Mastromarino compite en los 21k de Berlín

El atleta marplatense y representante olímpico Mariano Mastromarino -medalla de bronce en el maratón de los Juegos Panamericanos 2015 en Toronto- vuelve al escenario internacional, este domingo 2 de abril. Después de un ciclo de preparación en la altitud de Cachi (Salta), Mastromarino irá en búsqueda de su mejor registro personal en el medio maratón, ya que participará en la carrera de Berlin, considerada una de las más veloces del circuito.

Mastromarino tiene como mejor antecedente 1h.04m.35s, que logró hace un año en el Mundial de Cardiff (Gales), donde ocupó el 33° puesto.

Los 21k de Berlín reunirán a 34.004 correredores, siendo así la mayor prueba de Alemania en esta distancia. SE trata de la 37a. edición y la lista de participantes es encabezada por los keniatas: Gilbert Masai (59m31s en Copenhague 2016), David Kosgei (2° en 2015 en Berlin con 2015), Reuben Lima (1h00m53s como mejor antecedente) y Daniel Chebii. Este tiene una marca de 59m49s en Italia y fue animador de dos ediciones anteriores en la capital alemana: tercero en 2011, quinto en 2014. Entre las damas, estará la keniata -ahora representante de Holanda- Elizeba Cherono, ganadora el año pasado y cuyo mejor antecedente es 1h10m10s. Entre sus principales rivales figura la keniata Edith Cherlimo (1h09m45s).

El día que Brian Oldfield brilló en la Argentina

Por Luis Vinker

Durante esta semana, dos de los mejores lanzadores de bala en el historial sudamericano -el argentino Germán Lauro y el brasileño Darlan Romani, ambos finalistas olímpicos- están animando la serie de Grand Pix, en la pista del CENARD. Y también estaba semana, acaba de fallecer en su natal Elgin (Illinois, EE.UU.) el lanzador estadounidense Brian Oldfield, a los 71 años. Justamente Oldfield fue autor de una página inolvidable en nuestros escenarios.

Esto ocurrió en octubre de 1980, cuando el CENARD acababa de inaugurarse -era la primera pista de material sintético en la Argentina, un sueño largamente postergado- y un grupo de “aventureros” (Tito Steiner, Walter Ditsch, Pedro Cáccamo) consiguieron organizar el más grande torneo internacional en nuestra historia. Vinieron numerosos campeones olímpicos, panamericanos y sudamericanos, con nombres que figuran entre lo más grande del atletismo mundial como Edwin Moses (que prolongó aquí a 57 triunfos consecutivos su increíble racha en los 400 metros vallas), la italiana Sara Simeoni (flamante campeona olímpica del salto en alto) o el discóbolo estadounidense Al Oerter (el primer hombre en la historia que ganó una misma prueba en cuatro ediciones consecutivas de los Juegos Olímpicos, algo que sólo pudo emular Carl Lewis en salto en largo).

En ese grupo de estrellas también se encontraba Brian Oldfield quien, finalmente, por sus 21.15 metros en lanzamiento de bala -casi increíbles para ver eso en aquella época en la Argentina- se llevó la Copa Clarín, que se otorgaba a la mejor actuación del torneo, denominado “Cuarto Centenario de la Ciudad de Buenos Aires”.

Oldfield queda en la historia atlética no sólo por sus marcas y sus actuaciones, sino por su irreverente personalidad, era un verdadero showman. Hay que imaginar las caras de asombro de los espectadores -y millones de televidentes- cuando se puso a fumar en medio de la final olímpica del lanzamiento de bala, en los Juegos de Munich (1972). También incursionó en espectáculos extraños, anticipos de los reality shows tan comunes en nuestros días, alternaba con la lucha libre y el boxeo, y llegó a ser sparring del propio Muhammad Ali. También fue un innovador en su especialidad, al desarrollar el estilo giratorio, algo que resultaba insólito en su momento para la prueba de bala.

