PENSANDO EN LOS JJ.OO DE LA JUVENTUD

Con la mirada puesta en el mes de Octubre del 2018, donde Argentina realizará los 3ros. Juegos Olímpicos de la Juventud se realizó el Festival Buenos Aires 2018.

El lugar elegido fue el Parque Indoamericano, ubicado en Villa Soldati, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cerca de la futura Villa Olímpica.

El Atletismo estuvo presente como parte del mismo, junto a otros 31 deportes que serán parte de los Juegos.

Contamos en esta oportunidad con la presencia de alumnos de la Escuela de Iniciación Deportiva del Parque Avellaneda, la colaboración de los profesores Hector Castro y Lucas Mamone. Los chicos no solo jugaron al Atletismo, sino que también interactuaron en  stands de otros deportes en una jornada recreativa que solo la lluvia pudo interrumpir avanzada la tarde.

         

Esta actividad forma parte de la promoción que se realiza pensando en la realización de los Juegos el próximo año.

Los juegos están muy cerca. Argentina se prepara para este acontecimiento mundial y los jóvenes y sus familias disfrutan desde su lugar de este juego que empezó su cuenta regresiva.

16 Argentinos en el Ránking del mundo

A pocos días que finalice el año y concluida la temporada de las competencias de atletismo en el mundo el Atletismo; Argentina ubicó (12) marcas de diez (10) atletas argentinos en el ranking del mundo de mayores de la IAAF. Un total de 10 atletas -cuatro mujeres y seis varones-. Seis (6) dentro de 50 mejores del mundo. Pero también existen atletas muy bien posicionados en las distintas categorías: en U-23, U-20 y U-18 hay nueve (9) marcas de seis (6) atletas. Destacándose que en U-18 la IAAF soló publica las 30 mejores marcas si no encontraríamos más argentinos rankeados.
Otro detalle interesante es que los mejores U-18 de argentina son nacidos en el año 2001 y si los comparamos con sus similares de ese año de nacimiento mejoran notablemente su ubicación y se encuentran así: Zafaroni 3ero en Garrocha, Osorio 3ero en Jabalina y Sasia 1ro en bala y 4to en disco. Esto cobra importancia pues es la edad que les permitirá competir en los JJOO de la Juventud 2018, con muy buenas posibilidades.
Para el atletismo este número de atletas en el ranking mundial es histórico.
Estos son los “rankeados”:

Mayores:
-26° Belen Casetta en 3.000 c/obs. 9.25.99
-35° Jennifer Dahlgren en lanz. de martillo 70.18
-39° German Lauro en lanz. de bala 20.45
-43° German Chiaraviglio en s.con garrocha 5.60
-43° Joaquin Gomez en lanz. de martillo 74.26
-49° Braian Toledo en lanz. de jabalina 80.83
-57° Roman Gastaldi en decatlón 7.864 pts.
-70° Fiorella Chiappe en heptatlón 5.815 pts.
-72° German Lauro en lanz. de disco 61.70
-77° Guillermo Ruggeri en 400 c/vallas 49.69
-80° Rocio Comba en lanz. de disco 57.01
-98° Fiorella Chiape en 400 c/vallas 57.02

U-23:
-4°- Joaquin Gomez en lanz,de martillo 74.26
24°- Fiorella Chiappe en heptatlón 5.815
24°- Fiorella Chiape en 400 c/vallas 57.02
29°- Ailen Armada en lanz. del disco 55.31

U-20:
7°- Ailen Armada en lanz .del disco 55.31

U-18:
7°- Nazareno Sasia en lanz. de bala 20.45
16°-Pablo Zaffaroni en salto c/garrocha 4.95
22°- Nazareno Sasia en lanz. de disco 58.67
24°-Agustin Osorio en lan.de jabalina 72.09

Casetta se impuso en la milla

Por Ariel Maldonado Casamajor
Foto: Daniel Díaz
La flamante ganadora del Lobo de Mar de Oro, Belén Casetta, despidió su 2017  logrando una gran marca en la Milla Urbana, 1609 metros, en lo que fue el 1° Campeonato Nacional de esta distancia celebrado este sábado en las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Casetta, mostró una vez más que este circuito le sienta muy bien, ya que en mayo pasado en la segunda edición de la “Milla Urbana by Factor Running” había logrado establecer una gran marca de 4m54s y ahora cierra su mejor temporada  llevándose el triunfo con 4m39s2.

