOS Olímpicos. Y Y hoy exactamente un mes después de conseguir mi clasificación, el sueño de los Juegos es en lo ultimo que estamos pensando, el pensamiento ahora es de empatía solidaridad y cuidado, y en medio de todo esto una noticia sensata LOS JUEGOS SE POSTERGAN. #cuidémonosentretodos para que todos no reencontremos y no sintamos falta de nadie cuando esto pase»

Bianca Montiel, una argentina y sus impresiones desde EE.UU.

Diario La Reforma / La Pampa

La atleta santarroseña Bianca Montiel se suma a la lista de pampeanos que decidieron migrar al exterior en busca de crecimiento. El año pasado partió rumbo a Estados Unidos becada por la Universidad del Sur de Mississipi (Southern Miss) para estudiar y representar a la institución en competencias atléticas de todo el país del norte.

Bianca, integrante del equipo deportivo de la Universidad “Águilas Doradas del Sur de Mississippi” se comunicó a través de su red social, Facebook, y contó cómo está viviendo la pandemia que invade a nivel mundial, COVID-19. “Si bien en Estados Unidos la situación esta complicada por el coronavirus, en el Estado dónde yo me encuentro la cosa no está tan mal. Además el Campus Universitario aislado de lo que es el resto del movimiento social por lo tanto nos sentimos bastante protegidos en ese aspecto en cuanto a evitar el contagio”.

«Algo que se está haciendo que me parece súper bueno, aquí donde yo estoy, en el Estado de Mississippi, se están tomando medidas preventivas para evitar el contagio y la exposición sobre todo en la gente que está en las Universidades ya que podemos llevar el virus a muchísimas partes del mundo«

Aprovechó la oportunidad para agradecer la contención que está recibiendo desde la Universidad a través de todo su equipo de trabajo.

“Quiero agradecer al Centro Internacional y al Departamento Atlético de la Universidad, a los entrenadores, al cuerpo médico, quienes no nos dejan solos en ningún momento, se están preocupando de todo. Además nos informan en todo momento por lo tanto nosotros estamos al tanto de todo lo que está pasando en nuestros alrededores y en el resto del mundo”.

Argentina en el Mundo

Antes de finalizar su discurso y enviar un mensaje alentador a su provincia, Bianca resaltó que el accionar de Argentina ante la pandemia del coronavirus es utilizado como ejemplo de lo que hay que hacer. “Como Argentina, quiero contarles que me llena de orgullo que nuestro país esté siendo tomado como ejemplo. Acá llegan noticias de diferentes lados del mundo entre ellos Argentina y lo que se dice que en nuestro país se tomaron medidas a tiempo. Que se han tomado muchas medidas preventivas y por eso no sufrió y sufre el contagio masivo como en otras partes del mundo y eso es algo que se puede comprobar mirando las estadísticas”.

“Me alegro muchísimo que la gente se haya unido para colaborar y para prevenir el contagio” y cerró “Todos podemos ser parte por esto. Cada uno desde el rinconcito en que el estemos podemos colaborar haciendo que el virus no se siga esparciendo y lo podemos hacer con el simple hecho de quedarnos en casa”.

También se suspende el Mundial u20 en Nairobi

A la postergación de los Juegos Olímpicos de Tokio para 2021, así como de los Campeonatos Mundiales de Pista Cubierta (Nanjing) y Campeonato Mundial de Medio Maratón (pasó para el 17 de octubre en Gdynia), y de la Copa Mundial de Marcha en Belarús (aún sin fecha), este martes 24 de marzo World Athletics también comunicó la suspensión de otro de los grandes eventos de esta temporada, debido a la pandemia de coronavirus: el Campeonato Mundial u20, que se había programado para el 7 al 12 de julio en Nairobi.

La decisión se tomó en acuerdo con el gobierno de Kenia y se estudiarán nuevas fechas para su realización.

“La situación mundial comprometería seriamente el evento y restringe la posibilidad de viajes”, señala el comunicado de W.A. que también resalta la consideración por “la salud de los atletas, oficiales y espectadores”.

La organización atlética mundial “agradece sinceramente el Presidente Uhuru Keynatta, de Kenya, y su administración pro el apoyo para la planificación del evento” y se trabajará “junto al Comité Organizador local para nuevas fechas que, esperamos, anunciar en las próximas semanas”.

El aplazamiento de Tokio y la historia de las cancelaciones olímpicas

DIARIO CLARIN / Por LUIS VINKER

esde su restauración moderna en 1896, cuando los Juegos Olímpicos​ volvieron a la cuna –Grecia– su tradición de “cada cuatro años” como indica el término Olimpiada se cumplió casi religiosamente, más allá de los contratiempos políticos, históricos y sociales. Solamente el estallido de las dos Guerras Mundiales obligó a su cancelación. Y es ahora un drama humanitario, una pandemia como el coronavirus, que obliga a una medida sin precedentes: el aplazamiento. Algo a lo que el COI se resistió hasta último minuto pero que, más allá del gigantesco agujero financiero en la organización, no admitía más discusiones.

Desde que avanzó la pandemia por todo el mundo, se suspendieron todas las competiciones deportivas internacionales, casi todos los atletas tuvieron sus detener su preparación (justamente en uno de sus momentos claves, del armado de su base física hacia los Juegos). Y en muchos deportes, ni siquiera se había completado la fase de clasificación, por lo que no había oportunidad de tener un sistema justo de participación.

Coronavirus: los Juegos Olímpicos de Tokio se suspendieron hasta 2021 tras el pedido del gobierno japonés

Con una inversión de 40 mil millones de dólares en la organización de los Juegos, el impacto de este año sobre Japón podría llegar al 1,5% de su PBI, mientras que entre su gobierno y el COI ​tendrán que ver cómo atenuar otras pérdidas (o reorientarlas): 2.700 millones de dólares de ingresos por derechos de TV, 800 millones por venta de entradas y una cifra aún no definida, pero igualmente notable, por patrocinios.

La leyenda indica que en la época antigua –aquella que había surgido en el 776aC- los Juegos no se detenían siguiera durante las guerras. Al contrario, se detenían las guerras para celebrar los Juegos. Una visión un tanto romántica, no fue tanto así. Pero el emperador romano Teodosio, convertido al cristianismo, ya en el 339 de nuestra era abolió “esa costumbre pagana” de los Juegos Olímpicos y su sucesor, Teodosio II, fue todavía más lejos: ordenó destruir las construcciones de Olympia.

Pasarían más de 1.500 años y un mundo completamente distinto se preparó para celebrar al deporte. El impulso del Barón Pierre de Coubertin, el renacimiento griego –después de independizarse del imperio Turco- y el florecimiento de las actividades deportivas en los círculos universitarios, fueron los pilares.

Una asamblea en la Sorbona, París, en 1894 con el Barón de Coubertin como secretario y el líder griego Dimitrios Vikelas como presidente designó a Atenas para la sede de los primeros Juegos modernos, celebrados entre el 25 de marzo y 3 de abril de 1896. El filantropista George Averoff fue el artífice del Estadio Panathinaikos, sobre las ruinas del antiguo estadio de Herodes y recibieron recibió a 311 atletas de trece países en esa edición inaugural. Los griegos cosecharon 47 medallas, entre ellas la de la prueba por antonomasia entre las clásicas, el maratón, ganado por un campesino, Spyridon Louie.

La cuenta regresiva a Tokio 2020 deberá prolongarse.
Foto: Reuters

La cuenta regresiva a Tokio 2020 deberá prolongarse. Foto: Reuters

El ciclo olímpico se cumplió hasta que la primera Guerra Mundial (1914-1918) obligó a la cancelación de 1916, que se había asignado a Berlín.