Oldfield había crecido atléticamente en la East Tennessee State University. Y dio el gran golpe al llegar a  los citados Juegos de Munich: durante los “Trials” de Estados Unidos -que clasifican automáticamente a los tres primeros de cada prueba- Oldfield ingresó en el codiciado grupo, dejando afuera a Brian Matson, quien poseía la marca mundial con 21.78. En Munich, donde se impuso el polaco Wladislaw Komar, Oldfield terminó sexto.

Posteriormente, formó parte de la “troupe” que lanzó el primer circuito profesional del atletismo (International Athletics) y por eso permaneció al margen de las competiciones oficiales hasta fines de los 70. Consiguió su mejor registro de 22,86 metros el 10 de mayo de 1976 en El Paso, Texas, y esa marca -casi inaccesible para los lanzadores de hoy- lo ubica cuarto en el ránking mundial de todos los tiempos.

Ya reincorporado a las pruebas oficiales, y a medida que el profesionalismo comenzaba a ser aceptado, intentó clasificar nuevamente para los Juegos en 1980 y 1988, pero no lo consiguió. Y decidió su retiro.

Para nosotros queda aquel paso del 80, con su espectáculo y con una marca que -en nuestros escenarios- aún permanece inigualada.

Dahlgren se destacó en el GP homenaje a Lauro y García

Se desarrolló este jueves 30 de marzo el primero de los tres Grand Prix Sudamericanos que tendrá el circuito en Argentina en el escenario del Cenarad de Capital Federal. Como homenaje a las figuras olímpicas se llevó y con su participación el GP “Germán Lauro”, el finalista Mundial y Olímpico oriundo de Trenque Lauquén.
Germán Lauro obtuvo el segundo lugar en la prueba de lanzamiento de bala superando, por primera vez en la temporada la barrera de los 20 metros, con 20.07 en el quinto lanzamiento. El ganador fue el brasileño Darlan Romani con 20.46 y tercero fue el brasileño William Braido de Brasil con 18.59. Germán Lauro persigue la mínima para el Mundial de Londres establecida en 20 metros 50 centímetros, además de mantener su título en el Sudamericano, que esta semana se confirmó en Paraguay -estaba planificado en Cuenca-.
Otro olímpico con las mismas pretensiones fue Germán Chiaraviglio en el salto con garrocha, quien volvió en este Grand Prix a intentar el registro de 5.70, fallando en los tres intentos. Había superado 5.30 en el tercer intento y 5.50 –muy cómodo- en el primero, marca con la cual ganó el Grand Prix. Segundo fue el santafesino Rubén Benítez, nuevamente sobre los 5 metros y tercero Joaquín León de Perú con 4.60.
Sin duda la actuación más destacada de las figuras olímpicas Argentinas fue la de la capitalina Jennifer Dahlgren con 69 metros 22 centímetros en lanzamiento de martillo.
Dahlgren realizó la mejor actuación de las últimas temporadas, acercándose sustancialmente a los 70 metros y a la mínima del Mundial de Londres fijada en 71 metros.
También estuvo en acción la marplatense Belén Casetta, segunda en la distancia donde fue olímpica los 3000 metros con obstáculos con 9.54.35, detrás de la especialista chilena Tatiane Da Silva con 9.53.67 y tercera fue la campeona sudamericana U 18, la ascendente Clara Baiocchi con 10.53.34.
Por su parte la cordobesa Rocío Comba hizo podio en su especialidad del lanzamiento de disco con 54.04. Ganadora fue la brasileña Fernanda Borges 56.35 y segunda Karen Gallardo 54.55.
Los Grand Prix Sudamericanos continuarán el sábado y domingo con la presencia de los mejores especialistas Argentinos y prestigiosos invitados de los países del área.
Durante la jornada se homenajeó a los olímpicos que dan nombre a los Grand Prix, Germán Lauro y Alejandra García. La entrega de distinciones estuvo a cargo del presidente de la CADA, Juan Alberto Scarpín y el Subsecretario de Deportes Orlando Mocagatta.

Ruggeri y Chiappe brillaron en los 400 metros vallas

La serie de torneos del Grand Prix Sudamericano en el CENARD de Buenos Aires se inició este jueves 30 de marzo con el “Germán Lauro” y continuará el fin de semana con los meetings “Alejandra García” y “Profesor Hugo La Nasa”.