Detrás de ella se ubicaron la joven marplatense y compañera de equipo, Micaela Levaggi con 4m47s9 y la capitalina Fedra Luna Sambran con 4m55s3.

Por el lado de los varones, se vivió un duelo estremecedor entre el chubutense Joaquín Arbe y el bonaerense Natalio Pensa, logrando el actual campeón nacional en 1500, 5000 y 3000 metros con obstáculos, inclinar la balanza a su favor en los metros de la verdad aventajando por centésimas a Pensa, al cruzar la meta en 4m12s4 contra los 4m12s9 de su escolta. El tercer escalón del podio fue para el marplatense Diego Lacamoire con 4m17s1, quien también cierra un gran año, que lo tuvo como protagonista en el Sudamericano Sub 20 en Guyana con un cuarto puesto, en lo que fue su primer experiencia internacional.

Noticia actualizada 16.42

Lomas de Zamora tiene su Pista Sintetica

Un lugar con larga tradición atlética, donde pasaran muchas generaciones de deportistas en las épocas de masiva práctica del atletismo en la Capital Federal y en el Gran buenos Aires, Lomas de Zamora, la misma pista del Parque Municipal, rodeada de un hermoso entorno inaugurada  hace unas pocas horas con  una brillante pista de solado sintético de seis andariveles en su recorrido y ocho en la recta principal. Con la presencia del Intendente Municipal Martín Isaurralde  el Secretario de Deportes Horacio Tamaro y Sub Secretario Marcelo Berrud , y la alegría de los jóvenes integrantes de la EIDE de Lomas de Zamora  con lo cual

pone en funcionamiento una pista más en la zona de incumbencia de la FAM, a la que se sumará el próximo lunes la del Parque Chacabuco emblemático escenario del atletismo nacional. La pista de Lomas ofrece además una moderna iluminación led que permitirá un uso muy intensivo y un nuevo alambrado Olímpico que protege su entorno.

Reconocimiento a Belen Casetta

El pasado Lunes 11 en Mar del Plata la finalista en el mundial de Londres en 3.000 con obstáculo Belen Casetta recibió el “Lobo de Mar” un  premio que tiene mucha tradición y prestigio. Muy merecido para esta joven atleta que ya lleva una gran acumulación de logros desde muy temprana edad.

Nacionales, Sudamericanos, Iberoamericanos, Panamericanos, Mundiales y Juegos Olímpicos la han tenido como protagonista, a pesar de su juventud. Ha tenido una solidad formación como atleta y persona y hoy es un gran orgullo de la comunidad atlética nacional y a pesar de sus logros todavía con muchos sueños por delante. Iniciada en el atletismo en las categorías menores en diversas pruebas de la mano del Entrenador Daniel Diaz, que sigue a su lado aunque cuenta también con la colaboración en sus entrenamientos de Leonardo Malgor. Estuvo acompañada en la entrega de las distinciones del también destacado dirigente marplatense y Vicepresidente de CADA Jorge de la Canale y del joven dirigente Diego Dadin, vicepresidente de la Federación de provincia de Buenos Aires.

A seis décadas de un duelo excepcional: Suárez/Lemos

A fines de la década del 50, por problemas dirigenciales en el atletismo desde la fundación de la Confederación Argentina, teníamos dos versiones del Campeonato Nacional. En una, participaban la mayoría de los equipos del interior. Pero la otra, organizada por la Federación Atlética Argentina (Metropolitana), reunía a las regiones de mayor potencial, principalmente la Capital y el Gran Buenos Aires. Justamente, el Campeonato Nacional de 1957 en versión FAM se realizó en un tórrido diciembre, en el clásico reducto del atletismo argentino: la pista del Club de Gimnasia y Esgrima (vale aclarar que, hasta principios de los 70, esta pista medía 398 metros, en lugar de los 400 exigibles).

A medida que ha pasado el tiempo y se va tomando dimensión de cierto hechos de nuestro deporte, se puede admirar –una vez más- lo que fue el momento culminante de aquel Nacional: el duelo entre Osvaldo Roberto Suárez y Walter Cándido Lemos en los 10 mil metros llanos. Uno de los momentos más relevantes en la historia de estos campeonatos.

