Daiana Ocampo quedó 11a. en la San Silvestre

La campeona nacional de medio maratón Daiana Alejandra Ocampo participó este 31 de diciembre en la 94a. edición de la Travesía de San Silvestre, sobre 15 km. en las principales avenidas paulistas. Ocampo ocupó el 11° puesto de la clasificación femenina con s, siendo 54m54s así la mejor argentina del historial reciente de la prueba. Otra argentina, Marcela Cristina Gómez (radicada en Brasil), ocupó el 17° lugar con 56m38s.

La ganadora fue la joven keniata Sandafralis Tuei con 50m02s, seguida por su compatriota Pauline Kamulu con 50m19s y la etíope Mestawut Truneh con 52m45s.

En hombres, Federico Bruno sintió molestias después del kilómetro 5 y se limitó a terminar la prueba, en 52m31s. El ganador fue el etíope Belay Tilahun Bezabhe con 45m03s, superando a su compatriota (y ahora representante de Bahrein) Dawit Admasu por tres segundos. Admasu buscaba su tercer triunfo consecutivo. Otro etíope, Amdework Tadese, fue tercero con 45m13s.

Los mejores atletas locales fueron Giovani dos Santos en varones y Jennifer do Nascimento en damas, ambos octavos.

Lauro, “su” Trenque Lauquen y la etapa final de su campaña

Fuente: Diario Líder / y web Deporte Lauquen

Germán Lauro es un hombre sin tiempo. No es una metáfora de lo eterno, aunque bien podríamos denominarlo así también, es un hecho real. Entre los entrenamientos, los compromisos con sponsors, sus horas de estudio y sus actividades personales cuesta encontrar 15 minutos para acordar esta entrevista que viene dilatándose en los últimos días. Pero en esencia este gigante de más de 100 kilos nunca dejó de ser un chico de pueblo. Entonces no se embarcará para pasar año nuevo fuera de la ciudad sin antes levantar el teléfono y acordar el encuentro periodístico sin intermediarios, sin agentes de prensa, sin comunity manager ni nada por el estilo. Llama y acuerda “en 15 minutos nos encontramos”. La charla girará mucho sobre el pasado, de los 20 años de trayectoria, pero más de futuro, porque a los 34 años sabe que el tiempo por venir en la alta competencia es acotado y dice que comienza a hacerse la idea del retiro.

Lauro es el deportista de la era moderna más importante de Trenque Lauquen. Un atleta olímpico de los top ten; una estrella para los sponsors y la prensa nacional pero en el fondo, y volvemos sobre el concepto, nunca dejó de ser un chico de pueblo. Por eso, si bien se mueve como pez en el agua en la Gran Manzana neoyorquina o en los Campos Eliseos parisinos, a Germán nunca dejamos de verlo en la cola del banco, en la caja del supermercado, acompañando algún emprendimiento nuevo, poniendo su rostro o nombre para todo tipo de campaña solidaria o de bien público, siendo el embajador más importante de nuestro distrito.

Todo esto voy pensando camino a su casa, donde vive junto a sus padres cuando está en Trenque Lauquen. El mismo lugar donde lo entrevistaban cuando a finales de la década del 90 vendía pollos para pagarse los viajes para competir. 20 años después, alguna que otra final de Juegos Olímpicos encima y docenas de medallas colgadas de cuello, Germán abre la misma puerta.

-¿Cómo cerrás el año?

-Un año complicado y atípico porque casi no tuve competencia. Después de la operación tuve este 2018 casi sabático, la idea era empezar después de agosto pero una vieja lesión de rodillas me complicó y sólo pude tener una competición en el plano formal. Hubo que parar y volver a recuperar la rodilla. Después de 20 años me pasan facturas los años, tanto tiempo de entrenamiento se acumuló y a veces esto pasa, he llegado a esta edad bastante sano pero se dificultan las lesiones.

-Con este presente ¿cómo mirás el 2019?

-Hay tres competencias importantes para nosotros el sudamericano, el panamericano y el mundial. Sería bueno poder estar en las tres, pero hay que ver cómo responde el cuerpo, hemos tenido que modificar varias cosas para poder llegar.

-¿En qué instancia de tu carrera estás?

-Estamos en el final, estoy contando los últimos días. Este año sufrí mucho por las lesiones, para cualquier deportista enfrentar lesiones es algo que se sufre. Querés volver y aparece otra lesión y se hace complicado. Tengo 34 años. Era el más chico cuando empecé en el plano internacional y hoy soy el más grande. La mayoría de los atletas de alto nivel tienen menos de 28 años y eso se nota. Hoy la recuperación es más larga, no puedo entrenar de la misma manera que antes y vamos tratando de acomodarnos para hacerlo de la mejor manera posible.

Cuando miras para atrás ¿qué ves?

-En marzo serán 21 años. Se me pasaron volando, son un montón de recuerdos y más de la mitad de vida dedicada al deporte. Uno se va preparando para cuando tiene que dejar, vas viendo eso que hay menos tiempo adelante y más pasado. Al ser uno de los más viejos, ves que muchos se retiraron y la fecha se va acercando.

En esta etapa de tu carrera ¿cómo está la relación con tu ciudad?

-El deporte me dio un nombre y un reconocimiento que fui adquiriendo a través de obtener logros. Mi relación con Trenque Lauquen siempre fue la misma, soy un poco más conocido nada más. Yo me siento cómodo en mi ciudad, nunca me sentí diferente a nadie yendo al banco, al supermercado o cualquier lugar. Mi vida cotidiana nunca cambió.

Siempre hablás de Trenque Lauquen, en cualquier lugar del mundo donde estés.

-Es una ciudad que a mi me gusta. El que tuvo la suerte de viajar lo puede notar. Tener una ciudad modelo no es fácil. Uno siempre tiene algo para hablar de Trenque Lauquen, sentimos orgullo por las cosas positivas y el crecimiento de estos últimos 30 años. Tuve la suerte de conocer gente de afuera que se radicó en la ciudad y está maravillada. La ciudad me dio mucha alegría, hay gente que vio mis 20 años de carrera. El día que volvimos con Carlos Llera de los Juegos Olímpicos 2012 mucha gente nos estuvo esperando, hay gente que nos acompaña desde que vendíamos pollo en el CEF y muchos sin saber colaboraron para que pueda llegar a unos juegos olímpicos comprando pollo, yendo a una cena beneficio.

Creo que la gente rescata que sos el mismo chico de pueblo que vendía pollos en 1998 aunque hayas ganado muchos premios.

-Siempre traté de ser el mismo, siempre acá estuve cómodo. No tuve que inventar un personaje, siempre me mantuve en el mismo perfil, que sea más conocido no me hace distinto a nadie, más aún a veces me da vergüenza que todos me conozcan.

-¿Sentís como una presión que muchos chicos se referencian en vos?

-Está bueno sí, no es una presión eso. Una de las cosas que pudimos demostrar con Carlos es que un chico cualquiera de Trenque Lauquen pudo llegar a la final de los Juegos Olímpicos, y ese es el mensaje. Un chico que lo ve de afuera puede pensar “yo también puedo llegar, si éste lo hizo por qué yo no”. Nosotros queríamos mostrar eso, que un chico del interior con esfuerzo, entrenamiento y dedicación podía alcanzar esos objetivos y eso es una referencia para los chicos. Fue una lástima que en 2002 cuando me fui de la ciudad se perdió ese grupo de jóvenes que estaba entrenando. Hoy se está rearmando y me parece muy bien.

Antes dijiste que te estabas preparando para la despedida. Más allá de lo deportivo ¿cómo se prepara la persona para el adiós al deporte?

-Preparándome es una manera de decir, siempre es complicado en Argentina. Estoy estudiando quiero terminar la carrera de contador. Como en el 2018 no competí aproveché y adelanté materias. Tengo muchas propuestas de diferentes cosas pero no sé qué es lo que haré el día de mañana. Tengo propuestas en lo local y en otras ciudades. Directa o indirectamente voy a seguir vinculado al deporte, no será fácil desprenderse de esto.

Sos un referente del distrito y la gente te ve de esa manera. ¿Cuál es el deseo para estas fiestas para la comunidad?

-Le deseo a los vecinos un 2019 lo mejor posible, venimos en épocas complicadas les deseo el mejor año y hay que seguir remando y trabajando para salir adelante.

Entonces la entrevista se termina. Germán habla un poco de la ciudad, del viaje que hará, de las fiestas, de algún familiar y de esas cosas que hablamos nosotros en los pueblos, el lugar del que nunca se fue Germán Lauro.

Fondistas argentinos, sobre las avenidas paulistas

La Travesía de San Silvestre, por las principales avenidas de Sao Paulo, constituye la carrera de calle de mayor tradición y popularidad en nuestra región. Este lunes 31 de diciembre, cerrando la temporada, volverá a desarrollarse sobre un trayecto de 15 kilómetros y entre los participantes estarán dos de los atletas argentinos de mejor rendimiento en los últimos tiempos: el mediofondista Federico Bruno (recordman nacional de 1.500, y con incursiones en fondo en los últimos meses) y Daiana Ocampo (campeona nacional de 21k), quienes llegan a Sao Paulo con una gestión del entrenador Jorge Basirico.

La San Silvestre ya cumple 94 ediciones, fue instaurada en 1925 por el entonces director del diario La Gazeta Esportiva, Casper Libero, y tomó carácter internacional desde 1945, mientras que la competición femenina comenzó tres décadas después. A lo largo de ese notable historial convocó a los mejores fondistas del mundo, incluyendo campeones olímpicos de maratón como Emil Zatopek, Abebe Bikila, Frank Shorter o Carlos Lopes y otros supercampeones del fondo como el ruso Vladimir Zatopek, el finés Lasse Viren, el belga Gaston Roelants y -en tiempos más recientes- el keniata Paul Tergat.

La San Silvestre también está asociada a algunos de los momentos más gloriosos de nuestro atletismo de fondo ya que el gran Osvaldo Suárez -fallecido este año- fue el primer atleta que consiguió ganarla en tres oportunidades consecutivas: 1957, 1958 y 1959. En aquella oportunidad se desarrollaba sobre 7,4 kilómetros y los triunfos de Suárez cimentaron su popularidad, lo convirtieron en un verdadero ídolo del deporte argentino. Suárez ya había logrado el segundo lugar en 1957 y siguió participando en la década siguiente, alcanzando el 8° puesto en 1963, el mismo año en el que había mantenido su doblete dorado (5000-10000) en los Juegos Panamericanos, también en Sao Paulo.

Otros fondistas argentinos de su generación alcanzaron a insertarse en el top ten de la San Silvestre, como Pedro Caffa (4° en 1947), Rcardo Bralo (3° en 1948), Luis Sandobal (4° en 1957 y 7° en 1959), Juan Doroteo Miranda (6° en 1955 y 10° en 1952), Walter Lemos (9° en 1958), Alberto Ríosos (8° en 1960 y 10° dos años más tarde) y Domingo Amasion (9° en 1961). Recién la generación de Antonio Silio y Juan Pablo Juárez volvió a producir el protagonismo argentino allí. Fue en 1986, cuando el ecuatoriano Rolando Vera inauguró su serie victoriosa y Silio se ubicó 7°, un puesto por delante de Juan Pablo, en un recorrido de 12,6 km. El “tucu” Juárez también logró el décimo puesto en las dos ediciones siguientes, mientras Silio fue 7° en 1990, cuando se impuso el mexicano -y recordman mundial de 10 mil metros- Arturo Barrios.

Fiorella Chiappe representará al Barcelona en España

Fiorella Chiappe, la mejor atleta argentina en esta temporada 2018 con su récord nacional de 400 metros vallas y sus títulos en los Odesur y el Iberoamericano, representará al famoso FC Barcelona en las competencias interclubes de España.

Vicente Egido, delegado de atletismo de dicho club, le expresó al diario La Nación que “Fiorella tiene un gran potencial y viniendo de las pruebas combinadas, es una atleta muy completa”.

Fiorella se había destacado en el heptathlon, donde también batió el récord nacional que Ana María Comaschi mantenía desde hacía más de 26 años.

El plantel atlético del FC Barcelona cuenta, entre sus estrellas, con la campeona mundial y subcampeona olímpica del salto triple, la venezolana Yulimar Rojas. Fiorella Chiappe representará al Barcelona en la Copa de la Regina, en la Liga Iberdrola y, si puede dentro de su calendario, en la final de la Liga catalana.

En la Argentina, ella entrena bajo la conducción técnica de Carlos “Yoyo” López y representa a Gimnasia y Esgrima. Cursa sus estudios de Educación Física en el Instituto José Ingenieros, de Obras Sanitarias.

Federico Bruno participará en la San Silvestre

Fuente: Diario Río Uruguay

La 94° edición de la carrera Internacional de San Silvestre, se llevará a cabo el próximo 31 de diciembre, en San Pablo – Brasil-, largando y llegando en la Avenida Paulista. La prueba atlética de 15 kilómetros reunirá a más de 30 mil atletas, entre los que se destaca el bicampeón Dawitt Admasu, etíope que ahora compite por Barehin que se llevó la victoria en 2014 y 2017.

Entre los corredores  estará el argentino Federico Bruno, para largar desde las 9 de la mañana junto al pelotón de elite masculino y los atletas generales. Bruno viene de una serie de victorias en pruebas de ruta como los 10 km de Montevideo, el medio maratón de Neuquén y el Campeonato Argentino de 10 km en  San Isidro.

Le contó a Diario Río Uruguay cómo se gestó que pueda ser parte de uno de los eventos más importante del mundo.
“La gestión fue por Jorge Basiricó. Vi la posibilidad de ir porque es una de las carreras más importante del mundo”, además de “tener el dorsal elite y estar en el hotel con los africanos y los mejores corredores, era una experiencia y una oportunidad que no podía perder”.

En cuanto a sus expectativas para la competencia de 15kilómetros, el atleta olímpico resaltó que “por mi experiencia y por las carreras que ya corrí me veo bien, que puedo luchar pero siempre corriendo con inteligencia, tranquilo, analizándola y estudiándola durante el transcurso porque es una competencia dura por el clima, con mucha humedad y el circuito con pendientes muy duras”.

Para Bruno “es difícil pero no imposible el poder entrar en el top diez”, teniendo en cuenta “como corrí en noviembre con las buenas sensaciones y varios kilómetros acumulados”. Subrayando que “ahora voy a descargar y llegar descansado para poder pelear por llegar entre los diez primeros y si es posible entre los cinco primeros, ya que me veo con la capacidad pero habrá que luchar bastante porque ahí está el mejor nivel del mundo”.

Por otra parte, el pentacampeón de la Maratón de Reyes hizo una valoración de su 2018, diciendo que “fue un año que arranqué con el pie derecho y muchas ganas”. Indicando que “bajé los 29 minutos en 10 kilómetros en Madrid, gané la Maratón de Reyes y San Silvestre, encaré competencias de Cross en España”, como así también logró bajar los 8 minutos en los 3000 metros en el Mundial de Pista Cubierta en Gran Bretaña, entrando en la 13° posición.

El campeón sudamericano contó que luego de su participación en el Mundial Indoor, “empezó la pesadilla con una fisura del tobillo que no me dejó seguir preparando la temporada de verano en Europa”, lamentó Bruno. Resaltando que “llegué a los Juegos odseur sin poder expresar mis entrenamientos al cien por ciento”, donde consiguió una medalla de bronce en los 1500 metros en la altura de Cochabamba, Bolivia. “Después tuve que parar y en octubre arrancar con el ciclo de calle”.

Luego de recuperarse de su lesión, el atleta de Concordia recalcó que “la lesión me puso fuerte mentalmente para encarar la última parte del 2018”, donde logró conseguir importantes victorias en pruebas de calles. También detalló que “en 2019 después de una dura y semejante preparación estaré en el Mundial de Cross”, el mismo tendrá lugar en Dinamarca, en el mes de marzo.

Entre otros objetivos del 2019, el concordiense precisó que “voy a correr el Sudamericano con expectativa de medalla, voy a encarar un 5000 y 10000 en pista que será en Estados Unidos”, además “de los Juegos Panamericanos de Lima”.