La presencia de figuras relevantes del área como los brasileños Darlan Romani, Thiago do Rosario André y Talles Frederico Souza Silva jerarquizó esta primera jornada.

Y uno de los grandes protagonistas, de relevancia para el atletismo argentino, fue Guillermo Ruggeri al ganar los 400 metros con vallas en 50s.36, delante del chileno Alfredo Sepúlveda (51s.06). Ruggeri, quien hasta hace poco había lucido como decatlonista, mostró sobresalientes condiciones para los 400 vallas sobre finales de la última temporada con 50s.85. Y su registro de esta tarde abre expectativas de cara al más antiguo de los récords argentinos vigentes, ya con casi medio siglo: los legendarios 49s.82 que Juan Dyrzka fijara durante los Juegos Olímpicos de México, en 1968.

La misma prueba, pero entre las damas, tuvo como figura descollante a la flamante recordwoman nacional del heptathlon, Fiorella Chiappe, al ganar con 57s99, delante de Valeria Barón (1m00s80, mejor personal). Chiappe estableció así el nuevo récord u23 de la Argentina, bajando los 58s90 que había logrado en diciembre pasado en el mismo escenario.

La prueba de lanzamiento de bala, tal como se esperaba, resultó de gran nivel con el ya clásico duelo entre dos hombres que se han ubicado en finales olímpicas. Esta vez prevaleció el recordman brasileño Darlan Romani (5° en Rio 2016) con 20,46 m., mientras que Germán Lauro -en el torneo en su homenaje- mostró que se va recuperando tras las lesiones que le afectaron en la pasada temporada y logró 20,07 m., quedando tercero otro ascendente brasileño, William Braido con 18,59 m.

El salto en alto vio en acción a Talles Frederico Souza Silva (viene de conseguir 2,30 m en su país) con destacables 2,22 m., dos centímetros mejor que el recordman venezolano Eure Yáñez, siendo tercero el local Carlos Daniel Layoy con 2,15 m.

Otra competición de alto nivel fue la de 800 metros llanos, con Thiago do Rosario André al frente en 1m46s26, seguido por su compatriota Lutimar Abreu Paes con 1m47s79. Enseguida, los argentinos con buenas marcas: Leandro París en 1m48s32, Franco Díaz en 1m50s09 y Federico Bruno -preparando los 1500- en 1m50s19, su mejor registro en las dos vueltas a la pista.

Jennifer Dahlgren cumplió una de sus mejores actuaciones de los últimos tiempos en el lanzamiento del martillo, al registrar 69,22 m. Su escolta, la brasileña Mariana Grasielly Marcelino, mejoró el récord de su país con 65,75 m. (tenía 64.90 desde el año pasado) y tercera fue la colombiana Eli Johana Moreno con 61.32. También la cuarta, la chilena Mariana García, estuvo por arriba de los 60 metros: sus 60.83 representan el récord nacional u20.

Y también se vieron a atletas olímpicas en lanzamiento del disco, con victoria de la brasileña Fernanda Raquel Borges (56.35), seguida por la chilena Karen Gallardo (54.55) y la argentina Rocío Comba (54.04). Brasil extendió su serie con Tatiana Raquel da Silva en los 3000 metros con obstáculos -delante de la campeona iberoamericana, la local Belén Cassetta con 9m54s35- y con el juvenil Tauan Lyra en salto en largo (7.44).

Entre las figuras argentinas más esperadas estaba Germán Chiaraviglio, quien pasó los 5,50 m. en garrocha, intentando luego -sin éxito- los 5.70.

El recordman nacional de los 110 metros con vallas Agustín Carrera volvió a correr por debajo de los 14 segundos, ganando en 13s93, delante del calificado especialista peruano Jorge McFarlane, ex campeón iberoamericano y que marcó 14s13.