El sábado 14, Suárez había ganado los 5.000 metros con 14m16s6, estableciendo un nuevo récord sudamericano, que mejoraba los 14m20s7 que él mismo mantenía desde el año anterior. Lemos fue su escolta en esa carrera (14m27s1, cerca de su propio registro personal), aunque el resultado no sorprendía. Frente a la garra y la pujanza de Lemos, Suárez poseía una excelente técnica de carrera y, sobre todo, una mayor velocidad final. Ambos eran preparados por dos de los mejores entrenadores que registran nuestros libros atléticos: Don Pancho Mura guiaba los pasos de Lemos desde su llegada a Buenos Aires (proveniente de Sunchales, Santa Fe) mientras Suárez era la nueva “joya” de Don Alejandro Stirling, el austríaco que había llevado a Zabalita hasta la consagración olímpica…

Motivado por aquella marca, y todavía muy joven para estas distancias (tenía 23 años), Suárez no pareció sentir el esfuerzo y salió decidido a los 10 mil llanos, donde Lemos poseía el récord sudamericano con 29m39s8, logrado el 17 de marzo de ese mismo año. Fue una lucha sin treguas, en la que Lemos intentó marcar el ritmo y Suárez nunca le perdió pisada. Una vez más, su sprint le dio la victoria. Lemos repitió su récord, pero Suárez le aventajó en dos décimas (29m39s6, nuevo tope sudamericano).

Hay que tener en cuenta que Suárez-Lemos fue el “duelo de los duelos” por varias temporadas, aunque a veces se turnaban para batir récords o participar en distintas competencias. Sin embargo, ambos fueron víctimas de lo mismo: la represión política. En vísperas de los Juegos Olímpicos de Melbourne, en 1956, se encontraban en espléndida condición y dispuestos para heredar, en el maratón, las hazañas de Zabala, Cabrera, Gorno. La intervención militar decretada por la Revolución Libertadora se ensañó con unos cuántos deportistas (y por cualquier motivo) y en el caso de Suárez y Lemos los dejaron fuera de la delegación. Un dolor insuperable para ambos, un daño por siempre para nuestro atletismo.

En el caso de los 10 mil metros, Suárez y Lemos se habían ido batiendo uno tras otro –y en seis oportunidades- el tope sudamericano, hasta que Suárez fijó esa marca en los Nacionales del 57. La mejoró una vez más en su gira europea de 1959, en Praga, al registrar 29m26s0, registro que permaneció durante dos décadas como tope argentino.

A nivel continental, Suárez se mostró prácticamente imbatible en esos años, coleccionando todos los títulos sudamericanos, panamericanos e iberoamericanos, en una cantidad que ningún otro atleta argentino pudo repetir hasta hoy. Ya en el Sudamericano de 1956, en Santiago, había logrado el triplete (5000, 10.000, medio maratón, con Lemos en el podio de las tres carreras). Lemos, por su parte, fue el triunfador de los 10 mil metros y del medio maratón (1h05m14s) en el llamado “Sudamericano de los campeones”, también en la capital chilena, un año más tarde. Ambos se dieron el gusto de competir –y a veces superar- a varios de los mejores fondistas del mundo como el bicampeón olímpico Vladimir Kuts (URSS) y el británico Gordon Pirie. La lista de los 10 mil metros en 1957 a nivel mundial era encabezada por el británico George Knight con 29m06s4, pero la actuación de Suárez y Lemos en aquellos Nacionales los encumbraron en el top 20.

La oportunidad olímpica recién les llegaría en los Juegos de Roma, en 1960, donde Suárez terminó 9° en el maratón con 2h21m27s, mientras que Lemos ocupó el 50° puesto (otro argentino, Gumersindo Gómez fue 15°). A esa altura, Suárez ya tenía su popularidad asentada, sobre todo por sus tres victorias consecutivas en la Travesía de San Silvestre, en Sao Paulo.

Suárez-Lemos, dos nombres históricos de nuestro atletismo, protagonistas de uno de los mejores duelos (que hoy vale revivir) y también, de una sólida amistad dentro y fuera de las pistas.

Sitio oficial de la Confederación Argentina De Atletismo

ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: