RUGGERI, FANTASTICO: 49s.28 en 400 VALLAS Y ORO, JUNTO A CHIAPPE

En una de las más notables actuaciones que un atleta argentino de pista haya registrado en las últimas dos décadas, Guillermo Ruggeri estableció una marca de 49 segundos y 28 centésimas en los 400 metros con vallas para obtener –este jueves- la medalla de oro de los Juegos Sudamericanos, en el Estadio Municipal de Cochabamba. Ruggeri pulverizó su propio récord nacional de 49s69, que había fijado el 6 de agosto del año pasado, cuando alcanzó las semifinales del Campeonato Mundial en Londres.

En esta misma jornada, su novia y compañera de entrenamientos Fiorella Chiappe también dio la nota al obtener el título en esa prueba para damas con 56s.39, derrotando a quienes la habían superado en el Sudamericano de Asunción 2017: la colombiana Melissa González (hoy 56s86) y la panameña y recordwoman sudamericana Gianna Woodurff (57s68), ambas residentes en Estados Unidos.

Ruggeri, oriundo de Maipú (Mendoza) se llevó el título de estos Juegos delante del chileno Alfredo Emilio Sepúlveda (49s62) y del brasileño Marcio  Soares Teles (49s78), quien asomaba como favorito de acuerdo a sus antecedentes “vecinos” a los 49 segundos. El uruguayo Andrés Silva, ex semifinalista mundial y múltiple campeón sudamericano e iberoamericano, quedó cuarto con 50s29.

Ruggeri, de 26 años, había desarrollado la mayor parte de su campaña como decathleta. Sin embargo, desde hace dos temporadas se ha especializado en los 400 metros con vallas y su progresión fue fulminante. A principios de 2017 quebró el legendario récord nacional de Juan Carlos Dyrzka (49s82), que estaba por cumplir medio siglo. Lo hizo en Santiago de Chile y, meses después, logró –también con récord- el título sudamericano en Asunción, para seguir su escalada en el Mundial de Londres. También fue semifinalista de los Juegos Mundiales Universitarios, en Taipei.

Tanto Ruggeri como Chiappe son preparados técnicamente por el profesor Carlos “Yoyo” López, en Gimnasia y Esgrima.

Fotos: Oscar Muñoz Badilla