Chiappe marcó el ritmo en Concepción

La reciente etapa argentina del Grand Prix Sudamericano de Atletismo, en la flamante pista sintética de Concepción del Uruguay, dejó varios aspectos relevantes. Uno de ellos fue la consolidación de nuevos valores de calidad (como Joaquín Gómez, Joaquín Arbe o José Zabala, por ejemplo). Otro, la progresión de atletas que pueden tener un valor relevante en los Juegos Olímpicos de la Juventud, en octubre en Buenos Aires (como Pablo Zaffaroni en garrocha, Nazareno Sasia en bala y disco, Luciano Méndez en salto triple o Julio Nóbile en martillo). Pero también, para este balance, resalta el nuevo récord argentino absoluto que Fiorella Chiappe logró en los 400 metros con vallas.

Su marca de 56 segundos y 8 centésimas la acerca a ciertos niveles internacionales de esta especialidad y además, iguala el récord sudamericano sub 23 que la brasileña Perla Regina dos Santos mantiene desde hace quince temporadas. En el historial global sudamericano, este registro ubica a Chiappe en el 6° puesto, con firmes posibilidades de mejorar a corto plazo, si tenemos en cuenta que hace poco tiempo que aborda esta especialidad.

Chiappe nació hace 22 años en Barcelona, donde se había radicado sus padres por razones profesionales y comenzó a practicar atletismo a los 6 en el centro municipal de Benicarló, en la Comunidad Valenciana. Cuando ella tenía 13 se volvieron definitivamente a nuestro país y Fiorella siempre representó a la Argentina en las competiciones internacionales. Se destacó por su versatilidad para las pruebas atléticas y consiguió un brillante 6° puesto en el heptathlon del Campeonato Mundial u18 de Donetsk, en 2013, con récord sudamericano de 5.495 puntos.

Siguió con las pruebas combinadas y a los pocos meses fue medalla de plata -compitiendo contras las mayores- en los Juegos Odesur, en Santiago de Chile, para obtener en 2015 el título sudamericano u20 y el subcampeonato panamericano. Y el año pasado, en Buenos Aires, reunió 5.815 puntos, batiendo el récord nacional absoluto que la recordada Ana María Comaschi mantenía desde 1992.

Algunas lesiones habían frenado su progresión, al menos en la medida que ella esperaba. Y desde entonces -bajo la guía del DT Carlos “Yoyo” López en Gimnasia y Esgrima, donde también entrena el recordman nacional de los varones Guillermo Ruggeri- Chiappe se concentró en los 400 metros con vallas. En junio del 2017 logró la medalla de bronce de esta prueba en el Sudamericano de Asunción con su mejor marca hasta entonces, 57s02.

Y ahora inició con todo un 2018 donde sus objetivos están en los Juegos Odesur de Cochabamba y en el Iberoamericano de Trujillo. El 1 de marzo, en Mendoza, corrió los 400 vallas en 56s74 y una semana más tarde, en Buenos Aires, concretó su mejor marca en 400 llanos con 54s33. Ahora llegó el récord nacional. Y una gran perspectiva de mejoría. En la pista de Concepción, cerró su participación avanzando nuevamente sobre 400 llanos, donde marcó 53s.98, que la ubican entre las mejores del historial.