Y lo mismo sucedió dos décadas más tarde. La sesión del COI en una Berlín ya en poder de los nazis y que fuera sede de los Juegos de 1936 -los intentos de boicotear esos Juegos que Hitler y sus acólitos utilizarían como formidable instrumento de propaganda fueron tenues- y se designó a Tokio como sede de los Juegos de 1940.

“Los Juegos Olímpicos deben venir naturalmente a Japón. Si no es el caso, la razón será forzosamente injusta”, afirmaba Jigoro Kano, miembro nipón del COI y líder de la candidatura. A la vez, sostenían que sería un «homenaje» a los más de dos milenios de su imperio…

El comunicado del COI sobre la suspensión de los Juegos Olímpicos por el coronavirus

El COI aprobó la sede de 1940 para Tokio (y los Juegos de Invierno para Sapporo, también en Japón). Pero la invasión japonesa a China en 1937, prefigurando los horrores de la Segunda Guerra Mundial, terminaron con aquella ilusión. Aunque Helsinki también quedó como sede alternativa, en 1938, la invasión de Hitler a Polonia, que desató la Segunda Guerra Mundial, arrasó con todo. No hubo Juegos en 1940 (ni Tokio, ni Helsinki) y tampoco en 1944 (una sede asignada a Londres, que finalmente los recibió en 1948).

La oportunidad para los Juegos en el continente asiático recién se concretó en 1964, en una Tokio que dejaba atrás la destrucción y que pudo disfrutar de una fiesta vibrante (también Sapporo tendría sus Juegos de invierno). La capital japonesa se convirtió en la primera del continente asiático en recibir los Juegos Olímpicos, algo que posteriormente pudieron disfrutar Seúl y Beijing.

Coronavirus: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 mantendrán ese nombre pese a que realizarán en 2021

Aquellos 60 constituían una época de plena confrontación EE.UU-URSS, que se daba también en todos los planos deportivos, y fue en dichos Juegos donde los soviéticos terminaron adelante. El deporte mundial pudo admirar en Tokio a un pesista como Leonid Zhabotinsky, a un mediofondista de la calidad del neocelandés Peter Snell (autor del doblete 800/1.500 metros y fallecido hace pocas semanas), a un nadador excepcional como Don Schollander, a un boxeador emergente como Joe Frazier, quien luego se convertiría en campeón mundial de los pesados y épico rival de Cassius Clay.

También, sin dudas, a un maratonista como el etíope Abebe Bikila quien, pese a ser operado de apendicitis apenas unas semanas antes, retuvo su título conquistado en Roma y pulverizó la marca mundial de la distancia…

Coronavirus: los deportistas y las federaciones celebran el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio

Mirá tambiénCoronavirus: los deportistas y las federaciones celebran el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio

Los Juegos Olímpicos atravesaron, posteriormente, otros momentos graves, boicots y amenazas. Sin dudas, el más dramático, con la masacre que causaron los terroristas entre atletas israelíes en Munich, en 1972. Cuatro años más tarde, la mayoría de los países africanos se ausentaron de los Juegos de Montreal por la presencia de quienes mantenían relaciones con el régimen racista de Sudáfrica. En 1980, Estados Unidos, con Jimmy Carter en la presidencia, decretó el boicot a los Juegos organizados en Moscú, los primeros en suelo “comunista”, en protesta por la invasión a Afganistán. Muchos países lo acompañaron. El bloque socialista –con la Unión Soviética y la poderosa Alemania Oriental al frente- le devolvió la gentileza en los Juegos siguientes, en Los Angeles. Unos quince países faltaron a la cita californiana, en el mismo escenario donde se habían realizado los Juegos del 32, y entre los países del llamado área socialista tan sólo Rumania desoyó el llamado soviético.

En los casos de ambos boicots, ambos resintieron la calidad deportiva de los Juegos, sobre todo en deportes como el atletismo, la gimnasia y la natación: por la sombra de la intromisión política y por la cantidad de grandes atletas que sufrieron la privación de medallas por las que tanto habían luchado: desde los Carl Lewis y Al Oerter para Moscú como los Bubka o Sotomayor para la cita siguiente.

Desde entonces, hubo episodios más chicos (Corea del Norte, con Cuba en solidaridad) faltaron a Seúl 88, pero el pacifismo y los intereses del deporte fueron prevaleciendo y la palabra boicot se evaporó. Ahora, una pandemia arrasó con todos, sin distinción política alguna.

Los Juegos Olímpicos de Tokio se aplazaron para el 2021

Los Juegos Olímpicos de Tokio, previstos inicialmente en 2020 (24 julio-9 agosto) fueron aplazados «como más tarde al verano (boreal) de 2021» debido a la pandemia del nuevo coronavirus, anunció este martes 24 de marzo el Comité Olímpico Internacional (COI) desde su sede en Lausana, tras la comunicaicón con el primer ministro japónes Shinzo Abe.
Es un aplazamiento sin precedentes para este evento, cuya primera edición en la era moderna tuvo lugar en 1896. Hasta ahora únicamente las guerras mundiales habían impedido su celebración.
«En las circunstancias actuales y en base a las informaciones suministradas hoy (martes) por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el presidente del COI y el primer ministro de Japón han concluido que los Juegos Olímpicos de Tokio deben ser reprogramados después de 2020 y tener lugar como más tarde en el verano (boreal) de 2021, con el objetivo de salvaguardar la salud de los deportistas y de todos los implicados en los Juegos Olímpicos, así como de la comunidad internacional», anunció el COI en un comunicado.
Poco antes, en Tokio, al término de una conferencia teléfonica con el presidente del COI, Thomas Bach, Shinzo Abe, había anunciado que había «propuesto aplazar (los Juegos Olímpicos) alrededor de un año» y que el dirigente olímpico dio su acuerdo «al 100%».
Esta decisión del COI y de los organizadores parecía inevitable en los últimos días ante la propagación del Covid-19 y la oleada de peticiones de aplazamiento por parte de deportistas y federaciones de peso.
El COI , el último domingo, admitió que contemplaba varios escenarios, entre ellos el del aplazamiento, y se dio un plazo de cuatro semanas para tomar una decisión.
Shinzo Abe había admitido el lunes en el Parlamento japonés que un aplazamiento de los Juegos «podría ser inevitable».
Los Juegos Olímpicos sufren así un aplazamiento, como el pasado martes vivieron otros dos eventos de gran relevancia, la Eurocopa y la Copa América de fútbol, que también fueron desplazados de 2020 a 2021, igualmente por la crisis sanitaria internacional que obliga al confinamiento de millones de personas y tiene el deporte suspendido.
Para Shinzo Abe, la disputa más adelante de los Juegos de Tokio será «un testimonio de la derrota del virus».
La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, declaró este martes a los periodistas que el nombre del evento seguirá siendo «Tokio-2020» pese a que tengan lugar en 2021.
«No hay cancelación, está claro. Y una meta, el verano (boreal) de 2021, se ha concretado. Eso es también una guía concreta para los deportistas. Creo que es algo muy importante», destacó Koike.
El presidente de los organizadores locales de los Juegos, Yoshiro Mori, explicó poco después del anuncio del aplazamiento que el relevo de la llama olímpica por Japón, que debía comenzar el jueves en Fukushima, queda igualmente pospuesto.