Y el duelo de los 800 metros femeninos fue para la uruguaya María Pía Fernández con 2m08s53. El argentino Matías Robledo en 100 llanos con 10s67w y el colmbiano Jaime Dayron Márquez, con 74.11 en jabalina, también estuvieron entre los ganadores. En esta prueba no pudo participar -por una pequeña contractura- el recordman argentino Brian Toledo, mientras que su compatriota Facundo Baudano quedó cuarto con su mejor producción personal de 70.28 m.

La velocidad femenina fue para la recordwoman argentina Victoria Woodward con 11s69, seguida por Noelia Martínez en 11s80 (su mejor marca, con viento de 1,5 mps).

Presencias de lujo en los torneos del GP Sudamericano

Este jueves 30 de marzo a las 11.50, en la pista del CENARD de Buenos Aires, será inaugurado el meeting “Germán Lauro”, el primero de los torneos en dicho escenario por el Grand Prix Sudamericano (en las jornadas siguientes se harán el “Alejandra García” y el “Hugo La Nasa”).

La realización de estos eventos permitirá la vuelta del atletismo de primer nivel a territorio argentino. Y acaso como un merecido homenaje a Lauro -finalista olímpico y mundial de lanzamiento de bala en esta década- dicha prueba será una de las más atractivas del programa. Estará el propio Lauro y también el brasileño Darlan Romani (FOTO), autor de una sensacional performance con su quinto puesto en los Juegos Olímpicos de Rio, en agosto pasado. Otros nombres relevantes en la prueba serán los del boliviano Aldo González y el brasileño William Braido.

Germán Chiaraviglio, otro de los argentinos que también alcanzó finales olímpicas y mundiales en los últimos tiempos, y que acaba de iniciar su temporada con 5,60 m. en Santa Fe, estará en uno de los grandes duelos del salto con garrocha con el brasileño Augusto Dutra da Silva de Oliveira, entre otros.

Y completando el grupo de argentinos que alcanzó los máximos sitiales en los últimos tiempos (finalista en el Mundial Beijing 2015 y en los Juegos de Rio 2016), Brian Toledo iniciará sus competencias de este año ante fuertes rivales como el ex campeón mundial u18 Julio César Miranda de Oliveira, el colombiano Jaime Dayron Márquez y el paraguayo Víctor Fatecha.

El salto en alto promete ser uno de los grandes espectáculos de este jueves con la participación del ex finalista olímpico Wanner Miller (Colombia), los también olímpicos Chávez (Perú) y Talles Frederico Souza Silva (Brasil) ambos con antecedentes sobre 2,30 m., y el recordman venezolano Eure Javier Yáñez.

Entre los atletas argentinos que empezaron a brillar últimamente estarán la recordwoman de combinadas Fiorella Chiappe (ahora incursionando en los 400 vallas) y Guillermo Ruggeri quien, en la misma prueba, tendrá como rival al chileno Alfredo Emilio Sepúlveda, quien viene de ganar el GP Darwin Piñeyrúa en Montevideo, delante de Andrés Silva.

Otras atletas olímpicas de la Argentina que se darán ecita este jueves en el CENARD son la lanzadora de martillo y recordwoman sudamericana Jennifer Dahlgren, la ascendente Belén Casetta en los 3000 metros con obstáculos (afrontará la oposición de la brasileña Tatiana Raquel da Silva) y Rocío Comba en disco, donde volverá a encontrarse con sus clásicsa rivales con antecedentes sobre lso 60 metros: la chilena Karen Gallardo y la brasileña Fernanda Raquel Borges.

Los hermanos Javier y Jorge McFarlane, de Perú, animarán los 110 metros con vallas, como lo vienen haciendo en todas las competiciones del área de los últimos tiempos. Para los 100 metros llanos femeninos figura la olímpica ecuatoriana Narcisa Marisol Landazuri, al igual que la nueva recordwoman argentina Victoria Woodward. Y en los 800 metros, llega una poderosa dupla brasileña con Thiago do Rosario André (FOTO, acaba de clasificar para el Mundial) y Lutimar Abreu Paes, mientras que Argentina contará con el ascendente Leandro Paris y Franco Díaz.