CADA https://www.cada-atletismo.org Confederación Argentina De Atletismo Sun, 05 Jul 2020 19:21:32 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.4.2 https://www.cada-atletismo.org/wp-content/uploads/cropped-A-CADA-web-site-2019-1024x1024px-32x32.png CADA https://www.cada-atletismo.org 32 32 ALEJANDRA GARCIA y la GARROCHA https://www.cada-atletismo.org/alejandra-garcia-y-la-garrocha/ Sat, 04 Jul 2020 22:19:00 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22390 El pasado viernes por noche Alejandra Garcia fue entrevistada por su ex entrenador Fernando Pastoriza, para el programa “Atletas desde Casa” por el Instagran de la CADA.

En forma muy amena Alejandra recordó gran parte de su vida atlética, de sus grandes momentos, de su decisión para competir y muchas cosas más de la extraordinaria carrera deportiva en el atletismo.

Recordo también los momentos más felices en Atenas 2004, donde alcanzó la mejor actuación histórica de su notable carrera. La popularidad que adquirió Alejandra producto de su actuación en Atenas fue notable y tuvo un alto impacto.

Recordó también sus inicios y su construcción como atleta y tuvo muchas expresiones y agradecimientos para quien fuera su maestro atlético y de formación para la vida, el Profesor Eduardo Enrique “Quique” Blanco, quien estuvo a su lado desde los 12  hasta alrededor de los 25 años, cuando ya iniciada en el salto con garrocha paso a entrenar con Fernando Pastoriza, que empezaba a dejar de ser atleta y comenzaba a ser entrenador.

En el año 1995, casi por fortuitamente participa en el sudamericano de Manaos en el Salto con garrocha que hacia su inicio en los campeonatos de área.

Concurría básicamente para competir en el heptatlón, una de sus especialidades hasta ese momento y finaliza ganando el oro en el salto con garrocha.

Allí en ese Sudamericano el Director del CRD IAAF Santa Fe Juan Alberto Scarpín  junto al Director de Desarrollo de la IAAF Bjorn Wangemann acuerdan realizar en el próximo año una seminario de salto con garrocha para mujeres con un especialista alemán, ya que la prueba se convertiría en olímpica próximamente (ocurrió finalmente  en el 2000) y era necesario desarrollarla en Sudamérica.

Así fue que desde el 1 al 8 de abril de 1996 en la ciudad de Santa Fe, sede del CRD IAAF se lleva a cabo un Seminario de Garrocha Femenina con el especialista alemán Dieter Kruber iniciador de la garrocha en su país, que contó con la colaboración de Hilde Kerst para las traducciones al castellano

Ese seminario fue de gran incidencia en el desarrollo del salto con garrocha femenino en Sudamérica, pues en el mismo se brindaron conocimiento técnicos y metodológicos que fueron parte del progreso en el área.

Del mismo participaron jóvenes atletas que se iniciaban en la prueba entre ellas justamente estaba Alejandra Garcia, que era la flamante campeona sudamericana. Pero también estaban entre los entrenadores, Guillermo Chiaraviglio (ARG) Loureriro Gomes, José Haroldo Arataca (BRA), Jaime Wood (CHI) y Fernando Pastoriza (ARG), y varios más todos ellos que tuvieron numerosos atletas de la especialidad de garrocha de gran nivel.

Otro hecho significativo se produjo en este seminario en el CRD Santa Fe, mientras el profesor alemán daba las indicaciones a jóvenes atletas y principiantes mujeres, al costado del colchón de saltos un joven de 9 años realizaba todos los ejercicios con gran precisión, lo que llevo a Kruber a invitarlo como modelo, ese joven era German Chiaraviglio.

Cabe recordar que en los años posteriores la prueba de salto con garrocha alcanzo entre las mujeres niveles superlativos y de los cuales Alejandra Garcia fue la pionera en el ámbito sudamericano y mundial.

Exponentes sudamericanas como la Brasileña Fabiana Almeida Murer y la actual venezolana Robeilys ëynado han seguido el camino de Alejandra Garcia en esto de volar alto mediante la garrocha.

En Sudamérica Alejandra conquisto el 26 de mayo de 1995 en Manaos (Brasil) con 3.10 la primera edición de la prueba en los Campeonatos Sudamericanos, y constituye el primer registro de la prueba en un sudamericano. En 1994 el 1 de octubre debuta en el salto con garrocha y obtiene con 3.00 el record argentino  desplazando a Mariana Falcioni que tenía 2.90 como mejor marca.

En un artículo anterior hicimos mención de la impresionantes cantidad de títulos logrados por Alejandra Garcia, pero no menos impactantes han sido la lista de record alcanzados entre los 3 metros de 1984 ya mencionados y los 4.43 logrados  el 3 de abril del 2004 en Santa Fe, una década batiendo marcas en el salto con garrocha. La marca de 4.43 se mantiene todavía como récord nacional. y en el ranking permanente de CONSUDATLE.

La prueba del salto con garrocha varones es una de las más antiguas del programa atlético, inclusive ya figuro en el primer juego olímpico de la era moderna, en 1896 en Atenas.

 El surgimiento del salto con pértiga que conocemos en la actualidad, ha sido establecido sobre el año 1850, cuando los miembros del Cricket Club de Ulverston, ciudad ubicada en Lancashire, Inglaterra, crearon un concurso de running pole leaping que, por la espectacularidad y emoción, se hizo popular entre los pobladores de esa localidad.

Pero el salto con garrocha para las mujeres es relativamente nuevo a tal punto que recién se presenta en los Juegos Olímpicos de Signey en el año 2.000 donde precisamente participa Alejandra Garcia, ubicada en esos momentos como una de las mejores atletas de la especialidad en el mundo

ver programa en instagra CADA aqui

El Profesor Dieter Kruber en Santa Fe en 1996

]]>
Villa La Angostura a la Final https://www.cada-atletismo.org/villa-la-angostura-a-la-final/ Sat, 04 Jul 2020 15:54:09 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22388 La prueba de los 42 km de Villa La Angostura disputa la final mundial como mejor prueba dentro de la asociación mundial de carreras de montaña.

«Desde hace unos meses, la World Mountain Running  Association (WMRA) incorporando actividad al párate por la pandemia mundial, ha instruido una votación a nivel mundial para elegir cuál fue el evento más importante -desde la sensación de los especialistas en todo el orbe- en la historia de la especialidad de carreras de montaña (en sus ediciones clásicas o larga distancia).

No es sorpresivo pero si halagador que ésta Confederación Argentina de Atletismo orgullosamente pueda mencionar que el evento K42 que se organizara el año pasado en tierras de nuestro hermoso sur argentino (Villa la Angostura) está entre los semifinalistas de la especialidad, por lo que -como mínimo- estamos entre los cuatro mejores de la historia. 

K42 (Patagonia Eventos) así recoge los frutos del arduo trabajo realizado por años en el desenvolvimiento de éstas carreras. Junto a la CADA, se organizó un histórico mundial desde lo deportivo, desde lo social, desde lo turístico y desde lo técnico. Carrera que también a impulso de la CADA y de la CONSUDATLE fue escenario del Campeonato Sudamericano en una edición anterior. Felicitaciones a ambas instituciones

El voto de cada uno de ustedes servirá para impulsar esto para llegar a la final. Tengan en cuenta que el plazo vence el día de hoy, 4 de julio. 

El link respectivo para proceder al respecto:

http://www.wmra.info/news/latest-news-from-the-wmra/814-semi-final-voting-is-now-open»

]]>
Isabel Avellán, finalista olímpica y una historia romántica https://www.cada-atletismo.org/isabel-avellan-finalista-olimpica-y-una-historia-romantica/ Sat, 04 Jul 2020 12:39:13 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22385 CADA/Figuras en el recuerdo

(Por Luis Vinker)

Cuando nuestro atletismo femenino ingresó a las competiciones olímpicas, a fines de los años 40 y principios de los 50, la medalla de plata de Noemí Simonetto fue la máxima actuación. Pero dos lanzadoras, Ingeborg Mello primero e Ingeborg Pfüller poco después, también alcanzaron la condición de finalistas en los Juegos. Mello, una de las grandes damas del atletismo sudamericano, fue octava en disco y novena en bala en 1948, en Londres, y también estuvo en la clasificación de Helsinki cuatro años más tarde. Y aunque su standard de marcas ya no se mantuvo tan alto, permaneció activa y entre las mejores del país hasta más allá de cumplir 50 años. Pfüller, su sucesora, logró el séptimo puesto del disco en los Juegos de Helsinki (1952) y la medalla de oro en los Panamericanos de México (1955). Y aunque se alejó por un tiempo, volvió en todo su esplendor a principios de los 60, recuperando el trono sudamericano y logrando la medalla de plata en los Panamericanos de Sao Paulo (1963).

            El gran nivel de nuestras lanzadoras de esa época se completó (y aún aumentó) con otro nombre, con un ciclo más breve en el atletismo pero igualmente destacado: Isabel Avellán.

            Atleta de Independiente, donde la conducía técnicamenteel recordado Dositeo González, Avellán llegó a la final de lanzamiento del disco en los Juegos de Melbourne, en 1956, y allí ocupó el sexto puesto. Pasaría más de medio siglo, hasta que un atleta argentino igualara una actuación de tanto nivel en los Juegos Olímpicos: fue Germán Lauro en Londres (2012), también sexto pero en su especialidad de lanzamiento de bala.

            Avellán nació el 20 de agosto de 1933. Con 19 años se proclamó campeona nacional de bala (11.22) y disco (38.39) en los campeonatos realizados por primera vez en Santa Fe. Y meses más tarde, en abril de 1953, tuvo su estreno internacional con el Sudamericano Extra de Santiago de Chile, donde obtuvo el lanzamiento de disco con 41,17 –allí Pfüller la escoltó con 39.09- y fue segunda en bala, detrás de la brasileña Vera Trezoitko. Los Nacionales de ese mismo año, en Rosario, recibieron al trío histórico y Pfüller fue la vencedora en bala (11.97), aventajando por ocho centímetros a Avellán quien, a su vez, venció en disco con 40,46 m, delante de Mello (39.22). Algunas semanas antes, durante el torneo Primavera en Gimnasia y Esgrima, Avellán había batido el récord sudamericano con 43.86, mejorando los 42.10 de Mello en el mismo escenario (1949).

            Después fue el turno de Pfüller, quien elevó la marca a 44.69 metros, el 19 de septiembre de 1954, año en el que Avellán obtuvo el título nacional de disco por tercera vez consecutiva. Y en el selectivo para los Panamericanos, el 12 de febrero de 1955, Avellán recuperó la plusmarca sudamericana con 46,05 m., en otra competencia con Pfüller (42.34). El gran duelo se dio justamente en esos Juegos, disputados en México, donde Pfüller se llevó la medalla de oro –el principal halago de su campaña- con 43,19 m. y Avellán fue medalla de plata con 40.06 m. El 13 de noviembre del mismo año y ya con el objetivo en la clasificación olímpica, Avellán llevó el récord a 46,99 metros.

            En abril de 1956, Avellán conquistó el título sudamericano en Santiago de Chile con 44,08 m, delante de la lanzadora local Rosa Riveros (38.22) y de Mello (38.08). Además, logró el cuarto puesto en bala con 11,20 m. Con el sueño olímpico en el horizonte volvió a superar el récord al lograr 47,22 metros el 9 de septiembre en el campo de Universitario de La Plata, la mejor marca de su campaña argentina.

            Después de la caída de Perón por el golpe militar de 1955, las organizaciones deportivas estaban intervenidas. La participación argentina en los Juegos de Melbourne flotó entre las dudas –aunque exponían más razones económicas que deportivas- y finalmente viajó una delegación reducida. La representación atlética quedó con solo dos representantes, ambos para el lanzamiento del disco, y no incluyó a dos notables  fondistas de la época –Osvaldo Suárez y Walter Lemos- víctimas de una injusta persecución política.

            Tanto Günther Kruse entre los hombres como Avellán en damas justificaron su nominación, alcanzando las finales en Australia. Avellán, además, fue la abanderada de la delegación argentina en esos Juegos.

            Las pruebas atléticas se disputaron en el Melbourne Cricket Club y Avellán, con 43.66 metros, quedó novena en la fase clasificatoria, dominada por la checa Olga Fikotová con 50.77 m. Las trece primeras avanzaban a la prueba decisiva.

            Allí las favoritas eran las atletas de la Unión Soviética, principalmente Nina Ponomaryeva (ex recordwoman mundial con 53.61 m. en 1952 y campeona olímpica ese mismo año en Helsinki). Pero con una serie en la que tuvo cuatro disparos sobre los 50 metros, Fikotová resultó la estrella del día. Tomó la delantera en la tercera ronda con 52.04 y, en su quinto intento, alcanzó un récord olímpico de 53,69 m., insuperable para sus rivales. Irina Beglakova fue la subcampeona con 52.54 m y Ponomaryeva, esta vez, debió conformarse con la medalla de plata (52.02): cuatro años más tarde, en Roma, iba a recuperar el cetro olímpico.

            Avellán, con 46.73 m., escaló hasta el sexto puesto, escoltando también a la estadounidense Earlane Brown (51.35) y a la otra integrante de la armada soviética, Albina Yelkina (48.20). La argentina había logrado esa marca en el primer intento y luego registró 44.84, 42.69, 46.31 y 43.88 para cerrar su participación con 44.35, aventajando a otras dos atletas checas (Jirina Voborilová y Stepanka Mertová). También, entre sus vencidas, se encontraba la rumana Lia Manoliu (novena. con 43.90) quien se iba a convertir en una verdadera leyenda de esta especialidad. Totalizó seis participaciones olímpicas, incluyendo allí su triunfo en México 68 y las medallas de bronce en Roma 60 y Tokio 64. Y fue recordwoman mundial con 62,06 m. en 1972, cuando ya tenía 40 años…

            Aquellos Juegos de Melbourne –si se los recuerda especialmentepor el sangriento match de waterpolo entre húngaros y soviéticos- también tuvieron su cuota romántica en el lanzamiento del disco. Fikotová se casó meses más tarde con el campeón del lanzamiento del martillo, el estadounidense Harold Connolly, y se marcharon a vivir en California. Allí, la señora Olga Connolly conquistó cinco veces el campeonato nacional y ya como representante USA participó en otros cuatro Juegos, aunque sin volver al podio. Su mejor marca fue de 57.60 m. en 1972, a los 39 años… Pero también Avellán conoció al que sería su marido, un publicista australiano llamado Frank Xavier De Neefee. “Cuando nos despedimos en Melbourne, y me volví a la Argentina, me pidió casamiento”, contó.

            Avellán siguió por un par de temporadas dentro del atletismo nacional, pero ya tenía destino australiano. Logró nuevos títulos nacionales en 1956 (12.36 en bala, 46.84 en disco) y 1957 (43.87 en disco). Y fue una de las figuras argentinas en el Campeonato Sudamericano de Montevideo, en 1958, donde se llevó las dos medallas de oro: 12.69 en bala –el mejor registro de su campaña- y 44.57 en disco, delante de las atletas chilenas Eliana Bahamondes y Pradelia Delgado respectivamente. Sólo tres meses después, el 26 de julio en Gimnasia y Esgrima durante el torneo Alfredo Ríos, Isabel Avellán se despidió definitivamente de nuestro atletismo, quedando segunda en una prueba de bala (11.73), detrás de Mabel Dematei (12.02).

            “Si me necesitan, volveré para defender al atletismo argentino”, afirmó ese día. Se marchaba a Australia, por su destino… Visitó la redacción de Clarín junto a su flamante esposo, quien había venido especialmente al país. Allí Isabel contó que “conocí a Xavier en Melbourne el 6 de diciembre de 1956 y ese mismo día, me presentó a sus padres. El 11 ya me volví a Buenos Aires, estábamos comprometidos. Mantuvimos una intensa correspondencia. Y en abril de este año vino a verme, yo estaba en el Campeonato Sudamericano de Montevideo y me esperó en la dársena… Esta es la simple historia”. Avellán manifestó sus deseos de seguir entrenando (“Lo haré con el equipo de South Melbourne, que tiene los mismos colores de Independiente. Mantendré mi preparación, trataré de perfeccionarme”). También concluyó: “En cualquier lugar del mundo, estará bien una mujer enamorada. Y yo lo estoy”.

Aunque se mantuvo activa por algunos años más bajo la conducción técnica de Franz Stampl y en un país de enorme tradición, potencial y estructura atlética, la lejanía, las lentas comunicaciones de aquella época y algunos reglamentos, impidieron que volviera a representar a nuestro país. Se sabe que gestionó participar en los Juegos Panamericanos de Chicago y en los Juegos Olímpicos de Roma, pero no la enviaron. Había informado de un nuevo récord de 47.90 metros, logrado el 11 de julio de 1959 en Melbourne, que no se homologó entre nosotros. Y también fue campeona de Australia en 1960.

            Por aquí Pfüller pudo recuperar el récord sudamericano (48.20 metros en 1962) y mucho después, otras dos atletas también alcanzarían la nominación olímpica: Liliana Martinelli en 1996, Rocío Comba en 2012 y 2016.

            José Guillermo, uno de sus sobrinos en la Argentina, nos cuenta que en su nuevo destino “Isabel pudo seguir entrenando y también fue ama de casa, su esposo tenía una empresa de carteles de señalización vial, adhesivos, calcomanías. Ella siempre mantuvo contacto con sus hermanos de la Argentina y vino a visitarnos varias veces”. Avellán nunca perdió su pasión atlética, aún en las edades de “masters” donde figuró entre las mejores del mundo (40.04 metros en 1981 en la categoría 45 y 34.82 metros en 1985, ya en la categoría 50). También obtuvo numerosos títulos australianos y participó en los Mundiales de los veteranos. Falleció el 20 de septiembre de 2010.

            Janet de Neefe, su sobrina y hoy residente en Bali, nos cuenta: “Isabel fue la más hermosa, exótica y adorable tía. Era una Sofía Loren del atletismo y su casamiento fue como un cuento de hadas”. Brigid de Neefe, la hija de Isabel, es cantante.

]]>
Iraha dos Santos, una promesa https://www.cada-atletismo.org/iraha-dos-santos-una-promesa/ Sat, 04 Jul 2020 12:15:46 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22383 Fuente FAM

Iraha Dos Santos, la joven promesa del atletismo metropolitano y nacional, que transita en el conjunto de la Municipalidad de Lomas de Zamora, pasó por el ciclo de “Diálogos en Vivo de FAM”,  con los protagonistas del atletismo metropolitano, y en la emisión que se dio por el Instagram Tv de la federación (y puede volver a reproducirse) mantuvo una más que entretenida charla con el conductor Ezequiel Brahim, en la que dejó interesantes percepciones sobre los inicios de su carrera atlética, sobre su pasatiempo ligado a otra de sus pasiones -la música- y mucho más.

 “Empecé originariamente en el club alemán de la Sociedad de Gimnasia de Almirante Brown a los 13 años, porque me llevó mi mamá que entrenaba atletismo ahí haciendo 100 y 200 metros”, así se presentó el atleta de 19 años y oriundo de Adrogué. Y agregó: “Me gustaba correr y empecé con Poldo Kerwitz, que tiene la costumbre de preparar atletas de forma general en todas las pruebas. Pasé por garrocha, alto, jabalina, que soy muy malo –enfatizó-, y por vallas. Descubrí que esas pruebas no eran lo mío. Pero lo que más me llamó la atención fue la velocidad, hacer 80 metros en ese tiempo, y salto en largo, que era mi fortaleza”.

Velocidad y salto en largo se me complicaba entrenarlas de manera individual y me pasé en 2018 a Lomas de Zamora, que era lo más cercano a mí casa. Ahí me encontré con Marina Fernández y me puse a entrenar lo que realmente me gustaba”, relató este explosivo deportista que transita su primer año en la categoría U23.

Pese a que su carrera en el deporte recién comienza, Dos Santos reconoció la positiva influencia que ejerció su entrenadora para lograr el click que necesitaba en su incursión en el atletismo: “Me convertí en atleta en el segundo año que entrené con Marina. Ella me abrió los ojos, me transmitió que tenía talento y que me daba para ir por más. Y si tenía todos los recursos para hacerlo –dije- por qué no hacerlo”.

Esa maduración deportiva la adjudicó a que “vos cruzas la puerta de ser atleta cuando cambias la mentalidad y cambias ciertas pautas de vida en pos de buscar un objetivo, una meta difícil; pero la haces con gente que te apoya en cumplirla y en hacerla realidad; de ahí empezás a entrenar puntualmente para conseguirlo”, analizó.

Y así fue como el talentoso atleta de la Municipalidad de Lomas de Zamora mostró rápidamente un notable progreso. En 2018  fue campeón nacional U20 con la camiseta de FAM en los 100 metros, bajando en 30 centésimas su marca y ubicándola en 10s71, fue campeón en las postas 4×100 y fue medalla de bronce nacional en salto en largo con un registro de 7,07 metros.

Mientras que un año después siguió en ascenso. Nuevamente se consagró a nivel nacional en los 100 llanos. Y un mes después tuvo un fin de semana memorable en el Campeonato Sudamericano U20 de Cali, donde fue campeón en salto en largo –cortando con una racha de 35 años sin títulos para el país en esa disciplina y en dicha categoría- y en el cual igualaría –por unos meses- el récord nacional U20 de los 100 metros (10s57) en la fase de clasificación, la que lo depositó en la final donde terminó en el cuarto lugar con una centésima más (10s58).

Esos acontecimientos cumplieron su primer aniversario hace unos 15 días atrás, pero el recuerdo en el atleta aún sigue intacto: “Me pongo muy… muy nervioso representando al país. La primera vez que lo hice en Cali, en los 100, literalmente estaba temblando en la partida baja. Estaba muy nervioso, pero al segundo día, en la prueba de largo, ya estaba más relajado”, rememoró.

Asimismo, el joven atleta detalló que “la presión cae mas en responderle al entrenador y a la gente que te ayuda en el proceso. No hay nada más satisfactorio que hacer bien el trabajo en respuesta y devolución a toda esa gente”, entre los que destacó en el agradecimiento a “mi entrenadora (Marina Fernández), mi preparador físico Diego Tejera y mi mamá (Viviana Iraha), que es la que siempre se está moviendo y me levanta cuando no tengo ganas de entrenar”.

La agradable charla entre la figura del atletismo de Lomas de Zamora y Ezequiel Brahim derivó también –entre risas- en la rivalidad que se ha generado con el velocista de Quirón Franco Florio, quien es otro de los animadores metropolitanos de las pruebas de velocidad, con el que suelen tener performances sobresalientes y ha compartido cuarteto de postas en FAM y el seleccionado nacional, y es –en definitiva- quien se adueñó de la plusmarca U20 de 100 llanos (10s51) en octubre del año pasado.

“Con Franco Florio me llevo bien, puede haber una cierta rivalidad a la hora de correr, pero cada uno al momento de hacerlo debe demostrar quién es el mejor. De eso se trata”, aseveró Dos Santos y agregó: “Todos tenemos rivales y la motivación del atletismo está en mejorar tus marcas personales y en ganarle a tu rival. Y cuando me entreno, me maquino que tengo que dar el cien por cien para ganarle a los rivales, aunque a veces no se den las cosas”.

 El lado B del Atleta

La riquísima conversación con el velocista más rápido de la Municipalidad de Lomas de Zamora dejó un párrafo aparte, extradeportivo. Porque Joel Dos Santos posee un hobby que le ha despertado su otra pasión: la música.  

“Hace dos años que aprendí guitarra, bajo y batería. Con mi hermano y un amigo comenzamos a tocar como hobby. Eso me desconecta, me relaja en los momentos que no entreno ni estudio”, manifestó, aunque aclaró que “no me considero músico, sólo me gusta la música y hago arreglos de producción”.

Entre sus preferencias musicales destacó: “Me gusta mucho el funk del 70 y 80, el blues, el soul y el rock”. Y entre los instrumentos analizó que “la guitarra habla un idioma, la batería habla otro y el bajo los une y los lleva a una misma sintonía”. 

Asimismo, Dos Santos asimiló que “en algún punto el atletismo y la música tienen una similitud en cuanto a la preparación previa, la rutina de entrenamiento, a la dedicación y adaptarte a los procesos de preparación”. 

No obstante, para la alegría de sus seguidores en las pistas, el velocista y saltador aseguró que su camino seguirá transitando por los andariveles del sintético por mucho tiempo más, porque tiene en claro que “para ser músico hay todo un proceso y toda una idea más atrás de eso, que va más en profundidad, y que no la tengo. Disfruto de tocar con amigos pero no profundizaría más esa cuestión. No pienso volverme profesional, es sólo un hobby”, concluyó. 

]]>
Belén Casetta, escala en Tucumán y luego hacia Cachi https://www.cada-atletismo.org/belen-casetta-escala-en-tucuman-y-luego-hacia-cachi/ Sat, 04 Jul 2020 12:10:59 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22380 Fuente: Télam

La atleta marplatense Belén Casetta -recordista sudamericana de los 3.000 metros con obstáculos y medallista panamericana- realizará la cuarentena obligatoria para mitigar la propagación del coronavirus en Tucumán, para luego ir a entrenar a Cachi, Salta, como parte de la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio del próximo año.
Casetta viajó en su automóvil particular y realizó los trámites correspondientes en la Terminal de Ómnibus, donde cumplió con todos los requisitos de ingreso, y los testeos de coronavirus que le hizo personal del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) dieron negativos.
La atleta, Olimpia de Plata en 2019, llegó desde Mar del Plata y fue hospedada en un hotel de la zona del Parque 9 de Julio.
Allí cumple los 14 días de aislamiento preventivo que exigen los protocolos de bioseguridad que rigen en la provincia por la pandemia, y pasado ese lapso se dirigirá a un centro de entrenamiento en altura en Cachi, Salta.
«Ya estoy en Tucumán, me quiero enfocar al ciento por ciento en entrenarme y recuperar lo perdido, porque anímicamente fue todo muy estresante», dijo Casetta al diario La Gaceta de Tucumán.
La marplatense fue recibida por Adriana Nofal, Gustavo Zavadivker y Pablo Díaz, miembros de la Fundación Misión Deportiva que preside la primera, quienes le facilitarán todo lo que le hiciera falta.
«Todas mis rivales casi no dejaron de entrenarse y algunas solo pararon por 30 días», contó la marplatense, y agregó: «Estoy en desventaja y por eso entrenarme acá es recuperar mi nivel y ponerme a la altura de ellas».
Los Juegos Olímpicos de Tokio estaban previstos para este año pero la pandemia de Covid-19 obligó a postergarlos para 2021.

]]>
ALEJANDRA GARCIA DESDE CASA https://www.cada-atletismo.org/alejandra-garcia-desde-casa/ Thu, 02 Jul 2020 15:07:23 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22363 Alejandra Garcia estará mañana viernes tres  a las 20.00 por el Instagran de la CADA.

Mantendrá una charla con el exatleta y actual entrenador y responsable de las categorías menores de la CADA y Programa Dakar 2022, Fernando Pastoriza.

Alejandra Garcia es una de las atletas más destacadas del historial argentino del atletismo.

Su final Olímpica de Atenas 2004 marco el punto culminante de su carrera, aunque confirmo su carácter de finalista del mundial de Sevilla de 1999. Recordando que algunos inconvenientes técnicos de último momento no le permitieron una gran actuación en Sidney 2000 en los juegos donde se en contrataba entre las mejores del mundo y se presumía una  actuación consagratoria.

 Pero sus méritos han sido muchos en su dilatada carrera, que la tuvo como animadora desde las categorías de edades limitadas, donde brillo en pruebas como los relevos cortos, las vallas, salto en largo,  alto, y heptathlon , obteniendo 1990 en obtuvo su primer título nacional.

Su historial marca el impresionante logro de obtener  21 títulos nacionales en mayores y tres en juveniles.

Llego al salto con garrocha luego de ser una importante atleta en varias pruebas, que insinuaban  su calidad atletica, fue en Manaos (BRA) donde obtiene el primer título sudamericano en salto con garrocha, en la edición en que se incorporó la especialidad al programa sudamericano. Título que lograría en tres oportunidades más.

También el salto con garrocha le proporciono el oro en los Juegos ODESUR de Cuenca (ECU) en 1098.También dos títulos en los Iberoamericanos de  Río 2000 y Guatemala 2002-

Una de sus actuaciones más recordadas y celebradas fue el oro en los Juegos Panamericanos de Winipeg 99.

Estuvo presente en tres juegos olímpicos, además de los mencionados de Sidney 2000 y Atenas  2004, culmino su actuación olímpica en Beijing 2008. Estuvo en cuatro mundiales, además de Sevilla 99, lo hizo en Edmonton 2001, Paris  2003 y Osaka 2007.

Llevo la marca de Salto con garrocha desde los 3.10 en 1994 a los 4.43 logrados en Santa Fe el 3 de abril de 2004, en el torneo de reinauguración de la pista del CARD de Santa Fe, luego de recuperada de la terrible inundación del Río Salado. Que todavía constituyen el record nacional.

Una mención muy especial para quien fue su entrenador y formador en sus primeros años en el atletismo, el Profesor Eduardo Enrique “Quique” Blanco, (verdadero maestro del atletismo)  hasta llevar a la especialidad del salto con garrocha. Tarea que luego continuo  Fernando Pastoriza.

Sus enormes logros  la erigen  en una de las mayores atletas argentinas y sudamericanas de todos los tiempo y pionera de la difícil y espectacular prueba del salto con garrocha.

]]>
Ana María Comaschi, la atleta completa https://www.cada-atletismo.org/ana-maria-comaschi-la-atleta-completa/ Sun, 28 Jun 2020 15:37:27 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22359 CADA / Figuras en el recuerdo

Para Ana María Comaschi el simbolismo de “Juegos Olímpicos” pudo quedar como una frustración –y no justamente por su responsabilidad- pero el tiempo se ocupará de disiparla. Y en buena parte, desde que su propio hijo, Mauro Zelayeta, un promisorio valor del vóleibol, ya pudo participar en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires hace un par de años, llevándose una medalla de plata en la modaliadd de duplas.

            Surgida de Necochea (11-4-66), donde ha vuelto a residir, Ana fue una de las más completas atletas de nuestro historial y la poseedora del récord femenino del heptathlon, hasta que Fiorella Chiappe (ahora volcada a los 400 metros con vallas) consiguió batirlo a comienzos del 2017 con 5.815 puntos.

            Dotada de una gran velocidad natural pero, a la vez, del poderío físico necesario para afrontar las pruebas combinadas, Ana ganó el primero de sus títulos nacionales de mayores en el heptathlon (modalidad que acababa de suceder al pentathlon) cuando apenas tenía quince años, en 1981. Sus comienzos habían sido en Necochea bajo la conducción de Alberto Peña, estuvo en Mar del Plata y luego se radicó en Buenos Aires, representando a Ferro.

            A lo largo de aquella década del 80 y a comienzos de los 90 fue una de las principales figuras en nuestro atletismo femenino. Uno de sus recuerdos más significativos se dio con los Nacionales de 1989, últimos realizados sobre pista de carbonilla ya que se realizaron en Gimnasia y Esgrima. Allí, además de obtener el heptathlon con 5.451 puntos (a sólo tres de su entonces plusmarca nacional), también fue la campeona de los 100 metros y lanzamiento de bala, completando las cinco medallas doradas con el relevo de Provincia de Buenos Aires.

            Aún cuando también fue la animadora de la Selección en distintas competencias internacionales, consiguió su única dorada del Campeonato Sudamericano cuando aún era juvenil en Santiago de Chile (1985). Allí reunió 4.866 puntos aventajó por solo uno a la favorita ecuatoriana Nancy Vallecilla. Claro que esta había quedado en blanco en lanzamiento de jabalina, en una decisión muy polémica de los jueces. Entonces, en el podio y en una recordada anécdota de aquel Sudamericano, Ana se quitó su propia medalla y se la ofrendó a Vallecilla, una de las atletas más queridas de nuestro ambiente…“Me salió  del alma, ella merecía ganar… Si tiraba la jabalina, me sacaba 500 o 600 puntos, yo  no podía competir con ella en esos años. Y lo que le ocurrió… me podía pasar a ”, explicó Ana.

            En 1988 y en Santa Fe, batió el récord nacional del heptathlon con 5.454 puntos, mejorando los 5.241 de Yvonne Neddermann (1981). Comaschi recién volvería a los Sudamericanos al año siguiente en Medellín, donde la Argentina envió un plantel muy reducido en medio del caos económico y social de nuestro país. Ella no pudo completar el heptathlon, pero fue subcampeona de los 100 metros con vallas y tercera en salto en largo.

            En esos momentos ya se había afirmado en sus distintas producciones individuales (tuvo los récords en 100 y 400 metros llanos, y 400 con vallas, por ejemplo) y se reflejó en su progresión en las combinadas, donde colocó el récord nacional en 5.721 puntos mientras participaba en un ciclo de preparación en España a principios de los 90. Al año siguiente también estuvo en los Panamericanos de La Habana (quedó 5ª.) y en el Campeonato Mundial de Tokio. Y su gran sueño olímpico era Barcelona 92. El trampolín hacia los Juegos lo constituyó el Campeonato Iberoamericano de Sevilla, pocas semanas antes, donde Comaschi llevó el récord nacional a 5.795 puntos y logró la medalla de plata, a sólo 13 de su gran rival, la colombiana Zorobabelia Córdoba.

            Comaschi fue designada por la CADA para los Juegos, pero la inscripción –que debía remitir el Comité Olímpico Argentino a la organización de los Juegos- nunca llegó. Fue un verdadero bochorno, uno de los episodios más tristes en nuestra historia atlética. Comaschi se había trasladado desde Sevilla a Barcelona y, al llegar a la Villa Olímpica no le permitían el ingreso, no estaba registrada… Pasaban las horas y nadie inscribía a Comaschi, quien vivía como una refugiada, casi clandestina en la Villa Olímpica. “Tuve que quedarme escondida dentro de una habitación, Andrés Charadía me traía la comida. Ninguna persona del COA me ayudó, no recibí ni una palabra de aliento… En un momento vino Fernando Galmarini,  secretario de Deportes de la Argentina, y me tranquilizó: ‘flaca, quedate tranquila, vamos a arreglar todo’ Pero no fue así”, contó.