La sucesión de acontecimientos en los últimos días, que desembocaron en este aplazamiento del martes, ha venido en gran medida impulsada por las fuertes presiones recibidas en el COI para que tomara una decisión lo antes posible.
La Federación Internacional de Atletismo (World Athletics), que gestiona el deporte olímpico número uno, se alineó el lunes con la idea de un aplazamiento de los Juegos.
«Aunque todos sabemos que diferentes partes del mundo están en diferentes etapas del virus, la opinión unánime en todas nuestras áreas es que celebrar unos Juegos Olímpicos en julio de este año no es factible ni deseable», escribió el presidente de World Athletics, Sebastian Coe, en una carta dirigida al COI, que había sido escrita antes de la reunión celebrada por el organismo olímpico el domingo.

Este martes, apenas anunciada la suspensión, World Athletics declaró:

«Le damos la bienvenida a la decisión del COI y del Gobierno de Japón de posponer los Juegos Olímpicos hasta 2021. Es lo que los atletas querían y creemos que esta decisión le dará a los deportistas, oficiales y voluntarios respeto y seguridad para los próximos tiempos». El mismo comunicado indica que «World Athletics está listo para trabajar con el COI y todos los deportes en una fecha alternativa para el 2021» y abre la posibilidad de mover la fecha prevista para el Campeonato Mundial de Atletismo en Eugene, Oregon (que podría disputarse en el 2022, inclusive).
La idea de celebrar los Juegos en las fechas previstas había generado una enorme resistencia.

A un siglo del debut argentino en los Sudamericanos

Por LUIS VINKER

En estos meses penosos, con el drama por la pandemia que atraviesa el mundo y con la actividad deportiva suspendida, tal vez nos vendría bien recordar algunos momentos más gratos. Y que han permanecido en el recuerdo, aunque no los vivieron nuestras generaciones. Por ejemplo, en pocos días se cumplirá el primer siglo del debut argentino en el Campeonato Sudamericano de Atletismo, cuya segunda edición se disputó entre el 23 y 25 de abril de 1920 en Santiago de Chile.

            Fue uno de los tantos hitos en aquellos tiempos fundacionales del atletismo como actividad federada y que tan detalladamente nos ha retratado Rubén Aguilera en su obra imperdible y de reciente segunda edición (“Orígenes del atletismo argentino”). Ya en 1910, con motivo del Centenario de la Revolución de Mayo, Buenos Aires había organizado un torneo internacional, que contó –entre otros- con una estrella olímpica como el italiano Dorando Pietri. Y ocho años después, también la capital argentina (en los escenarios de Ferro Carril Oeste y  el Sport Club Germania) había celebrado el “Torneo Iniciación”, como un envión hacia los Sudamericanos. Fue entre el 25 y 27 de mayo, cuando también allí se creó la Confederación Sudamericana de Atletismo con directivos de Chile, Uruguay y locales.

            Pero el primer Campeonato Sudamericano oficial tuvo lugar en Montevideo, en 1919, sólo con chilenos y uruguayos, ya que la Argentina aún no había constituido su organización federativa, algo que recién se concretó el 4 de julio de ese año con la fundación de la Federación Atlética Argentina, hoy conocida como Federación Metropolitana.

            El 7 de marzo de 1920, la F.A.A. se afilió a la Sudamericana y estuvo lista con un equipo para la edición II del campeonato, que organizó Chile en el marco de unas “Olimpiadas Deportivas” y cuyas competencias atléticas se desarrollaron en los Campos de Sports Nuñoa, terrenos donados por un benefactor: José Domingo Cañas. Nuñoa fue un centro vital del deporte chileno por aquella década, albergando también el Sudamericano de Fútbol de 1926, otro Sudamericano atlético en 1927 y la primera final del profesionalismo del fútbol chileno entre Magallanes y Colo Colo a principios de los 30. Aquellos terrenos deportivos fueron demolidos posteriormente, al levantarse el Estadio Nacional de Santiago, sede de los grandes acontecimientos de ese país desde entonces.

            El equipo local reunió 61 puntos para encabezar la clasificación de ese Campeonato Sudamericano, seguido por Uruguay con 45 y la Argentina, en su debut, con 24.

            Pero el equipo argentino cosechó cinco triunfos individuales (Chile logró 10, Uruguay 6) y uno de ellos correspondió a Enrique Thompson sobre 800 metros llanos con 2m.06s.2. Thompson, posteriormente, sería uno de los integrantes de nuestra primera delegación olímpica en París (1924), cuando logró el 13° puesto del decathlon y también intervino en una serie de los 400 metros con vallas. Otro argentino que también llegaría desde ese Sudamericano hasta una cita olímpica fue Otto Dietsch, tercero sobre 110 metros con vallas y que integró el relevo corto en los Juegos parisinos.

            Las hazañas de Thompson fueron reflejadas por el historiador de su Hernandarias natal, Francisco Roig. Nacido el 25 de diciembre de 1897 en esa localidad entrerriana, comenzó como nadador en Paraná, donde cursó sus estudios secundarios. Luego se trasladó a Buenos Aires y representó al Club Universitario, tanto en atletismo como en natación y waterpolo. Fue el abanderado de nuestra primera delegación olímpica en París y, lamentablemente, murió muy joven en 1928, víctima del tifus. Se había casado poco antes con Tyne Gil Terán, tucumana, y ella se ocupó de llevar sus restos hasta su provincia. “Freddy”, uno de los hermanos de Enrique, también se destacó en natación y José, otro de ellos, fue un defensor de Estudiantes de La Plata en los primeros tiempos del fútbol profesional. Medio siglo atrás, en Hernandarias, se fundó el Club Náutico “Quique” Thompson, que organizó las primeras ediciones de un clásico de natación en aguas abiertas: la Hernandarias-Paraná.

            Volviendo al atletismo, la prueba de salto en alto tenía dos variantes: con impulso (tal como se la conoce hasta nuestros días, y fue ganada en el Sudamericano por el chileno Hernán Orrego con 1,76 m) y sin impulso. En esta se impuso el argentino Juan Moliné (1,44 m.), un atleta cuyo nombre aparecía el año anterior entre los fundadores de la F.A.A. en representación del Centro de Ingenieros. Los otros triunfos argentinos correspondieron al mediofondista Angel Entrecasa en los 1.500 metros llanos con 1m23s2 y a dos lanzadores: Benigno Rodríguez Jurado (un hombre que también brillaría en el rugby y en la difusión de la cultura física) con 11.06 m. en bala y Jorge Llobet-Cullen, con 35.28 m. en disco.

            Varios de los atletas que habían brillado un año antes en Montevideo, volvieron a hacerlo en la capital chilena. Por ejemplo, el sprinter uruguayo Isabelino Gradin, quien retuvo sus títulos de 200 metros con 22s.4 y 400 con 54s.0, además de integrar la posta campeona en 4×400. Y también repitieron sus triunfos el chileno Harold Rosenquist en los 110 metros vallas con 16s4, su compatriota Arturo Medina en jabalina con 49,49 m. y el uruguayo Leonardo Di Lucca con 34,14 m. en martillo.

            Medina, junto al fondista Juan de Dios Jorquera, participaron meses después en los Juegos Olímpicos de Amberes. Medina quedó en la clasificación de jabalina, mientras Jorquera ocupaba el 33° lugar del maratón con 3h17m47s.

            Dos años antes, Jorquera había ganado el maratón del citado Torneo Iniciación en Buenos Aires, con 3h28m04s para un trayecto de poco más de 40 kilómetros: a su regreso a Santiago fue recibido como un héroe nacional, con más de 10 mil personas en la estación y los máximos honores del gobierno de la época. En el Sudamericano dominó los 5.000 llanos con 16m11s6 y los 10 mil metros con 33m13s6, mientras asomaba un joven que enseguida alcanzaría la gloria olímpica, Manuel de Jesús Plaza (subcampeón en 10 mil, bronce en 5.000). Plaza, después de su sexto lugar en el maratón de los Juegos de París (1924), fue subcampeón en Amsterdam 1928, la mayor hazaña –junto a la de Marlene Ahrens en jabalina de Melbourne (1956)- de un atleta chileno en el historial olímpico…

            Entre los vencedores en Santiago también tenemos que mencionar al triplista Adolfo Walter Reccius, oriundo de Valdivia y que marcó 13.39 metros. Quince años más tarde, su hermano Hans Werner, otra leyenda del deporte chileno, consiguió el mismo título y su pase a los Juegos Olímpicos de Berlín: falleció hace poco, en 2011, a los cien años de edad.

            También entre los locales descollaron el velocista Marcelo Uranga (ganó los 100 metros con 10s8), Ricardo Muller (vencedor del salto en largo con 6,52 m.) y Rosenquist, quien además del ya citado triunfo en 110, logró los 200 metros vallas  -prueba que hoy no figura en el programa del Campeoanto- al marcar 26s2. En esta especialidad aventajó al uruguayo Mazzali, esa verdadera leyenda del deporte de su país. Así como Isabelino Gradin combinaba sus dotes de sprinter en las pistas atléticas con su habilidad y poder de gol en los campeonatos de fútbol (para Peñarol), Mazzali fue el gran arquero de la Selección oriental, medalla de oro del fútbol olímpico en París y Amsterdam. Un verdadero superdotado, también fue campeón de básquet en las ligas locales. Y solo un raro episodio en vísperas del Mundial del 30 –lo sancionaron por haber abandonado presuntamente la concentración con una amiga- lo privó de la mayor gloria futbolística.

            La familia atlética sudamericana se reencontró en 1922 para los llamados “Juegos Latinoamericanos” en Rio de Janeiro, incorporando allí al atletismo de Brasil. Aunque la formalidad de  un siglo atrás marcó al Sudamericano organizado por la Argentina (San Isidro, 1924) como el tercero, lo cierto es que –hace poco tiempo- una decisión de Consudatle también ha designado los eventos de Rio 1922 como “Campeonato Sudamericano”. Y allí, en la pista de Fluminense, volverían a brillar Gradín, Plaza y tantos más…

            A casi un siglo de aquellos sucesos, bien vale el recuerdo para nuestros primeros héroes atléticos de la región, para los precursores de nuestro deporte.

EN LA FOTO: Enrique Thompson, portada de «El Gráfico»

CADA POR LA POSTERGACIÓN DE LOS JUEGOS

CADA por la POSTEGRACION DE LOS JUEGOS

En el día de hoy la Presidencia de la CADA inicio una ronda de consultas rápidas ante el requerimiento de CONSUDATLE y ante la solicitud de opinión de Worlds Atlheticas sobre la conveniencia o no de realizar los JJOO de Tokio en la fecha establecida. La CADA resolvió por unanimidad de opiniones de atletas, entrenadores, jueces, directivos y federaciones afiliadas consultadas proponer la postergación de los mismos. Para fijarse nueva fecha deberá estudiarse convenientemente las posibilidades y las condiciones  y excepcionalIdades de los procesos de clasificación y preparación igualitaria dentro de las condiciones que se generen por efectos de la Pandemia de COVID-19-

Cancelación del Iberoamericano

Debido a la dramática situación mundial por la pandemia del coronavirus, que atraviesa casi todos los países y que ha paralizado (entre otras actividades) a todo el deporte, también se cancela el Campeonato Iberoamericano de Atletismo que debía realizarse entre el 22 y 24 de mayo en Tenerife.

El comunicado de la la Asociación Iberoamericana, que firma su titular Oscar Fernández, indica que «cumplimos en informar a todas nuestras asociadas, entrenadores, atletas y público en general que, debido a la gravedad de la pandemia de Coronavirus-Covid 19, la Real Federación Española de Atletismo en coordinación con nuestra institución ha decidido la cancelación del Campeonato Iberoameriano que se iba a realizar del 22 al 24 de mayo de este año en Tenerife».

Agrega que la «AIA lamenta que no sea posible llevar adelante este importante evento, pero somos conscientes que lo primero es velar por la salud de los atletas, entrenadores, oficiales y público en general, colaborando de esta manera con los esfuerzos de las autoridades a nivel mundial por contener la propagación del Coronavirus. Agradecemos a todos por su comprensión dadas estas excepcionales circunstancias que nos llevan a tomar esta decisión. Y una vez que la situación sea controlada, evaluaremos las nuevas posibilidades para reprogramar las actividades atléticas de nuestro calendario».

Campamento y competencia de lanzadores en Azul

(Informe: Rubén Aguilera)

Una de las últimas actividades atléticas que pudo realizarse antes de las fuertes restricciones en todo el país -y a nivel mundial- por la pandemia de coronavirus fue el 7° Campamento Nacional de Lanzadores «Germán Lauro» en la Pista Municipal de Azul, provincia de Buenos Aires, que reunió a jóvenes argentinos, así también como de Uruguay y Chile. El propio Germán, quien recién se ha retirado de la actividad competitiva, asistió a estas jornadas, brindando su estímulo y experiencia a las nuevas promesas de la especialidad.

El Campamento fue organizado por la CADA junto al ENARD y el municipio de Azul.

Julio Piñero, el ex subcampeón mundial junior de disco, actual responsable de la Escuela atlética de Azul y uno de los impulsores de la activida, comentó que “lo que estamos haciendo es manejar siempre un mismo idioma dentro del atletismo con la parte técnica. Es un trabajo que se viene haciendo hace mucho tiempo, hay muchos chicos que fueron seleccionados por el proyecto Dakar pero también hay quienes están en otra categoría que están entrenando con objetivos más grandes”.

Lauro, por su parte, se expresó “contento de poder estar acá como siempre, agradecido a toda la gente de Azul, a la Municipalidad que nos recibe siempre con los brazos abiertos, en brindarnos unas muy buenas instalaciones para intentar durante todo el fin de semana hacer este campamento y aprovecharlo para el fin de semana”. Y destacó el recambio generacional en la elite del atletismo nacional, donde están surgiendo muy buenos atletas y sostuvo que “estos campamentos nos demuestran que el interés de los chicos por el atletismo está creciendo mucho, porque esto es sólo el área de lanzamiento y tenemos 100 chicos acá y la idea es que sigamos replicando esto en el país y

ojalá sigamos atrayendo chicos”.

Como parte de la actividad también hubo competiciones el 7 de marzo y allí la número 1 de nuestro país en el sector femenino, Ailén Armada (FOTO), inició su temporada con 14.04 metros en bala y 49.76 en disco. En damas de la u20 se destacaron la chilena Valentina Clavería con 53.19 en martillo y Naomi Sampaio con 38.45 en jabalina. Y en la u18, la mejor marca correspondió a la también chilena Sara Vera con 48.05 en martillo.

En varones de la u20 ganaron Alexis Sosa en bala con 15.80 y Julio Nóbile en martillo con 65.097, seguido por Valentín Menossi con 57.43. Y en la u18 vencieron Juan Manuel Arriéguez (16.56 en bala), el chileno Juan José Eriza (46.89 en disco), Tomás Olivera (62.96 en martillo) y Mirko Biasoni (58.90 en jabalina).

Testimonios para un grande, Guillermo Chiaraviglio

RUBEN AGUILERA

Se fue un grande del atletismo Guillermo Chiaraviglio

Testimonios para un grande, Guillermo Chiaraviglio

No recuerdo cuando lo conocí. Fue hace muchas décadas atrás en algún escenario deportivo. Fue el responsable de mantener vivo nuestro deporte en su ciudad .Había perdido la cuenta de cuantos atletas suyos habían integrado seleccionados argentinos y que decir de la cantidad de ellos que habían logrado medallas en competiciones nacionales e internacionales.

