Todas las entradas de: Prensa CADA

Bárzola y Casetta, en la temporada de cross en España

Belén Casetta, finalista mundial y recordista sudamericana de los 3.000 metros con obstáculos, inició su gira europea de invierno y logró el 2° puesto en el 37° Cross Villa de Quintanar, en España, este domingo 20 de enero. Casetta empleó 32m.46s para escoltar a la atleta local Ana Espejo (32m05s).

En la prueba masculina participó otro argentino y representante olímpico de maratón, Miguel Angel Bárzola, quien ocupó el cuarto puesto. Se impuso El Hassan Oubaddi con 30m15s.

Nuevo triunfo de Marcos Julián Molina, ahora en Mar del Plata

El entrerriano Marcos Julián Molina, una de las revelaciones de las pruebas de fondo en los últimos tiempos, logró los 10 km. Toledo en Mar del Plata con 30m52s, seguido por los locales Marcelo Michia (30m53s) y Mariano Mastromarino (31m06s). En damas, la recordwoman nacional de medio maratón Florencia Borelli ganó con 35m12s, aventajando por 2m a su hermana Mariana.

Para Molina y Mastromarino la prueba formó parte de la preparación hacia el Maratón de Sevilla, del próximo 17 de febrero. Ambos también estuvieron compartiendo sesiones de entrenamiento en dicha ciudad, siempre con el objetivo de esa carrera en España. Marcará el debut en la distancia para Molina, quien el año pasado logró el Campeonato Argentino de medio maratón. Ahora había iniciado la temporada con un triunfo en los 10 km. de Concordia.

José Zabala debutó en pista cubierta, en Valencia

Como parte de su gira por España -había comenzado con una prueba de cross- José Zabala participó este viernes 18 de enero en los 3.000 metros llanos del Gran Premio de Valencia, en el estadio Lluís Puig. Zabala marcó 8m.31s.87 y ocupó el 13° puesto en una carrera de alto nivel, con los seis primeros por debajo de 8 minutos y victoria del local Antonio Abadia en 7m47s60,s eguido por José Gómez con 7m48s76.

La promisoria juvenil Guillermina Cossio

Murphy es una pequeña localidad santafesina, 150 km al oeste de Rosario y a pasos (20km) de la más conocida Venado Tuerto. Allí, en Murphy surgieron destacados deportistas, algunos -hoy- de fama mundial como Mauricio Pocchettino, el DT del Tottenham británico, en cuyo equipo también está otro jugador surgido de la misma ciudad (y convocado para nuestra Selección), Paulo Gazzaniga. Ex jugadores como el volante Bisconti o los mellizos Andrés Desábato (arquero en Platense) y Leandro Desábato (volante en Vélez) también surgieron de Murphy, donde se destaca la tarea formativa en los deportistas, así como el seguimiento en la escuela que se realiza sobre los chicos. Uno de los maestros formadores en aquellos futbolistas es Tito Cossio, el padre de la figura atlética de la región: Guillermina Cossio.

Nacida el 16 de noviembre del 2000 en Venado Tuerto, pero siempre residente en Murphy -donde además es una calificada estudiante, abanderada de su colegio-  Guillermina es la más promisoria velocista del país. En la pasada temporada estableció el récord nacional “junior” de los 100 metros, que colocó en 11s.70 durante el Grand Prix Julia Iriarte, en Cochabamba, en la misma carrera en la cual Victoria Woodward ganó con la marca nacional absoluta. Guillermina, que ya representó al atletismo argentino en los Mundiales u18 y u20, tiene aún otra temporada para seguir fogueándose entre las juniors, antes de dar su paso a la categoría superior.

Con el gran apoyo de su padre Guillermo -otro ex futbolista- y su entrenador Andrés Giovanetti, recorre diariamente la ruta de Murphy a Venado Tuerto, donde entrena, representando al Círculo y Biblioteca Amigo de los Niños. Recibió la distinción “Venado Dorado” como la deportista más destacada de la zona. Contó que “empecé con el atletismo cuando estaba en sexto grado del colegio. También practicaba patín, pero los resultados en atletismo se dieron enseguida, por lo que decidí entrenar con mayor dedicación”.

En 2016 se proclamó campeona nacional u18 en Rosario con 12s28 en 100 y 25s37 en 200, y debutó en el Sudamericano de la categoría, en Concordia, donde alcanzó el 7° y 5° lugar respectivamente en esas pruebas. Ese mismo año había concretado el doblete del sprint en el Nacional u20, en Mar del Plata.

En 2017 revalidó sus títulos de menores en Concepción del Uruguay (12s11 en 100, 24s77 en 200), sumando un tercero oro en la posta, y también concretó ese triplete en el Nacional u20 de Mar del Plata (12s41 en 100, 24s96 en 200). Participó en el Sudamericano u20 de Guyana -sexta en 100 y 200,  quinta con el relevo corto- y fue convocada para el Mundial u18 de Nairobi, en Kenia, donde avanzó hasta semifinales en los 100 metros (allí quedó sexta con 12s13) y también participó en la serie de 200 (quinta con 24s94).

Otra oportunidad mundialista, como citábamos, se dio el año pasado en Tampere (Finlandia), esta vez por la categoría u20, ocupando el sexto puesto en su serie de 100 metros con 11s83. En 2018 también retuvo las coronas nacionales de 100 y 200 en Mar del Plata (11s92 y 24s85) y fue subcampeona nacional absoluta de ambas pruebas (11s99, 24s21) en Rosario), además de asistir al Sudamericano u23 en Cuenca, donde ocupó le 7° lugar en la final de los 200 llanos.

En la serie del Nacional de mayores, en Rosario, se había apoderado de la marca argentina u20 con 11s82, que mejoró en una centésima en la serie de Cochabamba, el 13 de mayo, hasta dejarla en 11s70 con la competición final.

Guillermina Cossio es así, no solo un orgullo para su región, sino una de las firmes esperanzas en la nueva generación de atletas argentinos.

Otilio Rosa, gran figura en la velocidad

Por CANDELA MAZZONE / diario Clarín

Sus raíces son centroamericanas, pero hoy sus pies pisan fuerte en el país. Otilio Rosa nació hace 21 años en República Dominicana y a los 9 desembarcó con su familia en Quilmes. En la ciudad bonaerense encotnró hogar, amigos y descubrió sus virtudes en el atletismo. En 2018 obtuvo la medalla dorada de los 200 metros llanos durante el Campeonato Sudamericano u23, una distinción que no había logrado ningún velocista argentino en el historial de ese certamen.

Mi mamá vino a la Argentina porque nos quería dar una vida mejor. Acá empecé, además del colegio, a practicar atletismo. Como me fue bien y demostraba muchas ganas de crecer, a los 16 me probé en el Club San Lorenzo”, cuenta Rosa, quien encabeza el ránking nacional absoluto de 100 y 200 metros.

Durante las últimas cuatro temporadas demostró sus cualidades y fue uno de los mejores en las categorías juveniles. Sin embargo, recién pudo empezar a representar a la Argentina en septiembre de 2018 al obtener la nacionalidad. Y enseguida debutó en Cuenca.

“Me gustó mucho el atletismo. Cuando empecé, vi que podía conocer muchos lugares a través del deporte”, cuenta. Y destaca el gran apoyo de su entrenador Ricardo Gaviola: “Me llevo muy bien con él, fue quien confió en mí desde el primer momento. Lo quiero mucho, es como mi segundo padre. A la mañana hago acondicionamiento físico, voy al gimnasio y a la tarde, las pasadas”.

Otilio Rosa también recibió el premio Jorge Newbery como mejor atleta del 2018 en el ámbito metropolitano: “Fue una alegría muy grande por el esfuerzo que uno hace día a día. Y me da motivación”.

Ahora sus objetivos son el Campeonato Sudamericano de mayores y clasificar para los Juegos Panamericanos, ambos eventos en Lima.

“Me encantaría dedicarme a pleno al atletismo, me estoy formando para eso. Tengo el apoyo de mi mamá y el deporte también me permitió conocer gente y hacer de muchos amigos”, señala.

 

Ficha técnica

. Otilio Rosa nació el 7 de octubre de 1998. Sus mejores marcas son 10s.45 en 100 metros (lograda el 25 de marzo de 2018 en Concepción del Uruguay) y 21s.06 en 200 (el 30 de septiembre de 2018 en Cuenca). Así se ubica 7° y 5° respectivamente en el ránking nacional permanente, además de encabezar los ránkings nacionales de ambas pruebas en esa temporada.

. Su marca de 200 metros, además, le permitió igualar el récord nacional u23 que había establecido Carlos Gats en 1990.

. En esa misma distancia también posee un registro de 20s.81 con viento a favor (2,6 ms), logrado el 31 de marzo pasado en Buenos Aires.

. En su debut internacional por la Argentina, en el Sudamericano u23 de Cuenca, además de ganar los 200 metros con 21s06 fue subcampeón de 100 metros con 10s50, e integró los relevos 4×100 y 4×400 que lograron cuartos puestos.

. En 2016 compitió en el Nacional u20 en Mar del Plata, donde ganó los 200 metros y la posta 4×100 de FAM, y fue subampeón de 100.

. En 2017 en el Nacional de la misma categoría y también en Mra del Plata, logró los 100 metros y la posta corta, y fue subcampeón de 200. Ese mismo año se destacó en el Nacional u23 de Rosario con tres títulos: 100 y 200 metros, y posta 4×100. Sus mejores marcas al despedirse de la categoría juvenil eran 10s.69 en 100 y 21s.22 en 200.

. En 2018 participó en el Nacional de mayores en Rosario, donde ganó los 200 metros con 21s21 y escoltó a Matías Robledo en 100, quedando también subcampeón con la posta corta. Y en el Nacional u23 hizo doblete (10s45 en 100, 21s36 en 200) y medalla de plata con la posta corta.