            El Comité Olímpico Argentino de entonces no solucionó la situación y Comaschi se tuvo que volver entre lágrimas por semejante frustración. Después inició un juicio, que llegó hasta la propia Corte Suprema, y que ganó. “Demasiadas lágrimas dejé en Barcelona. Y la indemnización económica no compensa todo el dolor que sufrí. Me hicieron sentir una extraña en la Villa después de prepararme tantos años por un objetivo y que por un error burocrático me dejen afuera. Ni a mi peor enemigo le desearía lo que sufrí por eso”, declaró.

            Aunque daba para dejar todo, ella siguió por algunas temporadas en las pistas, ya sin tanta motivación, hasta su retiro definitivo, pero con un registro que impresiona: está entre las mejores del historial en pruebas que van desde velocidad hasta los lanzamientos. Entre Mar del Plata y Necochea, ejerció como docente en preparacióin física. Y en los últimos años disfrutó la progresión de su hijo, Mauro Zelayeta, quien se había iniciado como futbolista en Aldosivi, pero a los 15 se decidió por el vóley en Once Unidos. Junto al mendocino Bautista Amieva lograron la medalla de bronce de vóley de playa en los Juegos de Buenos Aires 2018. Y también Nirvana, hija de Ana, ya se está luciendo en sus primeros pasos en el modelaje.

Sus récords nacionales

100 metros llanos (cronometraje manual)

11s.5 ig            el 25.11.89 en Mar del plata y el 2.12.89 en Montevideo

11s.3 el 2.12.89 en Montevideo

400 metros llanos (cronometraje electrónico)

52s.99 el 9.6.91 en Madrid

400 metros con vallas (cronomteraje manual)

59s.2 el 7.6.92 en Santa Fe

Heptathlon

5.454 puntos el 16.10.88 en Santa Fe

5.721 puntos el 1.7.90 en Segovia

5.795 puntos el 18.7.92 en Sevilla

Sus mejores marcas personales

100 metros llanos (e): 11s.71 (1.1) el 18.11.89 en Buenos Aires (9ª. all time)

100 metros llanos (m): 11s.3 (0.5) el 2.12.89 en Montevideo (récord nacional)

200 metros llanos (e): 23s.75 (0.5) el 26.3.90 en Manaus (4ª. all time)

200 metros llanos (m): 23s.5 (-0.2) el 18.10.92 en Santa Fe (3ª. all time)

400 metros llanos (e): 52s.99 el 9.6.91 en Madrid (3ª. all time)

400 metros llanos (m): 53s.6 el 20.6.92 en Santa Fe (2ª. all time)

800 metros llanos: 2m.13s.88 el 18.7.92 en Sevilla

100 m vallas (e): 13s.70 (-0.1) el 30.6.90 en Segovia (6ª. all time)

100 m vallas (m): 13s.7 (1.5) el 1.7.89 en Buenos Aires (4ª. all time)

400 m vallas (m): 59s2 el 7.6.92 en Santa Fe (3ª. all time)

Salto en alto: 1.65 el 18.11.89 en Buenos Aires

Salto en largo: 6.02 el 16.7.89 en Santa Fe (14ª. all time)

Lanzamiento de bala: 14.05 el 25.9.94 en Santa Fe (10ª. all time)

Lanzamiento de jabalina: 40.04 el 29.4.89 en Mar del Plata

Heptathlon: 5.7.95 el 18.7.92 en Sevilla (2ª all time)

Sus títulos nacionales

Con 23 títulos en los Nacionales de mayores (14 individuales y 6 en relevos), Comaschi es la segunda atleta más ganadora de esa competición, detrás de Olga Conte (29). Esta fue su cosecha:

1981: heptathlon (4.024 puntos)

1982: heptathlon (4.670 puntos)

1985: 400 m vallas (1m05s0)

1987: hepatthlon (4.827 puntos)

1988: heptathlon (5.454 puntos), posta 4×100, posta 4×400

1989: 100 metros (11s71), bala (13.64), heptathlon (5.451 puntos), posta 4×100 y posta 4×400

1990: 200 metros (24s1), 100 m vallas (13s9) y posta 4×400

1992: 100 metros (11s6), 100 m vallas (13s8), posta 4×100 y posta 4×400

1993: 400 metros (53s6) y posta 4×400

1994: 400 metros (55s44) y posta 4×400

Campaña internacional

1983. Campeonato Sudamericano Junior en Medellín: 3ª. en heptathlon con 4.955 puntos

1985. Campeonato Sudamericano en Santiago de Chile: 1ª. en heptathlon con 4.866 puntos / Campeonato Sudamericano Junior en Santa Fe: 1ª. en heptathlon con 4.769 puntos

1986. Juegos Odesur en Santiago de Chile: 1ª. en heptathlon con 4.686 puntos, 3ª. en jabalina

1989. Campeonato Sudamericano en Medellín: 2ª. en 100 m vallas con 13s7, 3ª. en salto en largo con 5.96. Heptathlon: dnf

1990. Campeonato Iberoamericano en Manaus: 2ª. en heptathlon con 5.517 puntos

1991, Juegos Panamericanos en La Habana: 5ª. en heptathlon con 5.503 puntos / Campeonato Mundial en Tokio: 23ª. en heptathlon (5.617 puntos)

1992. Campeonato Iberoamericano en Sevilla: 2ª. en heptathlon con 5.795 puntos

1995. Juegos Panamericanos en Mar del Plata: 8ª. en lanzamiento de bala con 13.33

FOTO: Ana Comaschi junto a la atleta argentina más notable de la historia, la subcampeona olímpica Noemí Simonetto.

]]>
Plataforma para seguir la clasificación a Tokio https://www.cada-atletismo.org/plataforma-para-seguir-la-clasificacion-a-tokio/ Sun, 28 Jun 2020 15:34:30 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22355 World Athletics lanza la herramienta de seguimiento de calificación ‘Road to Tokyo’World Athletics ha lanzado ‘ Road to Tokyo ‘, una herramienta en línea para ayudar a atletas, medios y fanáticos a seguir el proceso de calificación para los Juegos Olímpicos del próximo año.Se puede buscar por disciplina, país y estado de calificación, la herramienta proporcionará una vista en tiempo real de cada evento en el transcurso del período de calificación de Tokio 2020 que finaliza el 29 de junio de 2021.Como se anunció el mes pasado, el sistema de clasificación de Tokio 2020 ya en vigor se adaptó para adaptarse a las nuevas fechas de los Juegos, que se pospusieron en marzo. Los Juegos ahora se llevarán a cabo del 23 de julio al 8 de agosto de 2021.Los principios de calificación permanecen sin cambios con los atletas capaces de calificar a través de los estándares de entrada y luego el Ranking Mundial de Atletismo.Los atletas que ya han cumplido con el estándar de entrada desde el inicio del período de calificación en 2019 permanecen calificados y serán elegibles para la selección de sus respectivas Federaciones Miembros y Comités Olímpicos Nacionales, junto con los otros atletas que calificarán dentro del período extendido de calificación.Debido a las oportunidades desiguales de entrenamiento y competencia en todo el mundo durante la pandemia de coronavirus, World Athletics anunció el 7 de abril que el período de calificación (para todos los eventos) se suspendió del 6 de abril al 30 de noviembre de 2020.

]]>
Rosario mantiene su espíritu del maratón https://www.cada-atletismo.org/rosario-mantiene-su-espiritu-del-maraton/ Sun, 28 Jun 2020 15:30:21 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22352 Fuente: Asociación Rosarina

En una charla de cuarentena y una vez anunciada la reprogramación de la Edición número 19 del Maratón Internacional de la Bandera para el 2021, Lucas Bautista, de K1 y Jose Maria Fernandez, titular de NoAflojes, comenzaron a pensar cómo hacer para correr el 21 de junio de 2020, fecha original del evento sin estar fuera de la Ley.

Entre varias ideas, surge de correr dentro del departamento de cada uno. Luego Rosario habilita dentro de la pandemia poder realizar caminatas y correr dentro de un horario determinado de lunes a viernes y respetando el protocolo asignado para la actividad.

Con el afán de cumplir el objetivo, activan la idea de correr el circuito oficial del maratón de la bandera, por etapas con 4 corredores y así completar los 42.195 m.

Lucas y José, desde un primer momento, como Rosarinos y Fans de la carrera quisieron demostrar simbólicamente que Rosario no bajó los brazos. Que Rosario no abandona sus sueños.

Para realizarlo convocaron a los atletas Ale Baclud, Juan Gorosito, Edgar Moreno y Lucas Bautista, Estos atletas formarían el equipo para la posta de los 42.195 k 2020 corridos en cuarentena y representando a todos los atletas que quedaron con esa ilusión.

Este viernes 26 de junio del 2020 respetando el protocolo asignado para la actividad por la Municipalidad de Rosario a las 7:15 hs partió el primer corredor Ale Balclud desde el mástil principal del Monumento Nacional a la bandera, lugar de donde partió 18 años consecutivos el Maratón Internacional a la Bandera. Esta partida la pudimos ver en vivo y en directo por Canal 3 de Rosario.

En el km 11 aguardaba Juan Gorosito. En el km 21 Edgar Moreno. En el punto norte mas extremo del circuito (Av. Colombres y Puccio) lo aguardaba Lucas Bautista, atleta que culminó el resto del circuito oficial llegando al Monumento Nacional a la Bandera a las 10.23hs.

Lucas, José y el resto de los atletas que se embarcaron en este proyecto nos dijeron que su esfuerzo sirvió para honrar tanto organizadores, animadores, corredores, a los Caballeros del tiempo y principalmente a nuestra querida Ciudad de Rosario.

El maratón Internacional de la Bandera no tiene Pacers, tiene “Caballeros del Tiempo”.
Los Caballeros se sumaron haciendo kilómetros en sus casas.
Rosario tiene la complejidad de su clima impredecible que en el año 2016 fue considerada el “maratón casi imposible” por el diario La Nación ya que se corrió con lluvia y sudestada.
Quizás los 42k Rosarinos no sean el mejor, pero sin dudas es diferente. Esta carrera tiene sentimientos.
Quizás este proyecto que surgió en sus comienzos en una charla loca de cuarentena sea el primero en el mundo donde pocos atletas representan y homenajean a muchos otros que este fin de semana correrían por las calles de la hermosa Ciudad de Rosario completando en posta 42.195 m en un año tan particular donde todas las grandes carreras del mundo fueron suspendidas. Para Lucas y José, la edición 19 se corrió en el 2020.-

Parte de esta redacción fue transmitida por sus creadores. Para nosotros, los organizadores del Maratón Internacional de la Bandera, nos enorgullece saber que en el mundo existen personas como ellos y sabemos que hay muchas mas que llevan a Rosario y sus 42k en su corazón. Para todos ellos nuestros saludos y anhelo que nos volvamos a ver el 28 de junio del año 2021.-

]]>
Programa de la Pista al Patio https://www.cada-atletismo.org/programa-de-la-pista-al-patio/ Sun, 28 Jun 2020 13:21:31 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22349 ”Un Atletismo atractivo, accesible e inclusivo, para niños en edad escolar, acciones de un deporte individual jugado en equipo, mediante el Programa de la Pista al Patio

Es Programa Nacional de la CADA, instrumentado en las Provincias sobre la base del Mini-atletismo (Kid Athletics de  World Athletics), luego de la exitosa experiencia piloto en la provincia de Córdoba (26 de mayo al 11 de junio 2020), se lanzará el próximo miércoles 1 de junio a las 18.00 hs. por parte de la Federación Santafesina de Atletismo.

Con el auspicio de las Secretarias de Desarrollo Deportivo y de la Secretaria de Educación de la  Provincia de Santa Fe. Desarrollándose entre el 12 de julio y el 16 de agosto del corriente año.

Este proyecto parte de la concepción de dos problemáticas actuales como lo son el sedentarismo y la falta de interés por el movimiento. Contempla la posibilidad de colaborar en revertir dicha situación enriqueciendo las prácticas educativas de diversos ámbitos, mediante la divulgación de las herramientas que brinda el mini-atletismo para dicho fin.

Se brindará por lo tanto a los docentes los contenidos teóricos con la intención de que a futuro puedan aplicarlo en sus clases. La culminación de dicha capacitación contempla la realización de un evento de mini-atletismo, que posibilitará la exhibición de lo aprendido, y procurando una instalar una herramienta útil para el docente.

JUSTIFICACIÓN:

El proyecto parte desde una situación que está a la vista, el Sedentarismo y la falta de interés por el movimiento, lo cual comienza a edades tempranas y se acentúa en la adolescencia, provocando una mala calidad de vida. Se debe tomar conciencia de la envergadura de lo que está sucediendo y generar políticas y estrategias de prevención.

El déficit en el desarrollo motor de los niños en edad escolar, se expresa en la dificultad de resolver situaciones de la vida cotidiana de manera ágil, acompañado por un gran desinterés por el movimiento, debido a la gran oferta de diversión y entretenimiento que ofrece la cibernética y los medios masivos de comunicación.

Ante esta problemática creemos indispensable poner al servicio de los docentes y entrenadores una herramienta que les brindará a los alumnos: motivación, competencia y auto superación, desarrollo motor armónico, salud y por sobre todas las cosas el gusto y el disfrute de la actividad física al aire libre.

A su vez, considerando el contexto actual de aislamiento social, los contenidos brindados a los docentes en este curso, posibilitarán la realización de material didáctico que enriquecerá sus clases a distancia.

IMPACTO ESPERADO:

El impacto que esperamos lograr es el de un enriquecimiento de las clases de Educación Física y de Atletismo con edades correspondientes al Nivel Primario. Desarrollando una generación de alumnos con un amplio acervo motor que les permita tanto resolver situaciones de la vida cotidiana como ser aptos para participar de cualquier actividad física de manera óptima, lo cual aumenta el autoestima, mantiene y mejora la salud, a la vez que aleja a los niños de la calle y de todos los malos hábitos, nocivos, que la misma ofrece.

MARCO TEÓRICO

Mini-atletismo:

El mini-atletismo es un proyecto a nivel mundial de la World Athletics, en adelante W.A. Surge a partir de un diagnóstico realizado por esta institución, donde se observó que la práctica del atletismo en las edades tempranas, no era suficientemente atractivo y  muy rápidamente selectivo, produciendo un alejamiento prematuro de la practicas.  Producto de esto la W.A. propone una iniciación al  atletismo más divertida, ajustado a las necesidades del niño, a su desarrollo y a sus motivaciones; adecuado, también, a las posibilidades de todas las escuelas, ya que propone materiales reciclables, fáciles de conseguir o de fabricar. Con una propuesta de  jugar en equipo sin diferenciación de sexos respectando su realidad de desarrollo.

En definitiva pretende ofrecer a la comunidad un Atletismo que provoque:

  • desarrollo físico motriz
  • socialización
  • acceso a la cultura deportiva

A través de un Atletismo:

  • sencillo
  • lúdico
  • divertido
  • accesible

Los formadores de Mini-atletismo, deben tener en cuenta 4 direcciones: la seguridad de los participantes, la mejora física y motora de los niños, la motivación de cada niño y la mejora de cada niño en la dimensión emocional y social.

Sedentarismo:

Originado por la triada de la modernidad:

  • dieta hipercalórico
  • hipocinesia
  • distréss

Hoy es un fenómeno característico, tanto de las zonas rurales como de las urbanas, lo cual produce la atrofia y disfunción del sistema musculo-esquelético.

El hombre evolucionó gastando mucha energía para conseguir alimentos y proteger su territorio o grupo familiar, por lo tanto genero un organismo atesorados de lípidos, el cambio actual en los hábitos motrices y energéticos es único en la historia de la humanidad. Se han dado tan rápido estos cambios que nuestro genoma no ha tenido tiempo de adaptarse, por lo tanto quedan 2 caminos por recorrer: cambiar el estilo de vida y los hábitos cinéticos y alimentarios o esperar que se modifique el genoma. ¿Cuál opción será la más factible? Está en nuestras manos generar el cambio.

Las consecuencias son: sobre peso y obesidad, enfermedades articulares óseas, trastornos patológicos, adicciones, alteraciones posturales, diabetes hipertensión y múltiples lesiones del aparato locomotor.

La única solución posible es un cambio integral, desde la alimentación, el entrenamiento físico, el ciclo circadiano y el equilibrio emocional, todo lo que es posible a partir de la concientización, comenzando en la educación primaria.

Acervo Motor:

En la actualidad la existencia de retrasos de coordinación motriz en los niños empieza a ser preocupante, a pesar de la existencia de la asignatura de Educación Física en el ámbito escolar. La realidad es que si no se exige por parte de los profesionales del área unos niveles adecuados de competencia motriz en los alumnos, se corre el riesgo de que gran parte de los mismos caigan en una pobreza motriz, condicionándoles su educación y su desarrollo integral.

El descuido en la edad preescolar y escolar primaria del acervo motor general y de la base motriz, son quizás los puntos más difíciles de revertir en el ámbito de la educación física y del deporte. Los profesores vinculados a la actividad física solemos detectar en nuestros alumnos problemas con las tareas motrices observando la presencia de movimientos extraños que poco ayudan en la eficacia del movimiento.

Habilidades Motrices Básicas:

Las habilidades básicas son adquisiciones de determinados patrones motores que parten de la propia motricidad natural para propiciar su utilización en condiciones cualitativa y cuantitativamente diferentes, y que permiten la realización de nuevos aprendizajes. Se desarrollan estas habilidades creando situaciones de aprendizaje que permitan a los niños explorar posibilidades diferentes de respuestas. Deben prevalecer aquellas destrezas que suponen una aplicación funcional o adaptación a una situación (trepar, gatear, transportar, arrastrar, nadar, patinar, golpear, rodar…). La habilidad motriz también incluye la mayor eficiencia en las habilidades básicas (desplazamientos, giros, lanzamientos, recepciones, saltos…). Todas estas habilidades se sustentan en las capacidades perceptivo-motrices de coordinación y equilibrio.

Se las plantea como naturales, aparecen de modo filogenético en la evolución humana, encuentran un soporte para su desarrollo en las habilidades perceptivas, las cuales están presentes desde el momento del nacimien­to al mismo tiempo que evolucionan conjunta y yuxtapuestamente. Por ello la importancia de trabajarla desde las primeras edades.

Las características particulares que hacen que una habilidad motriz sea bási­ca son:

  • Ser comunes a todos los individuos.
  • Haber facilitado/permitido la supervivencia del ser humano.                                                  
  • Ser fundamento de posteriores aprendizajes motrices (deportivos o no).

De aquí la importancia de las Habilidades Motrices Básicas en el desarrollo motriz del niño y del futuro adolescente-adulto.

DESTINATARIOS:

Los destinatarios son los Docentes de nivel primario del área de Educación Física y Entrenadores de Atletismo con grupos a cargo.

OBJETIVOS GENERALES:

Fomentar la enseñanza del mini-atletismo.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

  • Brindar herramientas para desarrollar el mini-atletismo en diversos ámbitos.
  • Incrementar el acervo motor de los alumnos
  • Generar hábitos saludables
  • Disminuir el sedentarismo

MODALIDAD DE CURSADO:

A distancia: Se facilitará el acceso del material de estudio mediante la herramienta digital Google Classroom y se realizarán encuentros virtuales vía plataforma zoom.

Presencial: Ni bien el contexto social lo permita, se realizará un evento de mini-atletismo a definir sus características dependiendo la localidad del docente.

]]>
Raúl Ibarra, el atleta del pueblo https://www.cada-atletismo.org/raul-ibarra-el-atleta-del-pueblo/ Tue, 23 Jun 2020 22:40:56 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22343 CADA / Figuras en el recuerdo

Por LUIS VINKER

                        Hace ya muchos años, cuando conversábamos con aquel notable entrenador –especialmente de pruebas de larga distancia- que fue Manolo Rivera resurgió el tema de los grandes atletas que tuvo la Argentina en esa especialidad. Por supuesto, los nombres de nuestros medallistas olímpicos (Zabala, Cabrera, Gorno) siempre estaban al tope, acompañados por otros históricos, desde José Ribas o Roger Ceballos hasta Osvaldo Suárez, Walter Lemos y Domingo Amaison en las décadas del 50 y 60. Pero Rivera precisó: “En ningún repaso del atletismo argentino puede faltar el nombre de Raúl Ibarra como uno de los diez mejores valores de todos los tiempos”. Y ciertamente es así, no sólo por sus marcas y conquistas, sino por la vigencia de Ibarra dentro de nuestro atletismo y por el cariño popular que despertó en su tiempo. Y si no alcanzó la dimensión olímpica de los otros nombres fue, sencillamente, por el infortunio: alcanzó su esplendor técnico cuando el mundo padecía los horrores de la Segunda Guerra Mundial. No hubo Juegos ni en 1940, ni en 194

            Un artículo escrito por el arquitecto Luis Vitores en “A sus marcas” en 1954 lo sintetizó así:

            “Raúl no ha tenido la suerte que se merece. Cuando, con menos años y más riqueza atlética, ostentaba su mejor forma y derribaba marcas que parecían inamovibles, todos teníamos puestos los ojos en él y en el maratón olímpico que se avecinaba. Sobrevino la guerra mundial, no hubo Juegos y Raúl tuvo que quedarse en casa, con la amargura tremenda de no haber podido intentar la conquista del espaldarazo máximo a que puede aspirar un deportista”.

            Andy Milroy, uno de los más rigurosos investigadores sobre el atletismo de fondo, describió los comienzos de Raúl Ibarra y su hermano Ubaldo en Paraná, a fines de la década del 20. Juan Raúl Ibarra había nacido el 7 de mayo de 1914 y Ubaldo, un año después. “Oscar Martínez, un destacado ciclista, fue el que los animó a realizar gimnasia y ejercicios físicos. Ellos venían de una familia humilde, como tantos otros destacados fondistas. Y empezaron a correr con Francisco Francetti, el mejor atleta de esa ciudad. Lo hacían en las plazas, primero como entrenamiento y después para competir”, apuntó.

            El atletismo los llevó primero a Santa Fe y luego a Buenos Aires, donde llegaron muy jóvenes. El primer gran impacto de Raúl se produce en la fría y nublada mañana del 17 de noviembre de 1934, cuando la revista El Gráfico organiza la edición inaugural de lo que sería el gran clásico de nuestras carreras de fondo por un largo tiempo: el Maratón de los Barrios. Se largaba en su sede de México y Azopardo, atravesaba las calles y avenidas –todavía empedradas- de Retiro y el Centro para iniciar su regreso y terminar en la antigua cancha de Boca. Sobre una distancia aproximada de 20 kilómetros, con 226 participantes y la dirección técnica de otro nombre legendario del atletismo argentino (Felipe Lacoste), Ibarra protagonizó un intenso duelo con el bahiense Armando Sensini, el mismo que sí tendría destino olímpico mucho después. Ibarra, quien había sido convocado por el entrenador Francisco Mura para las filas del Deportivo Andino, consiguió despegarse en los tramos finales para ganar en 1 hora, 7 minutos y 13 segundos. Sensini lo escoltó con 1h07m47s y tercero llegó Santiago Recabarren con 1h10m03s. Más de quince mil personas los recibieron en la cancha.

            Mientras alternaban sus entrenamientos y sus intervenciones en pruebas de calle, los hermanos Ibarra también participaban en la pista. Y fue Ubaldo, todavía “junior”, el más destacado en los primeros tiempos. En aquella temporada de 1934 logró el primero de sus cinco títulos nacionales consecutivos sobre 5.000 metros llanos y se le computó un registro de 8m38s0 en 3.000, que pudo considerarse como el mejor del mundo para su edad. También tuvo marcas como 15m03s4 en 5.000 y 32m00s4 en 10.000 con edad de juvenil.

            Los hermanos Ibarra aparecieron en la Selección Argentina para el Campeonato Sudamericano de Sao Paulo, en 1937, donde Raúl conquistó el primero de sus tantos títulos, en la prueba de cross country, en tanto Ubaldo se llevó tres medallas de plata con los 5.000  y 10 mil metros, y los 3.000 por equipos. Para Raúl fue el comienzo de uno de los ciclos más exitosos de atletas argentinos en esa competición, en la que acumuló 8 medallas de oro (es el quinto argentino más ganador), dos de plata y una de bronce.

            En Lima (1939) escoltó a Roger Ceballos sobre 10 mil metros y al chileno Manuel Carrero en el cross country. Pero en Buenos Aires (1941), llegaría su consagración: cuatro títulos, algo que solo otro atleta argentino ha logrado en un mismo Sudamericano, el múltiple Valerio Vallania en 1926. Ibarra fue la gran figura de ese Campeonato disputado en la pista de Gimnasia y Esgrima desde fines de abril, superando a corredores que también se convertirían en históricos en los tiempos siguientes.

            Ibarra fue el abanderado del equipo nacional en la ceremonia inaugural, encabezada por el entonces ministro de Guerra, el general Juan Tonazzi. Y su cosecha de triunfos se inició en los 3.000 metros por equipo, donde la formación argentina fue un auténtico lujo, liderada por Ibarra (8m39s8 como mejor de la clasificación individual) junto a los posteriores medallistas olímpicos Delfo Cabrera y Reinaldo Gorno. Tres días más tarde, Ibarra se adueñó de los 5.000 metros con 14m57s, seguido por Gorno (15m12s1) y el chileno Raúl Inostroza (15m13s3). Como en el resto de las pruebas, impuso su superioridad desde el arranque pero aquellos 5.000 tuvieron otra curiosidad: su hermano Ubaldo se trenzó a los codazos con el chileno Gustavo Rojas y ambos fueron descalificados. El 1° de mayo, Ibarra ganó el cross country por los bosques de Palermo, delante de Inostroza. Y completó su despliegue en los 10.000 metros, dos días después, marcando 30m45s0, mientras –a lo lejos- Gorno superaba al chileno Millas en una emotiva lucha por la medalla de plata. Las crónicas de aquel momento nos describen “el fervor popular con la llegada de Ibarra, sus pies sangrantes y la felicidad del triunfo”. Se había convertido en ídolo. El Gráfico lo describió así: “En el preciso instante en que Ibarra reapareció ante la vista del público, siempre con ese accionar suyo que parece desconocer por completo el cansancio, estalló en el estadio un clamor imponente. Fue un grito unánime, espontáneo, fogoso, como solo estamos acostumbrados en los grandes partidos de fútbol. Fue un verdadero golazo para el alma del pueblo que lo veía triunfante”.

            A esa altura, Ibarra ya se había apoderado de casi todas las marcas sudamericanas en pruebas de fondo. Y estimulado por su performance del Campeonato Sudamericano, prepara otro intento para el 14 de junio en el mismo escenario de Gimnasia y Esgrima. Delante de miles de espectadores, establece el récord mundial de los 20 mil metros con 1 hora, 3 minutos, 33 segundos y una décima, mejorando el registro que Juan Carlos Zabala, nuestro campeón olímpico de maratón, había fijado cinco años en Munich (1h04m00s2). Se trata de una distancia que, en las últimas décadas, prácticamente no se realiza en los programas de pista pero que, a lo largo de su historial, fue abordada con récord del mundo por grandes nombres del atletismo de fondo como Emil Zatopek, Ronald Clarke o Gaston Roelants. En plena época de conflicto mundial y con las cuestiones reglamentarias del atletismo poco atendidas, nadie se ocupó de enviar la planilla a la IAAF para la homologación oficial. El registro de Ibarra –que había registrado parciales de 9m12s en los 3.000 metros, 15m21s6 en 5000 y 31m16s2 en 10000- fue mejorado poco después por un húngaro, Andras Csaplar, quien marcó 1h03m01s2 el 26 de octubre en Budapest.

            Nicolás Pelosi, por largo tiempo directivo del atletismo nacional y columnista de El Gráfico, escribió que “Los resultados no han hecho sino confirmar la pasta y la gran clase de este campeón. Ejemplo de disciplina, modesto, silencioso, fue al estadio de Gimnasia el sábado a la tarde, plena de luz y sol, como si el tiempo hubiera querido asociarse a la magnífica hazaña que iba a cumplir el muchacho entrerriano”.

            Pero la lista de récords de Ibarra en aquella época y todos en Buenos Aires todavía impresiona:

  • En los 3.000 metros, igualó la marca nacional de Roger Ceballos (8m36s6 en 1934) el 9 de noviembre de 1940. Llevó el tope sudamericano a 8m30s4 el 10 de marzo de 1941 y a 8m25s4 el 3 de junio de 1944. Recién en 1955, y en su gira europea, Osvaldo Suárez pudo superarlo (8m23s2 en Nürenberg).
  • También Roger Ceballos era el anterior propietario del tope sudamericano de los 5.000 metros con 14m54s4 desde 1936. El 13 de octubre de 1940, Ibarra lo colocó en 14m53s0 para volver a mejorarlo con 14m37s0 el 1 de marzo de 1941 y con 14m24s8, el mejor registro de su vida, el 20 de mayo de 1944. Apenas dos años antes, el sueco Gunther Hagg había logrado el primer sub-14m del mundo en esa distancia (13m58s2). Como tope sudamericano, el registro de Ibarra recién pudo ser superado por Suárez en 1956 con 14m20s7.
  • En la otra clásica distancia de pista, los 10 mil metros llanos, el récord sudamericano pertenecía a “Zabalita” con 30m56s2 en Stuttgart, desde 1936. Ibarra consiguió una rebaja de casi veinte segundos (30m36s8 el 14 de diciembre de 1940) y también se ocuparía Suárez de mejorarlo muchos años más tarde (30m30s0 el 12 de febrero de 1955). A la semana siguiente de ese récord, Ibarra dominó el fondo en los Nacionales de Rosario con 15m32s2 en 5.000 –seguido por su hermano Ubaldo- y 32m.49s0 en 10 mil, en tanto Delfo Cabrera aparecía en el firmamento atlético con su primer título nacional, sobre 1.500 metros.

En su pasaje a la ya mencionada hazaña mundialista de los 20 mil metros, Ibarra batió los tope sudamericanos de distancias como las 10 millas (50m55s) y la hora (18.874,91 metros).

            Ibarra movió tanto tabla de récords como acumuló  triunfos en las distintas pruebas populares de nuestro país. Y en los Campeonatos Nacionales, donde obtuvo ocho veces el título de los 10 mil metros, entre 1936 y 1952, una cifra que sólo había acumulado José Ribas (además, Ibarra triunfó dos veces sobre 5.000 metros, en 1940 con 15m32s2 y en 1943 con 14m53s0). Esta última fue una de las más recordadas pruebas, donde lo escoltaron tres de los hombres que podrían saborear la gloria olímpica: Cabrera, el mendocino Eusebio Guíñez y Gorno. Volvió a apuntalar al equipo nacional en el Sudamericano de 1945 en Montevideo, donde –con la vuelta de su hermano Ubaldo y con Cabrera- lograron los 3.000 metros por equipos. En las individuales, Raúl Ibarra recuperó los títulos de 5.000 (15m00s4) y 10.000 (31m52s6), escoltado aquí por Gorno. Y completó su despliegue con la medalla de bronce en el cross country, ganado por Gorno.

            Ibarra fue uno de los principales fondistas del mundo en aquel período signado por la guerra, aun considerando que la actividad en la mayoría de los países centrales del atletismo quedó detenida. Por ejemplo, su récord de 14m.24s.8 para los 5.000 metros en 1944 lo elevó al cuarto lugar de la lista mundial de esa temporada, sólo superada por los fenómenos del momento: Viljo Heino (el último de los “finlandeses voladores” que marcó 14m09s6 ese año y los suecos Costa Jacobsson y Hagg, poseedor éste de todos los récords desde 1.500 hasta 5.000). Entre las pocas competencias internacionales que se mantuvieron en aquel momento figuraba el circuito “indoor” de Estados Unidos, del cual Hagg fue uno de sus principales animadores. “A Ibarra lo invitaron a participar en 1942 –cuenta Domingo Amaison- pero no quiso ir ya que la invitación no incluía a su entrenador Alfredo Albónico”. La campaña atlética de Ibarra era guiada por Albónico en las filas de su club, Unión Deportiva Argentina, y entrenaban en Parque Avellaneda, una zona de quintas y viveros, donde también se encuentra una pista de 333 metros.

            Acaso desalentado por aquella frustración con los Juegos Olímpicos, Ibarra se fue alejando por un tiempo del atletismo, para retornar a comienzos de los 50. Así pudo recuperar el título nacional de los 10 mil metros y clasificar para los primeros Juegos Panamericanos, en Buenos Aires. No se encontraba en la mejor condición física y tuvo que abandonar, en una prueba dominada por el estadounidense Curtis Stone delante de dos fondistas locales, Ricardo Bralo y Ezequiel Bustamante.

            Osvaldo Suárez, la más fulgurante aparición del atletismo argentino a comienzos de los 50, tenía a Ibarra como ídolo. Y fueron compañeros en el equipo para el Sudamericano Extra de 1953, en Santiago de Chile. Suárez obtuvo los 5.000 llanos con 15m23s1, Ibarra lo escoltó con 15m25s5 (y también fue tercero en los 10 mil metros). Ya con más de 40 años de edad, seguía en plena competencia y se atrevía a las distancias del gran fondo. En los Nacionales de 1954 quedó segundo en la prueba de ruta sobre 25 kilómetros, ganada por Pedro Caffa en 1h29m42s. También clasificó para el maratón de los Panamericanos de México (1955), donde la altitud prácticamente desalentó a casi todos los competidores, allí Ibarra terminó séptimo.

Esa temporada de 1955 lo muestra muy activo en la temporada de pista y calle de la ciudad. Mientras Osvaldo Suárez y Reinaldo Gorno realizan su gira europea, Walter Lemos es el animador de las pruebas locales. El 22 de mayo, Platense celebra sus Bodas de Oro con una prueba de unos 15 km donde Lemos marca 43m32s e Ibarra lo escolta con 44m04s. Y el 15 de julio se realiza otra prueba sobre la misma distancia entre el Obelisco y Núñez, donde Lemos marca 44m08s e Ibarra termina quinto. El presidente Juan Domingo Perón estaba en la llegada para la entrega de premios, una moto le corresponde a Lemos y tiempo después, con la caída del gobierno, eso le costaría caro (una injusta sanción). El 14 de agosto, con motivo de la inauguración de la pista del Parque Chacabuco, celebran un medio maratón, donde Ibarra termina tercero con 1h11m14s, detrás de Melchor Palmeiro (1h09m08s) y el tucumano Armando Pino (1h11m13s). Y tres semanas más tarde, un nuevo medio maratón, esta vez en Olivos, lo encuentra a Ibarra en el segundo lugar con 1h08m20s, con otro triunfo de Lemos (1h06m40s). El cierre de temporada es en la pista de GEBA con motivo de los Nacionales, las últimas medallas para la gloriosa carrera de Ibarra: subcampeón de 5.000 con 15m23s6 detrás de Lemos (14m51s8) y subcampeón de 10.000 con 32m26s9, escoltando a Pino (32m07s1).

            En 1956, y cerca de su despedida, Ibarra insistió como maratonista en Buenos Aires: fue el 12 de agosto durante la prueba Lacoste-Luisi. Allí venció Pino con 2h31m29s, seguido por Humberto Bianchetti con 2h32m16s e Ibarra, tercero con 2h33m53s. Amaison recuerda que Ibarra también estuvo a fines de ese año en un selectivo para San Silvestre, que se realizó una noche por la avenida Belgrano. “Para nuestra generación, era un gran referente. Además, un personaje excepcional, muy abierto, admirado por todos, siempre contando historias. Osvaldo (Suárez) lo quería muchísimo, tanto él como Luis Sandobal lo ayudaron cuando dejó el atletismo”.

            Ya alejado de las competiciones, Ibarra seguía alentando a los nuevos corredores, con su infaltable mate al borde de las pistas, acompañando a equipos entrerrianos en los Nacionales o alentando en las llegadas de las carreras populares.

            Cuando falleció, en 1972, Vitores volvió a evocarlo: “Arriba, Raúl… Bien arriba… En el cielo. Y aquí abajo, en la tierra, tu recuerdo imperecedero sustentado en dos piedras basales inamovibles: tu capacidad física extraordinaria. Y tu calidad de deportista puro que se dio de lleno al atletismo sin pedirle nada, aún teniendo para ello mejores derechos que muchos arribistas del deporte”.

FOTO: a los 20 años, vencedor en el primer Maratón de los Barrios que organizó El Gráfico, en 1934.

]]>
Lanzamiento del Programa EDA https://www.cada-atletismo.org/lanzamiento-del-programa-eda/ Tue, 23 Jun 2020 13:06:05 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22339 En el día  ayer la CADA junto a autoridades nacionales, provinciales, municipales y directivos de federaciones procedió al lanzamiento del programa de la Secretaria de Deportes de la Nación EDA, Escuelas  Deportivas Argentinas.

Este programa está destinado a favorecer la iniciación deportiva en varias especialidades y el atletismo ocupa un papel muy importante dentro del mismo. Serán un total de 120 escuelas repartidas en los 24 distritos de nuestro. País. Un total de nueve (9) tecnificadores regionales que realizara la coordinación de las escuelas.

El responsable nacional del programa de atletismo será el Lic. Omar Da Silva, que viene siendo quien ha coordinado los programas de iniciación, en los últimos años. Los profesores de las escuelas fueron propuestos por las respectivas provincias en coordinación con las federaciones atléticas.

Organizadores de tres niveles los profesores de las escuelas iniciaran una etapa de capacitación a distancia para prepararse convenientemente para la tarea presencial, que se iniciará cuando las actuales circunstancias de la pandemia lo permitan.

El lanzamiento se realizó, en dos presentaciones virtuales, donde el presidente de la CADA Daniel Sotto por un lado y Subsecretario de Deportes de la Nación Profesor Daniel  Diaz, dieron por iniciado el ambicioso programa de iniciación deportiva.

]]>
Daiana Ocampo luchará por la clasificación para Tokio https://www.cada-atletismo.org/daiana-ocampo-luchara-por-la-clasificacion-para-tokio/ Sun, 21 Jun 2020 23:05:41 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22334 Fuente: FAM

El subsecretario de Deportes de la Nación, Daniel Díaz, y la maratonista metropolitana de FCmax Daiana Ocampo se refirieron al retorno a los entrenamientos para los atletas clasificados y con proyección para los Juegos Olímpicos de Tokio y charlaron sobre varios aspectos de interés, en una emisión especial del “Ciclo de Diálogos en Vivo de FAM”, que se vio en directo (y puede reproducirse) por el Instagram de FAM (@webfamok), con la conducción del periodista Ezequiel Brahim..

Tenemos una serie de protocolos que fueron aprobados por salud y otros que están en estudio. En la primera resolución entraron deportistas clasificados y otros que están en zona de clasificación a los Jugos Olímpicos. En la segunda instancia se habilitarán a los paraolímpicos y estamos trabajando en depurar más la lista de deportistas habilitados”, explicó el funcionario que asumió a fines de diciembre del 2019, tras un pasado profesional como entrenador nacional de atletismo y como referente del deporte de la localidad de Mar del Plata.“Tenemos instalados mecanismos de desinfección, toma de temperatura, y otros recaudos sanitarios. Es un trabajo difícil. En salud quieren estar asegurados de que los deportistas tengan el menor contacto para evitar el contagio”, añadió Díaz. 

Y aclaró que en el área metropolitana –conocida como AMBA- comenzaron a  entrenarse en el Centro Nacional de Alto Rendimiento (CeNARD) deportistas de varias disciplinas individuales junto al seleccionado de hockey masculino, entre los que se encuentran los lanzadores de martillo metropolitanos Joaquín Gómez (Ema Avellaneda) y Jennifer Dahlgren (Quirón). Mientras que también se encuentran autorizados los atletas federados a FAM Daiana Ocampo (FCmax), Guillermo Ruggeri (GEBA) y Elián Larregina (Quirón).

Justamente, Ocampo fue la otra protagonista que pasó por la emisión especial de las charlas con la federación y allí sostuvo que por el momento no asistió al centro nacional porque «no soy pista dependiente, soy de entrenar en la calle y en tierra. Y por razones familiares y de distancias preferí estar cerca de mi casa”. Y además comentó que no sintió la inactividad dado que “la cinta dio sus frutos para mantenerme en forma, porque preserva un 85 por ciento del estado físico”. 

La representante de FCmax y de FAM en campeonatos nacionales, el año pasado fue campeona sudamericana de Medio Maratón en Asunciòn y de Maratón en Buenos Aires -con 2h34m14s-, y por su lugar actual en el ránking internacional de maratonistas (66) aspira a ingresar en el lote de clasificadas para la cita olímpica de Tokio, a la que pueden ir 84 corredoras internacionales, entre las que se encuentra su compañera de equipo Marcela Gomez, quien reside en Brasil.

Sin embargo, para evitar especulaciones, Ocampo no pierde las esperanzas de concretar el pasaje directo a los Juegos (la marca mínima es de 2h29m30s para los 42K) y confirmó que intentará lograrlo en el maratón de Málaga, que está programado para el 13 de diciembre de este año.    

]]>
Juan Pina, un argentino en la semifinal olímpica de los 100 metros https://www.cada-atletismo.org/juan-pina-un-argentino-en-la-semifinal-olimpica-de-los-100-metros/ Sun, 21 Jun 2020 23:02:05 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22330 CADA / Figuras en el Recuerdo

El atletismo argentino tuvo su bautismo olímpico en los Juegos de París, en 1924. Y cuatro años más tarde, también contó con una buena representación en Amsterdam, donde la pista ya tenía los 400 metros que rigen hasta hoy y donde se inauguró el estadio con capacidad para 40 mil personas.

Allí, uno de los más destacados valores fue el velocista Juan Bautista Pina, quien llegó hasta la semifinal de los 100 metros, algo que sólo pudo igualar Carlos Bianchi Luti cuatro años más tarde en Los Angeles (donde también fue finalista de 200). En esos mismos Juegos, Federico Kleger logró el 7° lugar en lanzamiento del martillo y Serafín Dengra –el abuelo del más tarde destacado rugbier- alcanzó las semifinales en los 800 metros.

Pina tenía 21 años y había nacido en Zaragoza, España, hijo de José Pina y Benita Llovería. Cuando apenas tenía tres años, la familia se trasladó a nuestro país. Historiadores y eruditos del atletismo español como Celedonio García y Alfonso Posada encontraron su partida de nacimiento: 19 de julio de 1907 (a diferencia de la fecha que figuraba en estadísticas deportivas argentinas).

Juan Bautista Pina fue el primer sprinter argentino de calidad internacional, a pesar de esa época con escaso roce y donde, por ejemplo, para trasladarse a Amsterdam la delegación olímpica argentina debió hacerlo en el vapor “Andrés”, lo mismo que en todas las delegaciones hasta fines de los 40.

En 1926, Pina integró la Selección Argentina en el Campeonato Sudamericano de Montevideo, donde la figura del sprint fue el legendario Eduardo Albe (luego su compañero en el viaje olímpico), al ganar los 100 y 200 metros. Ambos integraron la posta campeona que marcó 43s.2, junto a Ure Aldao y Mandia. A fines de esa misma temporada, Pina se adjudicó sus primeros títulos nacionales con 11s1 en 100 metros y 22s.0 en 200, estableciendo aquí el récord sudamericano. Además integró la posta campeona de su club (Asociación Cristiana de Jóvenes /YMCA), que marcó 43s.8.

Un año más tarde, el Sudamericano se disputó en los ya extinguidos Campos de Ñuñoa, en Santiago de Chile, y fue consagratorio para Pina: campeón de 100 metros con 10s.8, en 200 con 22s0 (tras batir el récord sudamericano con 21s8 en las eliminatorias) y en la 4×100, también con plusmarca sudamericana de 42s.8, acompañado allí por Alberto Barucco, Roberto Genta y Juan Gagliardi. Esta marca fue mejorada en dos décimas a fines de ese mismo año por la YMCA, con Pina en sus filas.

En los Juegos Olímpicos, Pina se topó con la elite mundial de la época y ganó la serie inicial en 11s0. Ya en cuartos de final, escoltó al campeón estadounidense Frank Wykoff, quien marcó 10s8. Y así consiguió su pasaporte a semis. Participó en la primera, ganada por otro norteamericano, Robert McAllister, con récord olímpico de 10s6. Pina quedó sexto y no tuvo la chance de correr la finalísima. En esta se dio la gran sorpresa con el triunfo del canadiense Percy Williams, que apenas tenía veinte años y había aparecido en los campeonatos de su país, ganando los 100 y 200 metros. Se cuenta que trabajó de camarero para costearse los entrenamientos.

En esa final olímpica, por primera vez no hubo estadounidenses en el podio, ya que Wykoff tuvo que conformarse con el cuarto puesto en 11s0. Detrás de Williams (10s8) llegó el británico –oriundo de Guyana- Jack London con 10s9, el mismo tiempo que el alemán Georg Lammers. El quinto fue el sudafricano Wilfred Legg y McAllister terminó sexto. Dos años más tarde, un 9 de agosto de 1930 en Toronto, Percy Williams se convirtió en el primer atleta en correr oficialmente en 10s.3, y además ganó los primeros Juegos de la Comunidad Británica en Hamilton con 9s.9 para las 100 yardas…

La campaña de Pina, desde entonces, se vio complicada por algunas lesiones. Y no pudo asistir al Sudamericano de 1929 en Lima, donde asomó otro joven dotado, Hernán Spinassi, para mantener los títulos de velocidad en poder de la Argentina. Pero Pina volvió a proclamarse campeón nacional en Rosario (1930) con 10s8 en los 100 llanos y 43s2 con el relevo de la YMCA.

A principios de 1931 ya asomaba la nueva figura del sprint nacional, el cordobés Carlos Antonio Bianchi Luti. Fue el gran protagonista del Campeonato Sudamericano, realizado entre el 30 de abril y 5 de mayo en la pista de Gimnasia y Esgrima, al vencer en los 100 metros con 10s9 y en 200 con 21s9. Pina quedó tercero en el hectómetro –entre los argentinos se ubicó el brasileño José Xavier de Almeida- y escoltó a Bianchi Luti en los 200, completando el podio el chileno José Vicente “Potrerillo” Salinas, un astro de los 400. Pero Pina y Bianchi Luti también integraron la posta 4×100 que conquistó el título con 43s0, junto Hermida y Borzino.

Y en noviembre de ese mismo año, Juan Bautista Pina tuvo otro momento estelar. El 22, durante el Campeonato Municipal se impuso en los 100 metros con 10s7, en la misma jornada donde Diego Pojmaevich (3.92 en garrocha) y Federico Kleger (50.62 en martillo) batieron récords nacionales. Seis días más tarde, Pina superó el récord sudamericano de los 200 con 21s.6. Y el 29 llevó la plusmarca de los 100 metros llanos a 10 segundos y 4 décimas (tras registrar 10s6 en las series), quedando entonces a sólo 1/100 del primado mundial.

El Campeonato Nacional se disputó a la semana siguiente (4 y 5 de diciembre) y allí Pina tuvo una participación importante. En los 100 metros, venció Bianchi Luti con 10s6, delante de Pina (quien había logrado el mismo registro en las eliminatorias) y Hofmeister. Lo curioso fue que  Pina había sido descalificado por partidas en falso, pero los mismos rivales pidieron que igual se le permitiera correr. En los 200 metros, venció Hofmeister con 21s8, seguido por Bianchi Luti, mientras Pina sufrió otra descalificación. Pero tuvo un relevante papel en la 4×400, ya que corrió el último tramo del equipo de Capital que fijó el récord sudamericano con 3m21s8. El equipo se iniciaba con Gerardo Lorenzo y, luego, con dos de los hombres que llegarían a lucir en los Juegos de Berlin: Juan Lavenás y Juan Anderson. Y a Pina se le registró un parcial de 49s.2.

El 18 de septiembre de 1932 fijó la mejor marca nacional de los 300 metros, una prueba poco habitual del programa, con 34s.8. Se fue alejando –aunque en 1934 quedó subcampeón nacional de 100 detrás de Antonio Sande- y otra camada de excelentes sprinters argentinos luciría en los escenarios olímpicos: Bianchi Luti en los 200 metros de Los Angeles 32 y la posta 4×100 en Berlin 36, finalistas.

]]>
Plataforma de prevención W.A. para pruebas masivas https://www.cada-atletismo.org/plataforma-de-prevencion-w-a-para-pruebas-masivas/ Sun, 21 Jun 2020 22:59:06 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22327 Fuente: World Athletics

El Grupo de Trabajo de Prevención de Brotes formado por World Athletics con el Instituto Internacional de Medicina de la Carrera (IIRM), que incluye los presidentes médicos de otras cinco federaciones deportivas mundiales, ha lanzado hoy una herramienta de mitigación y evaluación de riesgos en línea para los organizadores de eventos de resistencia.

Representantes de la Unión Internacional de Ciclismo, el Triatlón Mundial, la Federación Internacional de Esquí, el Remo Mundial, el Comité Paralímpico Internacional y el grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en reuniones masivas, se unieron al grupo de trabajo. La OMS y el Comité Olímpico Internacional asistieron como observadores, mientras que también se consultó a un grupo asesor que incluía organizadores de eventos y partes interesadas de una variedad de otros deportes de resistencia.

Derivado de los consejos generales de la OMS para reuniones masivas, la herramienta está destinada a ayudar a los organizadores a evaluar el riesgo de organizar un evento, establecer la preparación de la comunidad y la organización del evento para los riesgos de Covid-19, y aclarar los pasos necesarios para continuar mitigar y reducir el riesgo.

Una vez que se han ingresado los detalles en la herramienta, genera un documento que los organizadores del evento pueden usar para tomar las decisiones correctas para proteger a la comunidad local, los participantes, los voluntarios, la fuerza laboral y el personal involucrado. No aconseja sobre la gestión de espectadores.

La herramienta es aplicable a todos los eventos de resistencia de participación masiva, independientemente del deporte, nivel de competencia y tamaño.

Describe las medidas de mitigación obligatorias que deben llevar a cabo los organizadores del evento, en función de sus circunstancias particulares, así como las medidas recomendadas y deseadas, y enfatiza que todas las medidas obligatorias y la mayoría de las medidas recomendadas deben adoptarse para que el evento tome sitio.

No hay garantía de que las acciones sugeridas reduzcan suficientemente el riesgo para permitir la organización segura de un evento, pero guiarán a los organizadores del evento a través de un proceso que el equipo de trabajo espera que se convierta en una parte estándar de la preparación para la organización de eventos masivos.

Se recomienda encarecidamente a los organizadores de la competencia que coordinen con las autoridades locales de salud pública al planificar eventos y que discutan los resultados obtenidos a través de la herramienta. Las leyes y regulaciones locales y / o nacionales siempre tendrán prioridad sobre los resultados obtenidos de esta herramienta y sus documentos de orientación.

«El uso de la herramienta no resolverá el brote de COVID-19 u otras enfermedades infecciosas, pero guiará a los organizadores de eventos a través de un proceso que debería convertirse en un hábito y debería hacerse antes de cada evento», dijo el Dr. Paolo Emilio Adami, World Athletics ‘ gerente medico «Nunca habrá un riesgo cero de enfermedades infecciosas, pero queremos ayudar a los organizadores de eventos a reducir el riesgo a un nivel aceptable». La herramienta está disponible en: idom.worldathletics.org

]]>
Milla virtual con fines solidarios https://www.cada-atletismo.org/milla-virtual-con-fines-solidarios/ Sun, 21 Jun 2020 22:57:09 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22324 Durante diez días y a lo largo de todo el continente, más de cuatro mil corredores se pusieron en movimiento para ser parte del reto virtual del circuito NB Milla Urbana. Además de promover la vida saludable y el ejercicio en épocas de confinamiento y pandemia, New Balance y Milla Urbana se unieron y pusieron en marcha #NBMillaVirtual donde los corredores participaron en forma gratuita y gracias a ello, New Balance donará un total de 25 mil dólares a la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) para colaborar en la lucha contra el COVID-19.

Por medio de la plataforma Strava, luego de unirse al club NB Milla Urbana, se sumaron al reto NBMillaVirtual 4250 corredores de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Ecuador, Panamá y Costa Rica (que son algunos de los países que reciben alguna escala del circuito en calle), además de atletas del resto del mundo, con fuerte participación de España.

 Entre los participantes estuvo Luis Molina, representante argentino en el maratón olímpico de Río 2016. “Ser parte de esta novedosa iniciativa fue una manera de colaborar haciendo lo que me gusta, que es correr. Ojalá esto sea el comienzo de algo maravilloso, como lo es participar en causas tan nobles y con mensaje”, afirmó.

 “La pandemia del COVID-19 ha marcado la vida de millones de personas a nivel global. Para nosotros como organización humanitaria ha representado el reto de atender una emergencia global y competir por los recursos. Las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en todo el mundo han estado trabajando incansablemente para ayudar a prevenir y salvar vidas. En el caso de las Américas donde estamos corriendo diferentes maratones humanitarios como el de la migración y el cambio climático, el COVID se ha a greda como uno más de esos retos a los que tenemos que enfrentarnos a diario” señaló Walter Cotte, Director Regional para América de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja.

Por su parte, Gustavo Montes, director de la prueba, sostuvo: “Es un placer ver como miles de corredores se sumaron a esta iniciativa tan empática, sabiendo que con su participación ayudaron a la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en la lucha contra el COVID19 y sobre todo haciendo lo que más les gusta, que es correr.

]]>
DÍA DE LA BANDERA https://www.cada-atletismo.org/dia-de-la-bandera/ Sat, 20 Jun 2020 15:06:35 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22320 La CADA rinde homenaje a Manuel Belgrano y saludo a toda la familia atlética en el día de la bandera argentina.

Para todos los argentinos es un día muy especial y la CADA recuerda muy afectuosamente a todos los atletas que han vestido los colores de la bandera argentina.

Recordando a todos los atletas que han integrado los equipos nacionales en un siglo de competencias internacionales encuentra un doble motivo para rendir tributo a la bandera y a los deportistas de todas las épocas que han llevado la celeste y blanca.

]]>
Kocourek, uno de los grandes vallistas del historial https://www.cada-atletismo.org/kocourek-uno-de-los-grandes-vallistas-del-historial/ Fri, 19 Jun 2020 03:42:13 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22315 CADA / FIGURAS EN EL RECUERDO

Por LUIS VINKER

Acaba de festejar sus 90 años de edad, el 5 de marzo. Estanislao Francisco Kocourek, de él se trata, fue un excelente atleta, de los mejores del país y con nivel internacional a comienzos de la década del 50. Aún hoy su registro de 14s.2 en los 110 metros con vallas se encuentra entre los diez top del historial argentino. Una vez concluida su trayectoria en las pistas, se desempeñó con éxito en otra de sus pasiones deportivas: el yachting. Pero, a la vez, continuaba con sus estudios y sus trabajos, que lo convirtieron en uno de los principales arquitectos del país, al que legó importantes y reconocidas obras. Y algunas marcaron imágenes de nuestra Ciudad, como sus parques deportivos de la década del 70. La flamante zona olímpica en Villa Soldati se realizó en base al Parque Roca, que Kocourek había desarrollado en aquella época, cuando también diseñó el Parque Sarmiento y el Jorge Newbery (actual sede del Club de Amigos).

“Me siento muy feliz de que se haya recuperado el Parque Roca”, señala Kocourek, quien alterna su residencia entre San Isidro y San Martín de los Andes.

Y los últimos tiempos fueron de merecido reconocimiento. En la gala por su Centenario en 2019, en La Usina del Arte, la FAM contó con Kocourek como una de sus leyendas premiadas. Un año antes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Checa le concedió el premio Gratias Agit, destinado a quienes difunden los valores de aquel país. “Hemos valorado en Kocourek no solo su condición de prohombre y descendiente de checos, sino también su aporte a la organización y mecenazgo de las organizaciones de descendientes checos en la Argentina”, elogiaron. Y destacaron que “gracias a Estanislao Kocourek pudo renovarse en 2011 la Casa Checa de Buenos Aires, la sede de la Asociación de Compatriotas, el antiguo Club Checoslovaco y la Escuela Checa en Choele Choel, en Avellaneda”.

El ex atleta contó que “mi papá nació en Uherský Brod, en 1901 y mi mamá en Podivin, muy cerca, a 30 kilómetros, pero se conocieron en Buenos Aires, donde habían emigrado”. Y agregó: “Los dos se vinieron de la República Checa con un título. Mi mamá era modista y mi papá, técnico en molienda de cereales. Lo que él aprendió en esos años que estuvo trabajando en la molienda fue un conocimiento muy total del manejo de herramientas, del agua, de electricidad, de energía, de transmisión de movimientos. Los molinos eran de agua sobre los ríos, y la molienda de cereales era una profesión muy valorada. Cuando llegó a la Argentina él estaba capacitado para hacer cualquier cosa”.  Estanislao también recordó que “mis padres justamente se conocieron en un club checo en la Argentina. Había una colectividad pequeña. En casa, yo tenía obligación de contestar en checo. Además, cuando estuve en la edad de la escuela primaria, había una escuela checa en Buenos Aires, la Jan Amos Komenský. Ahí venía un maestro de Praga tres veces por semana a la tarde,  teníamos colegio checo”. 

¿Y cómo llegó al atletismo?. “Fue cuando estudiaba en el secundario, en el Industrial de Barracas. Allí, el profesor Stanislaw Pekiewicz, un ex atleta polaco, daba las clases de Educación Física y me llevó a entrenar en Gimnasia y Esgrima”. El equipo contaba con varios de los mejores atletas de nuestra historia como Enrique Kistenmacher (cuarto en el decathlon de los Juegos Olímpicos de Londres) y el jabalinista Ricardo Heber. Y, fundamentalmente, con el mejor vallista de la historia argentina, Alberto Triulzi, dos años mayor que Kocourek, ambos verdadero talentos desde juveniles. “Para mí, compartir los entrenamientos con Triulzi fue un auténtico lujo”, afirma.

Kocourek comenzó a entrenar y competir en 1946 mientras que Triulzi, poco después, concretaba sus hitos, inolvidables: el récord de los 14 segundos en 1947, en la pista de GEBA y venciendo al campeón europeo Haakon Lidman y el cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Londres..

Kocourek participó en su primer Campeonato Nacional en 1948, en Rosario, donde obtuvo la prueba con 15s5, fue subcampeón con la posta corta y tercero en los 100 metros llanos con 10s8. Un año después, en su debut internacional en el Sudamericano de Lima,  quedó tercero en su serie con 15s9 y no accedió a la fnal, donde Triulzi retenía el título logrado en Rio de Janeiro. Pero a principios de los 50, Triulzi se radicó en Estados Unidos y, por conflictos con las autoridades de la época, ya no volvió.

Hacia 1950, Kocourek se movía por debajo de los 15 segundos (14s.6 en la Olimpiada Universitaria en  Tucumán) y obtuvo su nominación para los primeros Juegos Panamericanos. La final de los 110 metros con vallas se disputó el 3 de marzo de 1951, en el Estadio de River. El vencedor fue el estadounidense Richard Attlesey, estudiante de la Universidad de Southern California y recordman mundial, quien “clavó” los 14 segundos, aventajando por dos décimas a Kocourek. Este produjo la mejor actuación de su vida para llevarse la medalla de plata, quedando el bronce con el mismo tiempo para el cubano Samuel Anderson, luego ganador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Donald Halderman, el otro representante estadounidense, terminó cuarto con 14s.3. “Dick” Attlesey venía de mejorar dos veces el récord mundial en la temporada anterior con 13s.6 en los campeonatos de su país y 13s5 durante una gira por Finlandia. Fue prácticamente invencible entre 1949 y 1951 –ganó 55 carreras consecutivas- pero una lesión le impidió clasificar para los Juegos Olímpicos de Helsinki y poco después abandonó el atletismo.

Una crónica de la época indica que “aquel fue el día de la consagración definitiva de Kocourek. Le disputó palmo a palmo la supremacía al recordman mundial, quedando a solamente dos décimas. Después, llamado a la prestación del servicio militar, su rendimiento disminuyó. Pero los selectivos para el Sudamericano, dejaron sentadas nuevamente sus brillantes condiciones”.

            El estadio de River también fue la sede del Campeonato Sudamericano de 1952, donde Kocourek volvió a llevarse la medalla de plata. Allí se impuiso el chileno Gerd “Jorn” Gever9t con 14s9, una décima por delante del argentino, con medalla de plata para el brasileño  Wilson Gomes Carneiro con 15s1. Este, por su parte, fue campeón de los 400 metros vallas, mientras que Gevert era hijo de un ex campeón sudamericano del decathlon. En las Memorias de aquel evento, Gumersindo González escribió: “Puestos en marcha los competidores, se vio claramente al frente al chileno Gevert, seguido por Gomes Carneiro, mientras que Kocourek largaba atrasado, sin esa acción enérgica y lujosa que todos le conocemos. Siempre con Gevert en la punta, pasaron los primeros 55 metros en 7s8. Pegado a él corría Gomes Carneiro y a un metro, Kocourek. Aquí fue donde éste consiguió armar su acción y en una notable arremetida, conquistar el segundo puesto”.

Dos meses más tarde, Kocourek fue incluido en el equipo nacional que acudió a los Juegos Olímpicos en Helsinki y allí, por apenas una décima, no pudo acceder a las semifinales (quedó tercero con 15s0 manuales, 15s20 electrónicos). La medalla de oro correspondió a uno de los más notables especialistas de todos los tiempos, Harrison “Bones” Dillard con récord olímpico de 13s.7, al igual que su escolta, Jack Davis. Dillard ya había sido el gran favorito para Londres 48 cuando –sorpresivamente- tropezó en una valla durante los Trials estadounidenses y se quedó al margen. No obstante, consiguió clasificar para los 100 metros llanos, la “prueba reina” del atletismo… que también ganó en aquellos Juegos Olímpicos.

Para Kocourek, aquel viaje a Finlandia también tendría un especial significado en lo personal. Avanzado estudiante de arquitectura, tomó allí contacto con una de las escuelas más avanzadas, la que nos ha legado las obras de Alvar Aälto, por ejemplo. “Descubrí la arquitectura finlandesa y eso me marcó para siempre. De allí traje la técnica y la estética del ladrillo”, nos contó.

En los “World University Games” de 1953 en Dortmund (Alemania), antecedente inmediato de la actual Universiada. Kocourek consiguió una nueva medalla de plata en su especialidad con 14s7, el mismo tiempo que el  vencedor, el local Berthold Stines, luego semifinalista olímpico y bronce europeo. Allí Kocourek también se llevó una medalla de oro cuando la posta 4×100 argentina que formó con otros dos velocistas olímpicos (el mendocino Romeo Galán y Fernando Lapuente) y Jorge Ghirimoldi, marcó 42s2. Galán, además, triunfó individualmente en los 100 metros planos.

Kocourek, quien en sus últimos tiempos fue entrenado por Jorge Kistenmacher, volvió a obtener tres títulos nacionales de 110 metros vallas en Buenos Aires (14s7 en 1954, 14s8 en 1955 y 15s4 en 1959). A principios de 1956 participó en las Olimpiadas Universitarias Sudamericanas en Montevideo, donde ganó con 14s.8, aventajando por 6/10 al brasileño Ary Facanha da Sá, recordman del salto en largo.

En el Campeonato Sudamericano de ese mismo año, en Santiago de Chile, marcó 14s9 y terminó nuevamente en el segundo lugar, a dos décimas del brasileño Ijoel Rosa da Silva. Dos años más tarde, en Montevideo, se impuso Gomes Carneiro con 14s9 y allí Kocourek terminó cuarto con 15s1. Su despedida de las competencias internacionales se dio durante la Copa Sudamericana de Campeones en Sao Paulo (1959), donde marcó 15s2 y escoltó a los locales Gomes Carneiro (14s8) y Francisco Bergonzoni (15s2).

En su juventud, Kocourek combinaba los entrenamientos atléticos con sus estudios universitarios y su trabajo en un estudio de arquitectura. “El atletismo era totalmente amateur y teníamos pocas posibilidades de competir afuera, apenas los Sudamericanos y poco más. A veces pienso que, en otras condiciones hubiera bajado de 14 segundos. Pero igualmente, el atletismo me apasionaba, era un sentimiento de libertad, la posibilidad de viajar, salir, conocer gente. Después, una vez que me casé, me fui alejando, recuerda.

            Una vez que se retiró del atletismo y desarrolló su elogiada actividad profesional al frente de su estudio de arquitectura, Kocourek encontró otra vertiente deportiva: el yachting.En realidad, arrancó como una casualidad. Cuando diseñamos el Boating Club de San Isidro nos entregaron el ‘Milagro’. Y empecé a tomar lecciones, después armamos una tripulación con amigos de la familia como Castex, Vilar, Ezcurra. Ganamos una regata, y así seguí”. Kocourek participó en tradicionales regatas de nivel internacional, desde la Buenos Aires-Rio y la Mar del Plata-Punta del Este hasta la Admiral Cup. Y en 1992 integró la tripulación del “Victoria”, en el quinto Centenario del primer viaje de Colón a América. Integrante del Náutico San Isidro, el club le concedió la “medalla del Atlántico y el Río de la Plata” por su trayectoria.

Su padre Francisco había fundado una empresa constructora, pero Estanislao se había iniciado como arquitecto en los estudios Douilet y Cappagili, y posteriormente en el Virasoro. En 1960, Estanislao  se integró a la empresa de su padre, donde creó el Estudio de Arquitectura y Diseño. Dicho estudio fue la base para importantes obras como el Boating Club de San Isidro -que abarcaba 4.500 viviendas y una resignificación total de la zona- o la urbanización de Catalinas Norte con el edificio Conurban (1973), la construcción de clubes como Lagartos (1976) y el Hotel Iguazú en Cataratas (1978), posteriormente transformado en el Sheraton. Una de las incorporaciones relevantes en su estudio fue la del arquitecto Ernesto Katzenstein, otro nombre que marcó época en la actividad.

Los Polideportivos corresponden a mediados de los 70, cuando el estudio también construyó varios edificios escolares. Y participó en la modernización de hospitales como el Fernández, el Argerich y el Pirovano.

Yo estaba destinado a ser ingeniero. Siendo hijo de un hombre de la construcción, lo más lógico era que siguiera esa carrera. Pero un arquitecto que tenía como profesor en el colegio industrial, me hizo cambiar. Le gustó mi forma de dibujar y me invitó a trabajar en su estudio”, contó Estanislao.

            Entre sus obras más conocidas en el campo arquitectónico se encuentra la torre “Conurban”, dentro del complejo Catalinas Norte. Se trata de trabajos de comienzos de los 70 y que, curiosamente y de algún modo, se vinculan a su pasado atlético, ya que se inspiran en los diseños que conoció en los Juegos de Helsinki. La renovación de la zona de Catalinas y sus propuestas innovadoras, son parte del legado arquitectónico de Kocourek. Y en 1988 fue distinguido con el Premio Konex.

            Pero el atletismo siempre está presente para él. Lo disfrutó como gran deportista, como dirigente (presidió el Club Argentino) y también como espectador, asistiendo a varias ediciones de los Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales como en Berlín 2009. “Me ha dado, fundamentalmente, grandes amigos y grandes enseñanzas de vida, momentos inolvidables”, sintetiza.

FOTO: Estanislao Kocourek y la victoria argentina en el Mundial Universitario de Dortmund (1953) en la posta 4×100, junto con Romeo Galán, Fernando Lapuente y Jorge Ghirimoldi.


]]>
Germán Chiaraviglio entrena en Concordia https://www.cada-atletismo.org/german-chiaraviglio-entrena-en-concordia/ Fri, 19 Jun 2020 03:35:47 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22312 El recordman nacional de salto con garrocha Germán Chiaraviglio es uno de los atletas que ha podido retornar esta semana a los entrenamientos, después de tres semanas de parate por la pandemia de coronavirus. Lo está haciendo en el Centro Deportivo de Concordia, con el acompañamiento técnico de Javier Benítez. La vuelta de Chiaraviglio y de otros atletas de la elite argentina se concreta luego de la autorización dada por las autoridades nacionales a los deportistas que ya están clasificados -o que buscan su clasificación- con vista a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

]]>
CAPACITACIÓN DE MARCHA ATLÉTICA https://www.cada-atletismo.org/capacitacion-de-marcha-atletica/ Thu, 18 Jun 2020 23:30:30 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22308 Continuando con la ronda de capacitación que viene implementando la CADA, ahora le toca el turno a la marcha atletica. A partir de mañana y hasta el 4 de julio se reciben las inscripciones. Para que del 6 al 19 de julio se realizan las sesiones de la capacitación.

COORDINADORES REGIONALES (Consultas e inscripciones)

NOA y NEA – Manuel Avellaneda  Consultas con un click aquí https://bit.ly/2USLcX8

CENTRO Y CUYO – Andrés Deza  Consultas con un click aquí https://bit.ly/2Y92j9g

BS. AS. y  CABA –  Virginia Milanesio Consultas con un click aquí https://bit.ly/37ykicr

PATAGONIA NORTE Y SUR – Gabriel Barchetta  Consultas con un click aquí https://bit.ly/3eakvF0

IMPORTANTE: Los entrenadores y atletas que no dispongan de la Licencia CADA, podrán obtener la misma registrándose en el Sistema CADA.

REGISTRO PARA ATLETAS

https://www.cada-atletismo.org/2013/licencias/atleta_registro_pais.php

REGISTRO PARA ENTRENADORES, OFICIALES Y JUECES

https://www.cada-atletismo.org/2013/licencias/persona_registro_pais.php

Solicite ayuda para inscribirse en la licencia, enviando un whatsapp con un click aquí https://bit.ly/3bATJ6V

Así mismo informamos que para poder realizar el cursado, dispone hasta el día 30 de junio inclusive para abonar la licencia 2020.

]]>
Aníbal Lanz, de aquel título en menores a la tarea de formador https://www.cada-atletismo.org/anibal-lanz-de-aquel-titulo-en-menores-a-la-tarea-de-formador/ Thu, 18 Jun 2020 16:11:33 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22303 Fuente: Por MAURICIO JACOB / Semanario El Observador / Entre Ríos

En 1973, en Comodoro Rivadavia, se realizó el primer Campeonato Sudamericano de Menores del historial. Y Aníbal Lanz fue una de las figuras del equipo argentino al conquistar los 400 metros llanos e integrar el equipo campeón en 4×400.

Ahora, en un extenso reportaje con el semanario El Observador contó su historia: sus logros deportivos que le valieron una entrevista con el entonces presidente Juan Domingo Perón; su estadía en Concepción del Uruguay donde cursó en el Colegio Justo José de Urquiza y en la UTN, los entrenamientos y competencias en el CEF Nº 3- entonces Nacional Nº 12- y su reconocimiento a dirigentes y entrenadores uruguayenses como Carlos María Briozzo y José María Payo Paolazzi.  Oriundo de Federal ahora está radicado en Crespo, donde es funcionario municipal.

Antes de ser subdirector de Deportes de Crespo, antes de ser profesor, incluso antes de ser padre y esposo, hubo una historia llamativa y atrapante. Una parte de su vida que quizás muchos desconocen, la manera en que se consagró como campeón nacional y sudamericano, lo que le valió ser recibido por el presidente Juan Domingo Perón y un recibimiento impresionante en su Federal natal.

El duro golpe que padeció al perder a un amigo en un accidente previo a otra prueba continental. Sus padres, los docentes que le marcaron la vida como deportista y profesional, el emotivo recuerdo para con Adolfo Decoud y otros detalles en una charla imperdible.

Fecha y lugar de nacimiento

Nací el 21 de julio de 1957 en Federal. Hice estudios primarios en la Escuela Nº 2, luego cursé el primer año del secundario en el Liceo Militar de Córdoba, en General Paz; volví a Federal para hacer 2º, 3º y 4º año y el 5º lo realicé en el colegio de Concepción del Uruguay.

¿Por qué en Córdoba?

Mis padres decidieron enviarme a estudiar al Liceo Militar, tenían posibilidad económica para hacerlo pero el problema era que no podías llevarte materias previas y como tenía una, tuve que volverme. Una vez que anduve bien en deporte me ofrecieron ir a Concepción del Uruguay para terminar el secundario.

¿Quién te contactó?

Me invitó el presidente de la Federación Atlética de Entre Ríos, Carlos María Briozzo, me alojó en su casa durante ese año, fui como un hijo más. Tuvo la grandeza de cobijarme. Le gustaba mucho el deporte, era presidente de la Federación y de la Asociación Uruguayense de Atletismo. En ese tiempo justo se había inaugurado la pista de Concepción, estaban ansiosos de tener resultados y me tocó a mí, nada más que por el hecho de hacer deportes y seguir estudiando ahí.

¿Por qué decidiste estudiar profesorado de Educación Física?

Me quedé en Concepción compitiendo y estudiando Ingeniería unos años, antes que el profesorado. Encontré un amigo en Ingeniería (Sergio Rogatky), ambos habían dejado la carrera y los dos nos inscribimos en Educación Física. No fue una situación sencilla, tuve que hablar con mis padres, yo estaba trabajando en esa ciudad y ellos tenían que volver a apoyarme para estudiar a los 23 años. Así fue y realicé la carrera en los cuatro años que dura el profesorado en Santa Fe. Terminé de estudiar y me quedé trabajando y compitiendo un tiempo allá.

¿De qué manera se dio tu llegada a Crespo?

Luego de un tiempo en Santa Fe, mi amigo se había ido a trabajar a Chaco y me llamó porque había posibilidad para mí. Me fui y laburé un tiempo. Luego él se encontró con Pablo Piloni, docente que estaba en Crespo. Fue en un certamen en Venado Tuerto y le contó que se iba a trabajar a Jujuy, entonces quedaba la posibilidad abierta para que yo pudiera tomar horas en la ciudad. De ese modo decidí venir. Fue en 1986, pasé por Crespo y me encontré con Pablo quien me dijo que debía presentarme en el Colegio “Sagrado Corazón” para hablar con la rectora Teresita Gignone. Tomé unas horas cátedras y al poco tiempo entré a la Comisión de Deporte municipal durante la intendencia de Héctor Seri. En ese tiempo al frente de la Comisión estaba Luisa Sabotig y comencé a trabajar en la Escuela de Atletismo donde me acompañó el enorme Adolfo Decoud. Pasaron desde entonces muchísimos profesores, algunos primeros fueron alumnos de esa Escuela, hicieron el profesorado y trabajaron o lo hacen ahí mismo. Me quedé en este lugar, mi señora Cristina Cáceres, era docente, oriunda de Chaco, pidió el traslado y vino a la ciudad. Cuando llegamos ya teníamos a nuestro primer hijo y los dos siguientes nacieron acá.

¿Cómo nace tu pasión por el atletismo pero en el rol de deportista?

En 1972 iba a 3º año y se dio la posibilidad de ir a un Torneo Provincial, el profesor era Víctor Aníbal Terra quien actualmente vive en Paraná. Nos selecciona para ir a competir a ese certamen que se realizó en la pista de tierra del Berduc en la capital entrerriana. Competimos y salí 6º. Al retorno nos encontramos con los compañeros que fuimos y seguimos yendo a la escuela de atletismo con entusiasmo. Nuevamente surgió la posibilidad de un Provincial de la categoría Juvenil en Paraná, tiempos en que los torneos eran de dos días. Recuerdo que parábamos en un hotel que lo pagaba la organización del certamen. Competí en 300 metros llanos, gané la serie con una buena marca; gané la final y logré el mejor registro de la provincia en categoría Menores que era de 53”9 décimas. Luego de eso volví a Federal a festejar.

«Víctor Aníbal Terra de Federal y José María Paolazzi de Concepción del Uruguay fueron dos personas que hicieron mucho cuando competía. Después de ser deportista, ya de ser profesor, tuve a ese amigo que me llevó por el camino del deporte dándome posibilidades laborales como Sergio Rogatky de Concepción del Uruguay».

Fue el puntapié inicial para otros torneos.

A partir de ahí surgieron más certámenes. Llegó el zonal intercolegial y nos fuimos a Concepción del Uruguay. Era la pista recién inaugurada de carbonilla, gané el torneo de 400 y 800 metros llanos. La etapa siguiente fue el Regional que integraban las provincias de Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba. Fuimos a competir y tuve la suerte de volver a ganar. Paralelamente se comenzó a hablar del Sudamericano de Menores que se hacía ese mismo año en Comodoro Rivadavia para chicos de hasta 16 años y desde la Asociación Argentina buscaban atletas. Pero previo a eso, terminado el Regional, llegó el turno del Torneo Nacional de Menores y gané la prueba de 400 metros llanos en 1973. Tanto el Regional como el Nacional se hicieron en la pista de tierra del Liceo Militar de Santa Fe.

¿Qué pasó con el Sudamericano?

La Asociación vuelve a armar un equipo para el Sudamericano de Atletismo pero había dicotomía con lo mío. Por un lado estaba el Torneo Nacional Intercolegial que se hacía casi en la misma fecha que el Nacional de Federados de Santa Fe y éste clasificaba para el Sudamericano y el otro terminaba ahí. Mi profesor Terra, eligió ir al Nacional de Federados en vez del Intercolegial. Fue con mucha suerte porque pudimos clasificar para el Sudamericano. El Nacional se hizo en octubre y al mes siguiente se llevó a cabo el Sudamericano en Comodoro Rivadavia.

Primera gran experiencia internacional.

Viajamos a Buenos Aires a concentrar luego partimos en avión a Comodoro Rivadavia donde nos alojamos en el Liceo Militar. El torneo fue durante el 1, 2 y 3 de noviembre de 1973, competimos en la pista de asfalto que tenía el Club YPF. En ese momento había que limar los clavitos de las zapatillas para que estén adecuados y se puedan adherir al piso porque esa es la función esencial, la adhesión a la pista para correr o saltar. El viernes hicimos la clasificación de los 400 metros llanos donde terminé segundo. Previo a la final de la categoría, tuvimos una reunión con el entrenador de la Selección Argentina que era Felipe Stamponi, algo que siempre se hace para ver las posibilidades. Yo había mejorado mis marcas y no alcanzaba porque el otro pibe que había ganado tenía mejor registro. “Acá pueden ganar tal y tal. Lanz usted podrá estar tercero o segundo, con suerte”, me dijo.

En el primer lugar del podio. La conquista lograda en Comodoro Rivadavia, le valió la posibilidad de conocer al presidente Perón.

¿Cómo fue el desenlace de la final?

El día de la competencia me tocó correr por el andarivel uno y para mí era algo muy lindo porque me sentía cómodo viendo de atrás a mis rivales. Largamos con un viento importante en Comodoro pero con la suerte que al momento de llegar a la recta final, a los 100 metros de la meta, veo que estaba más adelantado que los demás y no paré de correr hasta la llegada con toda la energía. Llegué primero, pude ser campeón sudamericano de 400 metros y con récord nacional de 50” 9/10. Posteriormente formé parte del equipo de posta 4×400 metros. Ocupé el lugar del último integrante para cerrar la prueba. No teníamos el mejor nivel a comparación de otros, veníamos segundos y en los últimos metros tuve la suerte de mejorar el rendimiento y lograr el primer puesto. Dos oros en un Sudamericano en categoría Menores, algo increíble.

Increíble también dicen que fue el recibimiento que te hizo el pueblo de Federal.

El recibimiento no tuvo precio, pero pasó algo insólito. Llegué un día después de lo previsto. Resulta que por una casualidad nos recibió en una reunión el presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, en la Quinta de Olivos. Estaba junto a su esposa y al ministro López Rega. Nos hicieron un ágape a los integrantes de la Selección entonces demoré un día mi llegada, pero aún no teníamos los medios para comunicarnos. Todo el pueblo fue al aeropuerto de Concordia donde me esperaban, pero no llegué, sí lo hizo mi papá. Se tuvieron que volver a Federal y al otro día retornaron a Concordia los que habían ido un día antes y algunos más. Bajé del avión, dimos la vuelta por la ciudad y nos fuimos a Federal. Cuando voy llegando a mi pueblo, unos 10km antes, habían puesto antorchas a los costados del camino. Esa imagen es imborrable, algo que no esperaba, un recuerdo hermoso cuando tenía tan sólo 16 años.

Campeón Sudamericano, la visita al presidente, el recibimiento…

En ese momento uno no toma real dimensión de lo que está sucediendo, como todo. Pero con el tiempo, se da cuenta de lo valioso que fue. Cuando sucede algo tan fuerte, se vive con euforia, rodeado de amigos, familiares y quizás no toma conciencia de lo que es. Luego uno se da cuenta. Es increíble. Les habrá pasado a muchos chicos que fueron campeones en diversas pruebas y el pueblo lo tomó como algo muy lindo, representativo, y les brindó su reconocimiento.

El recibimiento en su ciudad, Federal, fue tremendo.

UN DURO GOLPE

Luego de ese Sudamericano, ¿qué siguió?

Cada vez que uno tiene que competir a nivel internacional debe revalidar sus logros. Nuevamente volví a representar al país, gané el Nacional de Córdoba me tocó ir al Sudamericano en Lima en Perú, pero tuvimos un grave accidente antes de la partida. Teníamos que concentrarnos en Buenos Aires, junto al presidente de la Confederación viajamos en un Ford Falcón rumbo a la Capital. En el trayecto de la autopista Zárate – Buenos Aires, en Escobar, estábamos por pasar a un vehículo que llevaba a otro auto de tiro, en ese instante se le cortó la soga. Nos enganchó la puerta, se soltó, enganchó el paragolpes y empezamos a dar tumbos. Todos fuimos despedidos del auto, quedamos fuera, con la desgracia que un compañero que iba sentado atrás falleció. Era mi amigo Jorge Grimaux de Rosario del Tala. Tuve la suerte de apenas sufrir un corte en el cuero cabelludo y en la pierna y nada más. En ese momento nos llevaron al hospital de Escobar, luego nos buscó el helicóptero del presidente de la Nación y nos trasladaron al Sanatorio Güemes donde quedamos internados unos días. Ahí recién me comunicaron que mi amigo había fallecido. Un golpe durísimo.

¿Pudiste recuperarte?

Físicamente sí, pero mentalmente no. Ya en el hospital caminaba e intentaba ver cómo estaba. Trotaba por los pasillos, subía escaleras. Fui a concentrar y viajamos a Lima en octubre del 74 donde nos hospedamos en una villa deportiva. Justo en ese momento Lima sufrió terremotos, la mitad del Estadio Nacional presentaba grietas, hubo réplicas y donde estábamos alojados vivíamos feas sensaciones. Dormíamos sin saber lo que podía pasar. Cuando llegó el día inaugural del Sudamericano, me eligieron como abanderado de la delegación argentina. Hicieron un minuto de silencio en honor a mi amigo fallecido. Luego del acto, nos fuimos a las tribunas y allí me desahogué por todo lo que había pasado. Eran lágrimas sin parar. Al momento de la prueba, mis amigos me calmaron, entré en calor y salí a la pista. Largué con posibilidades de hacer un buen trabajo, hice la primera vuelta por detrás del primero, después lo superé y al llegar a la recta final faltando 60 metros, me desvanecí y se terminó el torneo para mí. Todo el conjunto de cosas que había vivido, me provocó un fuerte peso emocional que se manifestó así. En ese momento no teníamos el acompañamiento de especialistas que actualmente tienen los deportistas.

¿Puede decirse que en esos dos sudamericanos se dieron el mejor y el peor momento como deportista?

Son dos momentos contrapuestos, la alegría y la tristeza. La felicidad de Comodoro Rivadavia y el llanto en Lima, no porque no haya ganado, sino por haber perdido a un amigo.

Junto al intendente de Crespo,  Darío Schneider, Juan Pablo Folmer y el reconocido garrochista Germán Chiaraviglio en la Fiesta del Deporte de esa ciudad.

LOS AFECTOS Y EL DETRÁS DE ESCENA

¿Cómo definís a tus padres?

Como padres eran agradables, de permitirnos vivir bien, de disfrutar, pasarla bien. Por suerte nunca sufrimos necesidades. Somos cuatro hermanos, tres mujeres y yo, el segundo. La mayor vive en Corrientes, la que me sigue en Federal y la menor en Dean Funes (Córdoba). Mis padres trabajaban todo el día y nosotros vivíamos con mis abuelos y la pasábamos de diez.

¿Qué trabajos tenían?

Mi madre (Sara Alicia Ise) era docente secundario y se enteraba de todo lo que hacía, ja. De las macanas que por ahí hacíamos con el grupo de amigos. Siempre sin hacer nada raro, en ese tiempo había otro tipo de disciplina y respeto hacia los docentes. La palabra de ellos era palabra santa. Mi padre (Juan Alberto Lanz) era empleado público, luego tuvo una estación de servicio en Federal y trabajaba en el Neuropsiquiátrico. Era empleado de farmacia de mi tío y pasó a ser encargado de farmacia del Neuropsiquiátrico de la ciudad. Mientras se hacía cargo de la estación de servicio YPF.