Porque Guillermo Alberto Chaiaraviglio quien en la madrugada de hoy nos abandonó para siempre, en este conmocionado mundo en el que vivimos, fue mucho más que el padre y el hacedor de su hijo Germán, sino el forjador de generaciones enteras de grandes deportistas y personas de bien.

Nino Ramella escribía hace unos días diciéndome que llega una etapa de la vida en que las despedidas suelen ser más frecuentes que las bienvenidas y esta es sin dudas una de ellas. Y es una gran verdad para aquellos que peinamos, afortunadamente, canas. No terminamos de despedir a Sara Blanca Pacheco de Román cuando nos llega esta infausta nueva.
Para los marplatenses Guillermo era uno más. Aquí compitió innumerable cantidad de veces cuando era atleta y el mejor del país en el salto con garrocha, en tiempos de nuestro Daniel Thorne, quien fuera su gran rival y el que le escamoteó algunos títulos nacionales.

En Mar del Plata lo vimos muchísimas veces también como técnico conduciendo los equipos de la provincia de Santa Fe o a cargo de seleccionados nacionales en campeonatos sudamericanos, iberos, los Juegos Panamericanos, etc. Visitante de aquellos torneos Semana del Mar que se agigantan en el recuerdo con el paso de los años. Aquí se le entregó en el 2004 el Trofeo Barón Pierre de Coubertin por su trayectoria como entrenador. Acá dio muchísimos cursos, clínicas y seminarios.

Personalmente recuerdo aquella pequeña delegación nacional que presidí en el campeonato mundial juvenil de Annecy, Francia en 1998 en donde sólo éramos seis atletas, Guillermo y yo.
También fui testigo de aquella jornada inolvidable en Beijing 2006 cuando desde la tribuna condujo los pasos de Germán el día de la conquista de su titulo mundial junior. Un momento excepcional en la historia del deporte nacional.
Guillermo había nacido en Santa Fe el 11 de julio de 1956 habiendo formado una familia de profundas raíces atléticas junto a Miriam Ermácora de la cual nacerían Guillermo, Germán y Valeria todos ellos destacados atletas.
Cuando te levantas en la mañana con una noticia como esta te quedas pensando en aquello tan cierto de que “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.”
Adiós Guillermo y hasta cualquier momento. Descansa en paz.
«

FABIANA GARCIA / El Litoral

Muchos se acercaron a despedir a Guillermo Chiaraviglio y con un abrazo tratar de brindar consuelo a sus tres hijos, Guillermo, Germán y Valeria, quien junto a Miriam Ermácora constituyen una familia querida y respetada por el atletismo argentino e internacional.

Los chicos, hoy ya adultos, crecieron en el ámbito atlético y su padre los formó en la prueba en la que él había sido pionero: el salto con garrocha . Pero no solo los preparaba para la competencia y el alto rendimiento, si bien se había capacitado y logró posicionar a atletas en los altos niveles del ránking nacional, sudamericano y mundial. Guillermo tenía gran contención y acompañamiento hacia sus atletas, en la pista y la vida. Si bien lo más visible fue Germán, campeón mundial de menores y juveniles, finalista olímpico en salto con garrocha, el entrenador había formado a Juan Ignacio Cerra en el lanzamiento de martillo llevándolo a la cúspide del tope sudamericano donde brillo por 20 años. La imagen que se puede retener es la de verlo correr de un lado para otro de la pista, tenía que ver a varios, alentarlos, saludarlos y consolarlos si algo no había salido bien. Su punto más débil era Valeria, su hija, por quien demostraba una ternura conmovedora.

Ayer en el velatorio, justamente se dieron cita muchos de su ex atletas, como Juan Cerra y entrenadores que compartían con él llevar adelante el atletismo nacional en todas sus categorías. El presidente de la Confederación Argentina de Atletismo Daniel Soto, y obviamente el prof. Juan Alberto Scarpín , Director de Centro de Desarrollo de la IAAF para Sudamérica. Para los que forman parte del atletismo, fue renovar las sensaciones de un dolor muy grande. No hace un mes del fallecimiento del joven jabalinista Braian Toledo y los ánimos otra vez decayeron al ver la pena de la familia del entrenador.

Su hijo mayor Guillermo puso en palabras algo que los cercanos al deporte conocíamos del entrenador. “Mi papá no podía controlarse ante la injusticia y sentía mucha impotencia por varias situaciones, lo desbordaba el Card (Centro del Alto Rendimiento Deportivo), se preocupaba porque todo puedan tener las condiciones para entrenar.

Actualmente varios entrenadores formados por Chiaraviglio, son los que están desarrollando a las nuevas promesas y Guillermo seguía dando cursos por todo el país.

Guillermo Chiaraviglio había nacido en La Pelada, donde estuvo junto a sus padres (que fallecieron el año pasado con seis meses de diferencia) viviendo en la zona rural. Llegó a Santa Fe a hacer el secundario en la Escuela de Comercio y paulatinamente ya aferrándose cada vez más al deporte, promovió que sus padres se establecieran en Santa Fe.

Fue un docente a pleno, en todos los niveles e igual entrenador y actualmente dirigente del Club Velocidad y Resistencia. Era un hombre del deporte y supo trasmitir uno de sus valores: la camaradería. Por esa razón ayer no había mucho que decir, solo despedirlo en silencio con lágrimas en los ojos y el pesar en el corazón.

La familia Chiaraviglio, formada por Guille, Vale, Germán y Miriam quien es dirigente del atletismo, recibió enormes muestras de cariño, inclusive del atletismo mundial.

El atletismo –en medio del caos que representa la situación ya conocida por todos- tiene que superar, cuando arranque en algún momento el calendario estas dos pérdidas. Con las manos frías y los ojos conteniendo lágrimas, Germán Chiaraviglio dijo “será tiempo”.

Nada más que agregar a quien deja un legado de lucha por promover el atletismo por más de treinta años y muchas enseñanzas para sus colegas.

FEDERICO RUIZ

«Amigo/ Mentor/Entrenador/Confidente/ esas cualidades y varias más, que se te puedan ocurrir de buena persona..Así fue Guillermo, no solo para mi sino para miles de personas, en todos lugares donde estuvo..
Gracias por ser mi formador. Voy a estar eternamente agradecido por todos los valores y enseñanzas que me inculcaste…no lo puedo creer.. estoy en shock. Hoy el cielo te llora…que en paz descanses amigo.!! Nos volveremos a encontrar.
«

EDGAR BAUMANN (Paraguay)

«Mis más sentidos pésames para toda la familia, el atletismo está de luto, un fuerte abrazos toda la familia y mucha fuerza desde Paraguay«

LEONARDO MALGOR

«Acaba de fallecer uno de esos Entrenadores que marcaron la diferencia en el Atletismo Argentino🇦🇷! Un eterno fanatico de crear Atletas en Santa Fe,un apasionado de los Equipos Nacionales! Su Club y sus hijos(excelentes seres) serán su legado… Descanse en Paz @guillermo_chiaraviglio #malgortrackandfield te recordaremos por siempre amigo!«

CARLOS FANEYTH (Venezuela)

«Con mucho pesar, acabo de enterarme del fallecimiento de un gran amigo y colega de la pértiga suramericano, el entrenador argentino Guillermo Chiaraviglio, para toda su familia y para toda la gente del atletismo argentino y suramericano, mi mas sentidas palabras de condolencia.
Gracias Guille! Por habernos mostrado el camino, siempre te recordaremos! Paz a su alma!
«

DIARIO EL LITORAL (Santa Fe) – C. Miño

«La noticia sacudió no solo al atletismo argentino, sino también al ambiente deportivo en general, y en especial, a los santafesinos: en la madrugada del domingo 15 de marzo, falleció Guillermo Alberto Chiaraviglio, víctima de un infarto.No es fácil encausar con precisión en que aspecto de su trayectoria se destacó más una persona querida y respetada por todos quienes tuvimos el honor de conocerlo (disfrutarlo, deberíamos decir con mayor precisión…).

Por ende, quizás convenga ordenar cronológicamente sus logros. Fue un destacado garrochista desde el secundario, en la Escuela de Comercio Domingo G. Silva de nuestra capital, consagrándose campeón del Nacional Juvenil 1973. 

Formó parte del plantel atlético del Club Atlético Colón, cuando en esa década, la institución santafesina marcaba rumbos en el atletismo argentino. Fue subcampeón en el Sudamericano Juvenil de Lima de 1974, con 4 metros 10 centímetros.

Ya en la categoría Mayores, se transformó en el mejor garrochista argentino durante varias temporadas, consagrándose campeón en los Argentinos de 1975, 1976, 1979, 1981 y 1982.

Participó en tres ediciones del Sudamericano de Mayores, logrando el cuarto puesto en 1977 en Montevideo; puesto que repetiría en 1981 en La Paz (Bolivia), con 4.50 metros, su mejor registro personal.

También ocupó el cuarto puesto en los Juegos Odesur de 1982, con el mismo registro, en la inolvidable inauguración de la pista sintética del Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Santa Fe; que años después, se transformaría en “base de operaciones” de su notable trayectoria docente.

Ya graduado como Profesor Nacional de Educación Física en el INEF de Santa Fe, el deporte que tanto amaba le permitió formar una gran familia con Miriam Ermácora, quien también fue atleta y actualmente es dirigente del atletismo argentino y sudamericano.

Como no podía ser de otra manera, sus hijos continuaron en la senda ejemplarmente marcada por sus padres: Guillermo (h), Germán y Valeria se transformaron en destacados atletas, construyendo trayectorias que honraron al deporte nacional.

Fue un docente ejemplar en todos los ámbitos en los que se desempeñó, como la Escuela Industrial Superior, la Universidad Nacional del Litoral, el INEF, entre otros.

Pero además, desde el CARD, formó desde niños incipientemente entusiasmados, hasta consagrados exponentes del atletismo nacional e internacional.

Como su hijo Germán, a quien condujo en las consagraciones en los Mundiales de Menores 2003 y Juniors 2006; el eximio lanzador Juan Ignacio Cerra o el decatleta Enrique Aguirre, entre otros.

Fue reiteradamente entrenador de representativos argentinos en competiciones internacionales; dictó cursos y seminarios en el país y el exterior; y, fundamentalmente, se encargó de difundir el atletismo en cada ocasión que consideró propicia.

Actualmente también era presidente del Club Velocidad y Resistencia, al que desde hace algún tiempo había comenzado a reconstruir, con la convicción que destacó a toda su trayectoria. El 11 de julio iba a cumplir 64 años….; pero si de algo deben estar seguros, es que su huella será indeleble.«

HECTOR WEBER

«Durante la vida, vamos forjando amistades que, por alguna razón afectiva, llegan a ocupar espacios similares a los de nuestros familiares mas cercanos. Ese es el caso de mi amigo Guillermo Chiaraviglio, a quién conozco desde hace muchísimos años, desde aquellas épocas en que ganaba sistemáticamente la prueba de Garrocha en los Torneos Intercolegiales Nacionales, tiempo después tuve la suerte de compartir con el la conducción de los Equipos Nacionales de Atletismo Juveniles (1984).

Y desde allí en adelante, hemos compartido momentos inolvidables, junto a la familia del Atletismo y a las familias que ambos formamos. Muestro fotos como las de una reunión que hicimos en Mar del Plata (1985) para redactar el Reglamento de Designación de Atletas y Entrenadores en los Equipos Nacionales, nos acompaña otro de los nuestros que ya partieron (Emilio Mazzeo).

En otra, junto a otro de mis amigos-familia, Carlitos Cavallero, con quien hoy intentamos comunicarnos telefónicamente, mientras la emoción nos dejo hablar. Guillermo, te voy a recordar siempre, en mis charlas, en las reuniones con los que quedan, en mis sueños, cuando revise las redes y no encuentre algún comentario tuyo, en cada momento. Chau, Amigo! A su familia, les envió todo mi cariño y los abrazo a la distancia!«

MENSAJE F.A.M.

«Desde la Federación Atlética Metropolitana le expresamos el más sentido pésame a sus familiares y amigos más cercanos, deseándole a Guillermo Chiaraviglio que descanse en paz.»

DANIEL SILVEYRA

«Guillermo Chiaraviglio, gran entrenador, mejor persona. Una gran pérdida

Abrazo enorme a la familia

Te vamos a extrañar«

Adiós, Guillermo Chiaraviglio

(Mensaje Prof. Juan A. Scarpin)

En esta madrugada del domingo 15 de marzo, víctima de un infarto, ha fallecido uno de los más queridos y mejores entrenadores de atletismo que ha tenido nuestro país: Guillermo Chiaraviglio. Fue quien llevó, desde chico hasta el más alto rendimiento a centenares de atletas, fue el formador de medallistas sudamericanos, iberoamericanos, panamericanos y mundiales. Entre ellos, su propio hijo Germán, Juan Cerra o el múltiple Enrique Omar Aguirre. Su docencia abarcaba casi todas las especialidades, principalmente garrocha, martillo y pruebas combinadas.

A sus jóvenes y vigorosos 64 años recorría el país transmitiendo sus conocimientos, su experiencia y su pasión por el atletismo. Hace pocos días lo teníamos brindando otro de sus tantos cursos de formación, en Chaco…

Guillermo había nacido el 11 de julio de 1956 y desde muy chico se destacó en la prueba del salto con garrocha, alcanzando el título nacional juvenil en Rosario (1973). Al año siguiente fue subcampeón sudamericano de esa categoría en Lima con 4,10 metros, en una prueba ganada por quien sería uno de sus clásicos «rivales», el brasileño Renato Bortolocci Ferreira. Al subir a la categoría superior, fue el mejor garrochista del país por varias temporadas, alcanzando en cinco oportunidades el título nacional (1975 1976, 1979, 1981 y 1982), siendo también campeón del decathlon en 1979 con 5.758 puntos. Participó en tres ediciones del Sudamericano de mayores, logrando el 4° puesto en 1977 en Montevideo (allí volvió a ganar Bortolocci) y repitiendo cuatro años más tarde en La Paz donde, con 4.50 metros, consiguió la mejor marca de su campaña. También fue 4° en los Juegos Odesur de 1982 -repitiendo ese registro- al momento de inaugurarse la pista sintética del CARD de Santa Fe, la misma que fue la base de tantos de sus trabajos y tantas de sus enseñanzas.

Junto a Miriam, su mujer (también ex atleta y hoy valiosa dirigente del atletismo nacional y sudamericano) formaron una hermosa familia y sus tres hijos brillaron en nuestro deporte, también en la prueba de garrocha. Guillermo condujo a su hijo Germán hacia los títulos mundiales de menores (2003) y juveniles (2006), entre otras hazañas. Y aún en estos días, a casi dos décadas de su comienzo en el deporte, Germán es uno de los puntales de los seleccionados. También sus otros hijos, Guillermo y Valeria, fueron destacados representantes argentinos en la especialidad.

Guillermo Chiaraviglio fue el responsable de los seleccionados argentinos en numerosas competiciones internacionales, el formador de numerosas camadas de atletas, el maestro, consejero y amigo de todos quienes constituyen la familia atlética argentina, el hombre que brindó cursos, conferencias, artículos, siempre transmitiendo su amor por este deporte. Fue docente de Educación Física en niveles primario, secundario y universitario. Había egresado del INEF «Cesar Vasquez de Santa Fe, donde fue Profesor Titular de la Cátedra de Atletismo.

En enero de 1992 participó del primer curso para disertantes del Sistema IAAF, egresando como disertante de Nivel I y durante muchos años dictó cursos tanto de nivel I como de nivel II y de academia de la hoy World Athletics en diversos países del continente, donde se granjeó el cariño y la admiración de colegas y alumnos.

Es una pérdida inmensa. Lo recordaremos siempre.

Foto: Guillermo con sus hijos Germán y Guillermo Jr, cuando lograron el 1° y 2° lugar de los Odesur 2006 en el Cenard.

Molina y Maldonado bajaron los 14m en 5.000

Informe: Jorge Pardo /As. Rosarina

En medio de la pandemia mundial por el coronavirus -que ha obligado a suspender en nuestro país y en casi todo el resto las actividades deportivas, culturales y sociales- aún pudieron realizarse algunos eventos. Uno de ellos tuvo lugar este sábado 14 de marzo en la pista sintética de Rosario, con el torneo de homenaje a Braian Toledo.

Y allí el fondista entrerriano, radicado en esta ciudad, Marcos Julián Molina confirmó su espléndido momento, al igual que el cordobés Bernardo Maldonado, al protagonizar ambos una gran performance en los 5.000 metros llanos, por debajo de 14 minutos. Una verdadera pena que, al igual que otros de nuestros atletas de elite, no puedan disponer ahora de sus esperadas temporadas internacionales (que están en suspenso).

Molina, quien venía de bajar los 29m al ganar el Nacional de 10 mil metros en Mar del Plata, mostró ahora sus dotes en 5.000 con 13m51s33, un registro que lo eleva al 6° lugar de la lista nacional permanente, en tanto Maldonado marcó 13m57s26 (ubicándose también en el top ten de todos los tiempos).

Dentro de la categoría de varones mayores también ganaron el velocista local Pablo Zuliani (11s00 en 100 con viento en contra de 2,7 ms y 21s77 en 200, seguido aquí por Eric Arnold con 22s22), Daniel Penta (1m52s42 en 800), Andrés Mendoza (56s67 en 400 con vallas), Franco Ríos (1.90 en alto) y Juan Pablo Sale (14.24 en bala).

En damas, la recordwoman nacional de los 100 metros, Victoria Woodward, corrió en 11s95 (viento de 0,3 ms) y otras ganadoras fueron Rocío Ortiz (17m36s79 en 5000), Rocío Pérez (1m03s58 en 400 con vallas) y Carolina Paiva (39.05 en jabalina).

Tampoco, Copa Mundial de Marcha

A las suspensiones del Campeonato Mundial Indoor de Nanjing (pasó para el 2021) y del Mundial de Medio Maratón (se reprogramó para el 17 de octubre en Gdynia, Polonia), World Athletics anunció este viernes 13 de marzo que también se posterga -por ahora sin fecha- la Copa Mundial de Marcha, que debía realizarse el 2 y 3 de mayo en Minsk, Belarús. Es en medio de la pandemia del coronavirus que determinó la Organización Mundial de la Salud y que ha obligado a suspender numerosos e importantes eventos internacionales para preservar la salud de millones de ciudadanos.

En acuerdo con la Federación Atlética de Belarús y el Ministerio de Deportes y Turismo de la República de Belarús se posterga el World Atlhetics Race Walking Team Champs. de Minsk, por los desafíos creados por el Coronavirus-COVID 19- a nivel mundial”, señala el comunicado de World Athletics.

El gobierno de ese país también anunció la cancelación de todos los eventos masivos, al menos hasta fines de abril. “La situación mundial estaría comprometiendo los eventos en muchos países, además de restringir los vuelos internacionales. Primero y ante todo tenemos que considerar la salud y el bienestar de atletas, oficiales y espectadores al tomar esta decisión” agrega W.A.

Junto a los directivos de Belarús, trabajarán para fijar una nueva fecha de la Copa.

En la Argentina -donde también los eventos masivos y espectáculos deportivos incluidos están siendo postergados- la CADA ya determinó la suspensión de los tres torneos por el Grand Prix Sudamericano que debían realizarse a fines de marzo en Concepción del Uruguay. También en Mendoza se suspendió el clásico Torneo de la Vendimia y en Santa Rosa, el Maratón a Pampa Traviesa previsto para principios de abril. Se está haciendo un seguimiento para determinar cómo y de qué forma se realizarán otras actividades, en atención a la salud de la población y a las normas que fijan las autoridades nacionales.

Suspensión de los Grand Prix

La CADA,, a través de su presidente Daniel Sotto, comunicó que, debido a la situación por el Coronavirus y a las medidas dispuestas por la Secretaria de Deportes de la Nación, se han suspendido _sin fecha- los Grand Prix Onternacionales Reinaldo Gorno, Rodolfo Barizza y Hugo La Nasa que estaban programados del 27 al 29 de marzo en Concepción del Uruguay.

Los lanzadores del futuro, con Lauro en Azul

Fuente: Diario El Tiempo / Azul

Con participantes de jóvenes de distintas provincias argentinas, de Uruguay y de Chile, se está desarrollando en Azul el 7º Campamento Nacional de Lanzadores Atléticos «Germán Lauro», quien una vez más estuvo presente en la ciudad.

Asimismo, durante hoy y mañana se llevará a cabo un torneo de lanzadores entre los deportistas que servirá como cierre al encuentro que comenzó el miércoles pasado con jóvenes atletas en formación y desarrollo de los 14 y hasta los 20 años. Dentro de ellos, hay un grupo que forma parte de un programa preparativo para los Juegos Olímpicos de la Juventud Dakar 2022.

En este marco, el jueves pasado funcionarios de la comuna visitaron la Pista Municipal de Atletismo, donde se llevan adelante las prácticas intensivas y se entrevistaron con los atletas presentes y referentes de la organización, que la Municipalidad comparte con el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD) y la Confederación Argentina de Atletismo (CADA).

Al respecto, el jefe de Gabinete y Gobierno Alejandro Vieyra manifestó que conversaron sobre la importancia de este tipo de encuentros en etapas formativas y de contención de la juventud desde el estado y desde el deporte. «Los protagonistas son los chicos y obviamente Germán Lauro, Julio Piñero y la confederación que hacen posible que en Azul tengamos esta calidad, esta elite de lo que son los mejores competidores», aseguró.

Por otra parte, agradeció «la presencia de un campeón nuevamente» (en referencia a Lauro) y dejó de parte de la comunidad un saludo a los atletas «para que vuelvan y acompañarlos en lo que podamos hacer desde el municipio».

En tanto, la secretaria de Cultura, Educación, Deportes y Juventud Maya Vena explicó que la comuna estuvo «trabajando para que todo estuviera en las mejores condiciones; se acondicionaron las jaulas, se hicieron mesas para jueces, además del buen estado de conservación que tiene todo el año la pista y por otro lado pusimos a disposición un vehículo municipal para el traslado de chicos y entrenadores».

Azul como polo de desarrollo de lanzadores 

En relación a la dinámica de estas jornadas de entrenamiento intensivo, el responsable de la Escuela Municipal de Atletismo Julio Piñero precisó que «lo que estamos haciendo es manejar siempre un mismo idioma dentro del atletismo con la parte técnica. Es un trabajo que se viene haciendo hace mucho tiempo; hay muchos chicos que fueron seleccionados por el proyecto Dakar pero también hay quienes están en otra categoría que están entrenando con objetivos más grandes». En este punto, mencionó el caso del chillarense Juan Arriéguez, quien está entre los Sub 18 que buscan marca para el Sudamericano que se realizará en Encarnación, Paraguay.

