El orgullo de la familia Osorio

Fuente: Comité Organizador BA 2018

Gustavo Agustín Osorio se quedó con la medalla de plata en el lanzamiento de jabalina en Buenos Aires 2018 tras realizar su mejor marca personal. En la primera jornada obtuvo un registro de 76,03 metros y tres días después alcanzó los 74,25. Creyó que era tercero, pero descubrió minutos después de lanzar que se quedaría con el segundo lugar del podio. “Pensé que el checo me había pasado. Miré la pantalla, vi que quedé segundo y fue mucha más alegría de la que tenía”, admitió.

Es un atleta muy regular, va de a poquito. No es un chico que hace pasos agigantados”, destacó Gustavo Osorio (padree) sobre su hijo Agustín, a quien entrena desde pequeño. Un día el hoy subcampeón olímpico de la Juventud recogió su primera jabalina en el campo de la ciudad de Marcos Paz en el que su padre había iniciado su escuela de entrenamiento y nunca más se detuvo.

Osorio fue el entrenador que llevó a Braian Toledo a la medalla de oro en Singapur 2010. “Es como el oro, porque tenés doble función. Es muy lindo saber que el método y el trabajo que hacemos tiene sus frutos”, recordó. Y agregó emocionado: “Que de tres ediciones olímpicas, en dos haya habido atletas míos formados desde abajo es demasiado”.

Los tres medallistas del lanzamiento de jabalina. (Foto: Pablo Elías/Buenos Aires 2018)

“Quiero batir el récord mundial de juveniles”, adelantó el ganador de la medalla de plata. A futuro piensa en los Campeonatos Sudamericano y Panamericano de atletismo Sub 20 y el Mundial de la categoría en 2020, en Nairobi. Los Juegos Olímpicos de Tokio están lejos y apuntan todos sus cañones a Paris 2024, donde llegará con 23 años.

El finlandés Topias Laine sorprendió al público al conseguir un inédito registro personal de 78,85 metros para quedarse con el título Olímpico. “No sé cómo lo hice. Apuntaba a esta competencia, pero ni en entrenamientos lancé tan lejos”, reconoció.

Es difícil para los europeos tener el mejor rendimiento tan tarde en la temporada”, admitió el campeón. Los resultados no parecen indicar eso, ya que el checo Martin Florian, el medallista de bronce, también obtuvo su mejor marca individual en la última jornada del atletismo, con 76,24 metros.

Foto: Gustavo Osorio, por Oscar Muñoz Badilla