¿Qué profesores fueron marcando tu vida?

Víctor Aníbal Terra de Federal y José María Paolazzi de Concepción del Uruguay fueron dos personas que hicieron mucho cuando competía. Después de ser deportista, ya de ser profesor, tuve a ese amigo que me llevó por el camino del deporte dándome posibilidades laborales como Sergio Rogatky de Concepción del Uruguay. Cuando vine a Crespo tuve la enorme fortuna de conocer a un ser brillante como Adolfo Decoud (se emociona). Un gran formador que en la provincia lo extrañamos muchísimo. Habían muchos puntales en diversas ciudades y él estaba en Crespo lo cual fue muy valioso para todos nosotros. También destaco a Tomás Florit con quien compartí mucho tiempo. Era muy capaz, de estar siempre acompañando y acercando una solución.

¿De qué manera te preparabas como atleta?

No era muy buena en cuanto a la cantidad de horas de entrenamiento, en ese tiempo no teníamos los sistemas de entrenamiento como ahora. Sí teníamos un médico que había indagado en algunas vitaminas elementales de esos años que podíamos usar para mejorar el rendimiento. Lo que había en ese momento. En cuanto a dieta tratábamos de cuidarnos, me cuidaba de salir. Antes de comenzar con el atletismo disfrutaba mucho de andar con mis amigos como cualquier adolescente. Pero cuando empecé con el deporte, me perdí de muchos cumpleaños de 15, de muchas fiestas que eran muy lindas, pero el hecho de querer ser diferente o sobresalir conlleva esos sacrificios.

Al momento de poner en la balanza aquellos momentos que te perdiste y lo que conseguiste en tu carrera, ¿fue satisfactorio?

Sí. Pude lograr cosas muy valiosas. A veces los chicos no toman dimensión de lo que pueden lograr, pero no los critico, son decisiones muy personales. Hay gente con mucho talento y deportistas que han quedado en el camino porque decidieron otras alternativas.

Por el deporte conociste muchos lugares, ¿cuáles te impactaron?

En el 2010 fuimos con Betsabé Páez al campeonato del mundo en Moncton, Canadá. Una ciudad muy ordenada que refleja lo que es el país. Respeto, orden y limpieza, donde no hay tanto tránsito vehicular. En 1998 fuimos a Marrakech (Marruecos) con la Selección Argentina. Fue en el mundial de Cross y de Crespo viajó a competir Vanina Arrúa. Una ciudad con gran descendencia musulmana donde los hábitos son diferentes, de noche no andan por la calle, en ese tiempo no habían locales bailables y con una forma de vivir totalmente diferente a la nuestra. Como estadio tuve la suerte de estar en el del Barcelona con Daiana Stürtz que entrenaba allá. Tuvimos la posibilidad de ver el partido en el que Lionel Messi le hizo ese fantástico gol al Getafe arrancando desde la mitad de la cancha en el 2007.

En su rol actual de subdirector de Deportes.

¿Qué te genera que Crespo sea una ciudad con tantos buenos deportistas? Muchos han logrado enormes resultados en diversas disciplinas.

Tiene que ver la idiosincrasia del crespense que le gusta el deporte. El apoyo que brindan distintas instituciones para con el deporte, el respaldo del municipio en la continuidad de los proyectos de trabajo. La etnia que tiene Crespo en cuanto a la contextura física también es un argumento, los deseos de superación de nuestra gente que crece día a día, también lo es. Pasa además por el entorno que han conformado las escuelas de la ciudad y los profesores de Educación Física que les hacen querer el deporte, disfrutar de ello y eso nos permite trascender más allá de los límites.

MÁS LOGROS

Además de las competencias señaladas en la charla, en 1975 fue campeón nacional en 800 metros llanos categoría Juvenil en Rosario. También compitió en el Torneo Piñeyrúa de Montevideo, Uruguay, logró diversos primeros puestos en Rosario, Santa Fe y otras ciudades. Cuando estudiaba en el profesorado de Educación Física, compitió para clubes locales (Resistencia y Colón). Su última prueba fue a los 27 años en la maratón por el aniversario de General San Martín, localidad chaqueña donde residía. Terminó 2º.

]]>
Luis Migueles recuerda su récord de 800 https://www.cada-atletismo.org/luis-migueles-recuerda-su-record-de-800/ Tue, 16 Jun 2020 13:52:52 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22299 Este 14 de junio, celebrando el 34° aniversario de su récord nacional de los 800 metros con 1m46s.01, Luis Migueles difundió por las redes sociales una imagen de aquel gran momento de su trayectoria atlética. Migueles fue uno de los mejores mediofondistas del historial argentino y, actualmente, es entrenador, participa con los equipos nacionales de su especialidad y también está al frente de su propio Running Team desde hace varios años, en Buenos Aires.

Tres días antes de aquella carrera había tenido una caída en otra prueba en Ostrava. Llegué con algo de bronca a Bratislava. Sabía que estaba bien. Mi entrenador logró que entrara en la serie A, la más rápida del Grand Prix. Salí a dejar todo y fui primero tirando a los demás hasta los 600 metros. Ahí me pasaron, pero me mentalicé en dejar todo para llegar a la marca”, contó. Había pasado los 400 metros en 50s25 y los 600, en 1m17s19, terminó cuarto y feliz.

Nacido el 1° de abril de 1965 en Santa Fe, pero formado en San Salvador (Entre Ríos), surgió como una gran promesa en las distancias de mediofondo y se radicó en Buenos Aires en su época de juvenil, representando a Ferro Carril Oeste bajo la conducción técnica del profesor Rodolfo Barizza. En 1984 se consagró como el mejor junior de la temporada a nivel mundial, se apoderó de las marcas nacionales de esa categoría y la absoluta, y logró dos medallas de plata en el Panamericano u20 de Nassau, escoltando a los estadounidenses Joey Bunch y Charles Marsala en 800 y 1500 respectivamente.

Ya en mayores, representó a la Argentina en numerosas competiciones internacionales por casi una década, alcanzando en dos oportunidades la medalla de oro del Campeonato Sudamericano. También, participó en tres ciclos de preparación en la entonces Checoslovaquia, donde fijó el citado récord de los 800 que aún hoy está vigente y que refleja su gran calidad atlética.

Hace pocos días, también, Migueles y uno de sus integrantes del team, el conocido periodista Daniel Arcucci, participaron del ciclo de “Diálogos en vivo online” organizado por la FAM.

Sobre el duro período de la cuarentena –que recién se flexibilizó en la última semana en la Ciudad de Buenos Aires, permitiendo desde entonces correr al aire libre- Migueles contó que “llevábamos más de 80 días entrenando desde mi casa y en vivo por youtube, de lunes a sábado. Mezclamos ejercicios aeróbicos con técnicas de carrera y ejercicios de equilibrio para que, al momento de la vuelta, la gente esté mejor preparada para salir a correr”.

Y dio sus consejos para la vuelta al running: “Hay que volver casi como un principiante, no salir a correr 10 o 12 kilómetros de una vez, para evitar lesiones porque no es lo mismo el movimiento que uno hace corriendo indoor que el que se hace en la calle. Una persona no puede salir a correr 40 minutos de una vez, cuando estuvo 80 días sin hacer nada. Yo, con un par de vueltas al Rosedal, ya me sentiría feliz. Y a los jóvenes les aconsejo un trote, máximo, de 30 minutos en ese regreso”. Migueles también se mostró esperanzado en que pronto se puedan normalizar los entrenamientos de los atletas de los equipos nacionales.

En 1984, Migueles recibió el premio Olimpia de Plata como mejor atleta de la temporada. Y el periodista Luis Morillas escribió en aquella oportunidad:

Luis Migueles nació en la ciudad de Santa Fe donde sus padres, Oscar Alfredo Migueles y Sara Esther Matey Doret, ambos entrerrianos, habían ido en busca de un mejor trabajo. Antes de cumplir el año, la familia regresó a San Salvador, partido de Colón, donde Luis Antonio cursó sus estudios primarios. Sus comienzos atléticos fueron en pruebas de calle en San Salvador (“Capital Nacional del Arroz”), al no contarse con pistas, luego de haber jugado fútbol en el Club Unión y Fraternidad. Allí el técnico Jorge Carrasco le aconsejó que incursionara en el atletismo, al ver sus condiciones naturales. En 1978 se anotó en pruebas de fondo, llegando hasta los 18 kilómetros. Entre 1979 y 1983 fue conducido por el profesor Elvio Enrique y desde 1984, ya en la Capital Federal, lo hace Rodolfo Barizza”.

Después llegarían sus tiempos de mayores, sus giras internacionales, sus residencias en Praga y Madrid entre otras. Y su actualidad, la que lo tiene como uno de los entrenadores más reconocidos de nuestro medio y más apreciados por sus cualidades humanas.

Su campaña

Mejores marcas personales

400 metros llanos          48.34    1          CNC     Buenos Aires    12.12.1992

800 metros llanos          1:46.01 4          PTS      Bratislava CZE  14.06.1986

1.000 metros llanos       2:21.9                          Praga CZE        07.05.1986

1.500 metros llanos       3:45.29 3                      Rio de Janeiro   18.09.1990

Pista cubierta

800 metros llanos          1:49.00 5h5       WI        Sevilla   ESP     08.03.1991

1.000 metros llanos       2:23.31 8rB                   Madrid ESP      13.02.1991

Sus registros de 800 y 1000 metros, tanto al aire libre como en pista cubierta, son los actuales récords argentinos.

N° 1 mundial junior

En 1984, con su marca de 1m.47s.14 conseguida en el torneo Orlando Guaita en Santiago de Chile, fue el N° 1 del ránking mundial junior de esa temporada sobre 800 metros.

Ese registro todavía constituye el récord nacional de la categoría (u20).

Todos sus récords argentinos en mayores

800 metros (marca anterior 1m48s5 Pedro Cáceres en 1979)

1m47s7            el 24.10.84 en Concepción CHI

1m47s14          el 28.10.84 en Santiago CHI

1m46s90          el 15.9.85 en Santiago CHI

1m46s01          el 14.6.86 en Bratislava CZE

1000 metros (marca anterior 2m24s4 Eduardo Balducci en 1957)

2m21s9            el 7.5.86 en Praga

Sus 20 mejores performances en 800 metros llanos

1m46s01          4          PTS      Bratislava CZE              14.06.1986

1m46s65          2                      Andújar ESP                 08.09.1990

1m46s90          1          SamC   Santiago CHI                15.09.1985

1m46s91          9                      Dijon FRA                     31.06.1992

1m46s97          2          IbAm    Manaus BRA                16.09.1990

1m47s02          2          PTS      Bratislava CZE              13.06.1987

1m47s14          1          Guaita  Santiago CHI                28.10.1984

1m47s18          4                      Getxo ESP                   30.07.1990

1m47s29          1                      Alcalá ESP                   22.06.1991

1m47s3            1                      Rieti ITA                       21.06.1994

1m47s34          1                      Banka Bystrica CZE      06.06.1987

1m47s35          1          SamC   Sao Paulo BRA             11.10.1987

1m47s4            1                      Santa Fe                      18.08.1985

1m47s49          4                      Budapest HUN              06.06.1987

1m47s60          1                      Praga CZE                    19.05.1987

1m47s66          2                      Praga CZE                    24.06.1986

1m47s7            1                      Concepción CHI            24.10.1984

1m47s73          1                      Jerez ESP                    18.09.1990

1m47s86          1                      Praga CZE                    23.06.1987

1m47s91          1          Guaita  Santiago CHI                19.05.1985

Sus títulos nacionales

Menores

1980 en Jujuy: 1.500 (4:17.6)

1981 en Resistencia: 1.500 (4:04.3), 3.000 (9:00.0)

         En Santa Fe: cross country

Juveniles

1982 en Buenos Aires: 800 (1:53.91), 1.500 (3:56.39)

1984 en Buenos Aires: 800 (1:50.49), 1.500 (3:49.5)

Mayores

(Migueles, con 8 títulos, es el máximo ganador de los 800 metros en el historial de los Campeonatos Argentinos)

1984 en Santa Fe: 800 (1:50.90), 1.500 (3:50.5)

1985 en Buenos Aires: 800 (1:52.2), 1.500 (3:50.6)

1986 en Buenos Aires: 800 (1:51.45)

1987 en Buenos Aires: 800 (1:51.55)

1988 en Santa Fe: 800 (1:50.78)

1989 en Buenos Aires: 800 (1:51.53)

1992 en Santa Fe: 800 (1:50.6) y posta 4×400

1993 en Buenos Aires: 800 (1:50.87)

Campaña internacional

1982. Juegos Odesur (Santa Fe) 800 metros (4° con 1:52.89)

1983. Campeonato sudamericano (Santa Fe) 800 metros (4 con 1:50.7) / Campeonato Sudamericano junior (Medellín) 800 metros (1° con 1:51.10) y posta 4×400 83°)

1984. Panamericano Junior (Nassau) 800 metros (2° con 1:48.67) y 1.500 metros (2° con 3:50.93)/ Campeonato Sudamericano junior (Caracas) 800 metros (1° con 1:48.9), 1.500 metros (1° con 3:53.01) y posta 4×400 metros (4°)

1985. Mundial Indoor (París) 800 metros (5h con 1:53.89) / Campeonato Sudamericano (Santiago de Chile) 800 metros (1° con 1:46.90) y posta 4×400 metros (2°)

1986. Iberoamericano (La Habana) 800 metros (3 con 1:49.19) / Juegos Odesur (Santiago de Chile) 800 metros (2 con 1:48.00)

1987. Mundial Indoor (Indianápolis) 800 metros (6h2 con 1:51.03) / Campeonato Mundial (Roma) 800 metros (6h3 con 1:49.52) / Juegos Panamericanos (Indianápolis) 800 metros (4h2 con 1:49.45, 6s2 con 1:51.02) / Campeonato Sudamericano (Sao Paulo) 800 metros (1° con 1:47.35) y posta 4×400 (3°)

1988. Iberoamericano (México) 800 metros (6 con 1:52.34)

1989. Mundial Indoor (Budapest) 800 metros (6h3 con 1:51.58)

1990. Iberoamericano (Manaus) 800 metros (2 con 1:46.97)

1991. Mundial Indoor (Sevilla). 800 metros (5h5 con 1:49.00) / Campeonato Mundial (Tokio) 800 metros (6h3 con 1:51.42) / Juegos Panamericanos (La Habana) 800 metros (3h3 con 1:48.20, 8 en la final con 1:48.86)

1992. Iberoamericano (Sevilla) 800 metros (5 con 1:48.61)

1993. Mundial Indoor (Toronto). 800 metros (6h3 con 1:51.03)/ Campeonato Sudamericano (Lima) 800 metros (2° con 1:52.12) y 1.500 metros (4° con 3:54.9)

]]>
FINALIZO LA CAPACITACIÓN DE MONTAÑA TRAIL y ULTRADISTANCIA https://www.cada-atletismo.org/capacitacion-montana-trail-ultradistancia/ Sun, 14 Jun 2020 22:15:17 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22286 CAPACITACIÓN DE MONTAÑA TRAIL y ULTRADISTANCIA

Hoy 14 de junio a las  18.00 se realizó la ceremonia de clausura de la capacitación de Montaña, Trail y Ultradistancia que organizada por la CADA y Coordinada por Diego Dadin (Comisión de Montaña, Trail y Ultra distancia de la CADA) y Omar Da Silva (Area de Capacitaciones), con responsabilidad de las trasmisiones por parte de German Paternoster Secretario General de la CADA.

Un  destacado grupo de disertantes integrado por Carlos Miguel Torena, Fernando Diaz Sanchez, Fabian Campanini, Manuel  Mendez y Diego Dadin, que tuvieron al frente de la tarea de capacitar y actualizar a 654 personas de distintos rincones del país y de algunos otros países.

También en el montaje y seguimiento de la capacitación estuvieron involucrados los coordinadores regionales: Manuel Avellaneda (NOA y NEA) Patricia Macaulife (Centro y Cuyo), Patricia Nadal (Buenos Aires y CABA) y Simón Bentacour (Patagonia Sur y Norte).

El Secretario de Actividades Atléticas Juan Alberto Scarpin y el Presidente Daniel Sotto, destacaron la importancia de la actividad para la especialidad y para el atletismo en general y agradecieron la labor realizada  de todo el equipo involucrado y los deseos de que la gran cantidad de participantes hayan cumplido sus expectativas.

CAPACITACIÓN DE MONTAÑA TRAIL y ULTRADISTANCIA
]]>
ENTREVISTA A MAXIMILIANO DIAZ https://www.cada-atletismo.org/entrevista-a-maximiliano-diaz/ Sun, 14 Jun 2020 14:11:53 +0000 https://www.cada-atletismo.org/?p=22282 En una nueva realización del programa que por el IG CADA realiza los días viernes bajo la coordinación de German Chiaraviglio el periodista Tomas Rodriguez Couto, estuvo el salteño Maximiliano Diaz, el líder de la prueba de salto triple de Argentina desde hace una década. Pueden ver el vídeo aquí:

]]>