Sobre la consolidación de esta iniciativa en la ciudad, afirmó que «nosotros año a año estamos creciendo, entonces quiere decir que algo bien estamos haciendo» e indicó que en esta edición hay representantes de Formosa, Comodoro Rivadavia, Mendoza, La Rioja, Córdoba, Uruguay y Chile.

Por su parte, el jefe del área de lanzamientos de la CADA Sergio Alfonsini apreció el acompañamiento de la comuna al aseverar que «no es fácil lograr el apoyo que se ha tenido a través del municipio en este lugar, de eso también depende los esfuerzos mancomunados para poder avanzar sobre determinadas actividades y en este caso, juntar esta gente y lograr un polo de desarrollo de los lanzamiento en Azul como fue la propuesta original allá por 2012; creemos que lo estamos logrando y eso tiene que ver con el apoyo que se le da».

Gran triunfo de Maldonado en Cipolletti

La 35a. edición de la Corrida Ciudad de Cipolletti tuvo un gran marco, con la participación de más de 12 mil personas en el sector popular, este sábado 7 de marzo por la noche. Y un muy buen nivel en la elite, a pesar del calor (casi 28°C al momento de la largada).

Fue en dicho marco en el que el fondista cordobés Bernardo Maldonado consiguió una de las victorias más relevantes de su campaña y confirmó su ascenso: 29m08s. El ritmo inicial de la prueba lo impuso el colombiano Nicolás Herrera, pero a partir del tercer kilómetro, Maldonado fue tomando el control, que ya no volvería a ceder.

Y el chubutense Eulalio Muñoz, quien cuenta con la mínima olímpica para el maratón, logró el segundo puesto con 29m29s.

«La verdad es que corrí con bronca y angustia por lo sucedido horas antes, cuando se suspendió el Mundial de Medio maratón. Había hecho un gran esfuerzo, trabajando para reunir fondos y viajar… Ahora, tal vez oriente mis próximos pasos a volver a torneos en EE.UU. ya que quiero buscar la marca mínima en 10 mil metros para el Iberoamericano», expresó el ganador. En la temporada anterior había ocupado el tercer puesto con una marca personal de 29m01s, que también lo ubica en el top ten del historial argentino en calle/ruta sobre 10km.

El maratonista entrerriano Martín Méndez también mostró su ascenso con 29m31s y luego se ubicaron: 4° Nicolás Herrera (Colombia) 29m34s, 5 Fabián Manrique 30m12s, 6 David Balderas (Chile) 30,16s, 7 Carlos Martín Díaz (Chile) 30m20s, 8 Martín Esteban Ñancucheo 30m22,s 9 David Rodríguez 30m29s, 10 Pedro Luis Gómez 30m56s.

En damas se impuso la olímpica brasileña Tatiele Roberta de Carvalho con 34m17s, seguida por Chiara Mainetti con 34m52s, quien venía de obtener el Nacional de 10 mil metros en Mar del Plata y que también confirmó su espléndido momento de forma. María Luján Urrutia fue tercera con 35m11s.

La emoción en el homenaje a Braian y en el torneo en el CENARD

Fuente: FAM

En un emotivo homenaje, La Federación Atlética Metropolitana (FAM) homenajeó -este sábado 7 de marzo- al ex campeón olímpico juvenil Braian Toledo en el CeNARD, con motivo de cumplirse 10 años de su primer récord mundial U18 de lanzamiento de jabalina (84,85m) en esa misma pista. En el acto -conducido por Gustavo Montes- estuvieron presentes su novia Sofía Lamaque, representantes del Comité Olímpico Argentino, de Deportes de la Nación, UFEDEM, del CEMEF y Deportes de la Municipalidad de Marcos Paz, miembros del Consejo Directivo encabezados por su titular Daniel Silveyra, Atletas, Entrenadores y Jueces de FAM, amigos y allegados del atleta que dejó su legado en el atletismo y en el deporte argentino.

El homenaje a Braian fue realizado junto a todos los atletas que se dieron cita para el torneo Día de la Mujer, disputado por la tarde en el mismo escenario.

Allí se destacó el velocista Otilio Rosa, quien marcó 21s.38 en los 200 metros (viento 1ms) seguido por Iraha Joel dos Santos con 21s74. En damas, aunque con viento a favor de 2,4 ms, Melania Rosalez marcó 25s03, con segundo puesto para Valeria Barón (25s40).

El recordman nacional de salto en alto, Carlos Daniel Layoy, pasó la varilla a 2,05 m., quedando en segundo lugar el juvenil Gastón Beníte zcon 2,00 m. En damas se impuso Delfina Galarza con 1,65 m.

Otros vencedores en varones fueron Julián Gaviola en 1500, Dante Mansilla en 5000 (15m06s38), Juan Pablo Gebetsberger en 400 con vallas (55s28), Andrés Alberio (quien a sus 56 años sigue compitiendo en garrocha y ahora marcó 3,00 m) y Emanuel Tanten (46.53 en disco). En damas ganaron Fernanda Oropel (4m50s33 en 1500), Leonela Bárbara Olivera (17m49s96 en 5000), Carola Bruno (2.90 en garrocha) y Paula Curuchet (49.24 en martillo), entre otras.

El Mundial de Medio Maratón se postergó para el 17 de octubre

El Campeonato Mundial de Medio Maratón estaba anunciado para el próximo 29 de marzo en Gdynia (Polonia). Sin embargo,un comunicado conjunto de la World Athletics, el comité organizador y la alcaldía de esa ciudad informó -este viernes 6 de marzo- que por la situación de incertidumbre creada por la epidemia mundial de Coronavirus se ha resuelto postergar la competición para el 17 de octubre.

«La situación internacional podría comprometer seriamente el evento en estos momentos, cuando en muchos países hay restricción internacional de viajes y advertencias sobre eventos masivos», señala el comunicado. Agrega que «primero y ante todo se consideró la salud y el bienestar de los atletas, oficiales y esepctadores» para tomar la decisión de postergar.

El consejo del equipo médico de W.A., en contacto con la Organización Mundial de la Salud (OMS), apuntaban a la situación de muchos países en torno a la epidemia.

La Argentina iba a estar representada en esta oportunidad por Joaquín Arbe, Eulalio Muñoz, Bernardo Maldonado y Daiana Ocampo.

Homenajes de la FAM a Braian Toledo

Fuente: FAM

Durante el torneo “Día de la Mujer” que realizará la Federación Atlética Metropolitana (FAM) este sábado 7 de marzo en la pista principal del CeNARD, se va a llevar a cabo una exhibición de lanzamiento de jabalina en merecido homenaje al ex campeón olímpico juvenil y recientemente fallecido, Braian Toledo, quien había establecido en la propia corredera del CeNARD su primer récord mundial U18 de jabalina en 84,85 metros, del cual se cumplió una década el 13 de febrero de 2010 (21 días después elevó aquella plusmarca a 89,34 metros en Mar del Plata, que aún continúa vigente).

En la exhibición-homenaje –que será a las 15.30- podrán participar atletas especialistas en lanzamiento de jabalina, quienes pueden inscribirse con derecho de participación gratuita por el sistema on line de FAM: www.webfam.com.ar

Quienes participen efectuarán un intento simbólico en honor del recuerdo del mejor lanzador de jabalina argentino de todos los tiempos.

Además, FAM expondrá una plaqueta en la pista con el sentido de perpetuar la obra deportiva de Braian Toledo.